Practice Director Oracle Consulting

Antonio Tormo

La función de la tecnología es aportar soluciones

"La formación interna es la clave de nuestra existencia, punto fundamental de nuestra organización y base de nuestro negocio"

Antonio Tormo dirige con éxito la división Oracle Consluting

Lunes, 06 de Noviembre de 2006
Desde la llegada de Antonio Tormo, la multinacional Oracle ha tenido un crecimiento exponencial en España. Este ingeniero industrial, especializado en consultoría, fue contratado para desarrollar una línea nueva, en la cual se aplicar la tecnología para crear soluciones de negocio. El éxtio ha sido enorme y Tormo nos explica, de forma muy senciilla, el porqué.

"Oracle se fundó basada en una tecnología que te permita hacer cosas nuevas"


"No puedes pasar de la edad de piedra al futuro. De ir con zapatillas a llevar un Ferrari. Debe haber un proceso de aprendizaje."


"La Oracle University tiene programas formativos para aquellos que quieran especializarse, como usuarios o como técnicos"


"No inventamos prácticamente nada, sino que ponemos en marcha las ideas que nos aportan nuestros usuarios"


"La visión que tienen los americanos es la de entender al cliente, ponerse en su piel y satisfacer sus necesidades"


Con el crecimiento de su departamento, podríamos decir que el trabajo para el que le contrataron ya se ha hecho

Sí, pero no he sido sólo yo. Ha sido toda la empresa. Yo soy una punta en el tema de servicios necesarios. La realidad es que todos los demás departamentos han hecho un esfuerzo y han logrado un nivel de crecimiento muy grande, como el encargado de aumentar el canal de distribución, los socios de negocios, la venta directa…El crecimiento ha sido exponencial en los últimos diez años.


¿No ha sido muy difícil hacer entender a los clientes el uso de la tecnología para crear soluciones de negocio?

Esta empresa se fundó basada en una tecnología que te permita hacer cosas nuevas. Su creador, Larry Ellison, fue el inventor de bases de datos relacionadas. Las soluciones de negocio, cuando tienes los datos relacionados como lo hace el cerebro, te dan una serie de oportunidades inmensas. Los técnicos son los primeros en verlo, pero como una herramienta. Pero no es una herramienta; se trata de una arquitectura de sistemas que te permite hacer una infinidad de cosas. Este es el salto cualitativo. Hablar con empresarios, gestores, clientes para que entiendan que no se trata del bit ni del byte, sino de cómo hacer negocios utilizando la tecnología.


Quizá ahora sea fácil de entender, pero hace unos años…

Cada época tiene su paradigma tecnológico. Hace 20 años no existía la ADSL y tener los ordenadores comunicados era complicadísimo. Se caían las comunicaciones. Después el paradigma pasó a ser otro, teniendo mucho que ver con lo se podían utilizar datos relacionados. Para el cliente es un tema de adaptarse a los tiempos y para nosotros, de ir delante del tiempo.


Ser ingeniero ayuda a entender todo esto mejor, aunque se trabaje después en el campo de los negocios

Sí, en mi caso, sí. Yo comencé pateándome una fábrica, entendiendo lo que era un máquina, una cadena de producción. Conocí la informática desde abajo, desde el control de procesos. Y esto me ayudó mucho a entender mejor las cosas.


¿Se pueden adaptar las empresas a tantos cambios tecnológicos?

No puedes pasar de la edad de piedra al futuro. De ir con zapatillas a llevar un Ferrari. Necesitas un curso de conducción, después uno de conducción avanzada. Debe haber un proceso de aprendizaje. También, se pueden contratar empresas consultoras, especialistas en los temas que atañen a esos cambios, o fichar gente con esta experiencia adquirida para tu empresa.


¿Qué importancia tiene por tanto la formación? ¿Qué es la Oracle University?

Nosotros tenemos diferentes tipos de líneas de producto. Tecnología básica, arquitectura de sistemas y aplicaciones desarrolladas. La Oracle University tiene programas formativos sobre cada una de estas líneas, para aquellos que quieran especializarse, como usuarios o como técnicos. Son programas abiertos, pagados por las empresas o por las personas. Hay cursos presenciales y on-line, que tienen mucho que ver con los productos que se lanzan al mercado.


Y la formación interna…
 
La formación interna es la clave de nuestra existencia, punto fundamental de nuestra organización y base de nuestro negocio. En el apartado de servicios y consultoría, aún es más importante. Debemos ser los primeros que ponemos en marcha los productos que lanza al mercado nuestra propia corporación. Hay clientes interesados y te piden que salgan las nuevas versiones de los productos, y alguien se las tiene que montar la primera vez y mostrarles la bondad de los nuevos productos de Oracle. Somos una empresa de servicios, especializada en productos Oracle, y si queremos dar ese servicio tenemos que estar formados. No hay otra historia. Por ello, tenemos un plan de formación para cada empleado, haciéndole una planificación para cada año fiscal concreto.


Me da la impresión que un cliente se identifica con un producto suyo como el niño que juega al FIFA 2006 y espera con ansias que salga el FIFA 2007

Sí, el mundo del software es muy activo, muy vivo. Tenemos miles de personas desarrollando software y la inversión que se hace en I+D es enorme. Está gente hace lo que le piden los clientes. Hay mucho feedback y con él producimos continuamente versiones nuevas. Cuando de todo el mundo llegan ideas similares –hay un departamento de marketing central que recoge estas ideas-, las aplicamos de inmediato. No inventamos prácticamente nada, sino que ponemos en marcha las ideas que nos aportan nuestros usuarios. Esto enriquece los productos, pero es un problema para el que se debe formar constantemente, por tanto requiere un equilibrio. Vivimos en un mundo en continuo desarrollo y si no mantuviéramos esta dinámica, los competidores nos alcanzarían. Ahora, nuestros productos están dos años por delante de los de la competencia y si perdemos esta ventaja, perdemos el negocio, así de simple.


La central de Oracle está en California. ¿Le gusta trabajar para una empresa americana?


La visión que tienen los americanos es la de entender al cliente, ponerse en su piel y satisfacer sus necesidades. Los americanos son los inventores del marketing. Muchos pueden decir esto, pero sólo ellos lo ponen en práctica.  
En cuanto a organización, la empresa americana otorga bastante más libertad de acción al gestor, más que una alemana o japonesa. No critico; son maneras de gestionar. Aquí se incentiva más la aportación de ideas, la creatividad.


Algún punto negativo también habrá.

Sí, el estar tan preocupado por los resultados, sobre todo si la empresa cotiza en bolsa. Esto crea una presión muy fuerte, pero también te hace vivir con intensidad el funcionamiento de la empresa.