Director General de UNILCO SEG

Carlos Roy

Apoyo único a familias empresarias

"La esfera que incluye a la familia y a la empresa debe organizarse en base al equilibrio"

La experiencia de Carlos Roy tratando con empresas familiares lo ha llevado a entender este tipo de organizaciones, en las cuales los aspectos que atañen a la familia son tan importantes como los que afectan a la empresa.

Lunes, 04 de Diciembre de 2006
En un número dedicado a empresas que cumplen aniversarios importantes, es obligado tener la visión de un experto en consultoría empresarial que nos pueda explicar los motivos por los que una organización puede trascender al tiempo. Carlos Roy lo hace desde la perspectiva de la empresa familiar, de la cual es especialista.

"En UNILCO SEG ayudamos a las empresas familiares a tener continuidad"


"La comunicación es fundamental en toda empresa familiar"


"De cada 100 empresas familliares, únicamente cinco llegan a la tercera generación"


"La sucesión debe darse en un tiempo prolongado para que se permita el relevo de una persona por otra"


¿A qué se dedica exactamente Unilco?

En Unilco ayudamos a las familias empresarias a tener continuidad. Y para ello tenemos oficinas en España en Madrid, Barcelona, Galicia, Canarias y, como estamos asociados con el grupo portugués SEG, también contamos con una representación en Lisboa y Oporto. En España no hay otra empresa como nosotros.


¿Por qué?

Bueno, porque tenemos una estructura que dividimos en tres áreas y, en todas ellas, contamos con profesionales específicos de cada rama que ayudan a las empresas familiares.


¿Cuáles son estas áreas?

Esta el área propia de las empresas, donde nuestros especialistas analizan  la empresa para ver si es necesaria una reestructuración, apoyan en el trazado de los planes estratégicos, etc. Después tenemos el área de familia, donde contamos con psicólogos, pedagogos… Por último, contamos con el área jurídico/patrimonial, en la que abogados trabajan instrumentando jurídicamente a una empresa familiar y cerrando el círculo que la envuelve.


Para el área de familia tendrán un trato muy directo con las personas, con los empresarios familiares.

Por supuesto. Nos relacionamos con ellos y establecemos una comunicación que, por cierto, es fundamental en toda empresa familiar. Les damos coaching, les ayudamos a resolver problemas…


En este número exploramos empresas que cumplen aniversarios. Se suele decir que en una empresa familiar la clave está en la continuidad

Sí. De hecho una de las partes más importantes de nuestro trabajo es diseñar proyectos para que las familias empresarias puedan ordenar y organizar todas las materias que confluyen en la continuidad. Un fracaso en este proceso conllevará a la empresa a la desaparición y la mortalidad en la empresa familiar es muy elevada.


¿Qué tan elevada?

Muchas comienzan… De cada 100 que empiezan, únicamente cinco llegan a la tercera generación. Y esto es muy triste, porque los problemas se generan más en el seno de la familia que en la propia empresa. Cuando una empresa de este tipo desaparece, una o más familias suelen resquebrajarse.


¿Qué sugerencias le daría a una empresa para que pueda cumplir tantos años como las que aparecen en este número?

El remedio está en el equilibrio. La esfera que incluye a la familia y a la empresa debe organizarse en base al equilibrio. Si una pesa más que la otra, hay una desajuste y la cosa no acabará bien.


¿Cómo se establece este equilibrio?

Hay cuatro aspectos de vital importancia.
El primero, planificar correctamente la sucesión. Después, viene el establecer un protocolo familiar; es decir, las normas que regirán las relaciones de la familia empresaria. Luego, está el tema de la planificación fiscal y, finalmente, la testamentaria que es algo crucial.


¿Cómo ejemplificaría esto?

Bueno, nosotros solemos compararlo con un triángulo en el que en la parte más alta está la familia. En la base, se encuentran la empresa y la propiedad, que sería qué porcentaje de la misma tiene cada miembro de la familia. Estos tres vértices del triángulo tienen que ser aglutinados por la comunicación: el corazón que debe latir en toda empresa familiar.


El tema de la sucesión es muy importante, ¿verdad?

Lo es y debe ser un proceso que se dé en un tiempo prolongado para que se permita el relevo de una persona por otra. En los temas de sucesión hay que ser extremadamente realista, tocar de pies en el suelo para definir quiénes tendrán la propiedad por parte de la familia. No por ser hijo de alguien ya se está preparado. Muchos hijos quizá no tengan aptitudes, y hay que saber verlo. Los que las tengan, deberán entrenarse para ser propietarios responsables.