socio director de Brain Match

David Clivillé

“Cuando alguien necesita un head hunter es porque tiene un problema”

Martes, 27 de Abril de 2010
Hasta hace pocos años, el escalafón empresarial sólo consistía en dos peldaños: el “jefe” y el “currante”. Quizá sea una visión un tanto simplista pero lo que sí es cierto es que la progresiva sofisticación del mercado nos ha llevado a crear empresas que se dedican a buscar los mejores perfiles para ocupar determinados puestos de trabajo. Son los llamados head huntings (literalmente, “cazadores de líderes”), y ocupan un puesto muy importante. Hoy hablamos con David Clivillé, socio director de una empresa de estas características, Brain Match.

“Hoy en día, cuando alguien contrata a un head hunter, es porque realmente tiene un problema de atracción de personas, de directivos. Así que buscamos posiciones muy estratégicas, y no cejamos para aprender al máximo”.

“Lo que hacemos es detectar qué talento necesitan nuestros clientes para crecer y para hacer bien su trabajo. Así que tenemos nuestro Brain Match, pero también la capacidad de atraer talento que pueda situar retos en la empresa para poder crecer”.

“Tenemos la materia prima, la tradición, la capacidad emprendedora… hay suficientes buenas prácticas, pero no hay atajos para volver a la normalidad, la que teníamos antes de la crisis”

¿Cómo decidió pasarse a ser un head hunting?

Hace un par de años, con un par de socios nos dimos cuenta de que el mundo del head hunting no estaba leyendo correctamente los cambios del momento, no asimilaba bien las posiciones tecnológicas, de negocios y profesionales más innovadoras que ya se estaban dando. 

Y decidieron aportar su granito de arena

Sí. Decidimos montar Brain Match, que es nuestra compañía. Empezamos muy bien, pero después vino el gran descalabro de la crisis y de momento, estamos sobreviviendo.  

Pero no debe ser su primera crisis. En el año 2000 debió encontrarse también con el estallido de la burbuja tecnológica

Sí, pero por aquel entonces no la notamos demasiado. No hacíamos páginas web, y aunque éramos muy innovadores, no notamos los efectos de la burbuja, ni tampoco la crisis. De hecho, crecimos mucho. 

Han pasado desde entonces diez años. ¿Cómo definiría su trabajo actual? 

Bueno, soy socio director de Brain Match, una compañía de head hunting que está especializada en la búsqueda de talento para proyectos innovadores, bien sea para compañías digamos grandes o tradicionales que tengan posiciones innovadoras en el sector de la tecnología, u otras que desarrollen nuevos negocios también innovadores. 

Un abanico importante de posibilidades

Si, nosotros por ejemplo hemos trabajado para compañías muy grandes del sector bancario o de las telecomunicaciones, pero también con empresas de sólo ocho trabajadores, que acaban de empezar. 

Un sector como este debe estar en permanente cambio. ¿Cómo se lleva? 

Nuestros clientes son gente muy innovadora, esto para empezar. Esto quiere decir que hoy en día, cuando alguien contrata a un head hunter, es porque realmente tiene un problema de atracción de personas, de directivos. Así que buscamos posiciones muy estratégicas, y no cejamos para aprender al máximo de lo que nos piden nuestros clientes. Con este aprendizaje continuo podemos estar en este sector. 

Parece lógico que debáis estar muy al día de todo lo que se cuece en el sector 

Resulta del todo imprescindible. Tenemos que saber muy bien cuáles son las necesidades de nuestros clientes, pero no sólo eso: también entenderlas muy bien, y estructurar todo un proceso de búsqueda que pueda satisfacerlas. 

¿Y os habéis encontrado con algún reto importante, sea a nivel nacional o  internacional que os haya planteado dificultades? 

Bueno, creo que al final todos los proyectos tienen en común que nos obligan a exprimirnos el cerebro. Como le he dicho, cuando alguien viene a buscar a un head hunter es porque realmente tiene un problema. Porque en estos momentos, bien los sabemos, la gente no contrata, o intenta ahorrarse los costes de un head hunter. Así que si realmente buscas un intermediario es porque lo que buscas es muy específico. Y esta posición que ocupamos requiere mucho trabajo, que le des muchas vueltas al tema. 

Pues debéis ser ya casi un referente en el mundo del head hunting tecnológico

Bueno, es lo que intentamos. Somos una empresa que sólo tiene dos años pero que ya acumula mucha experiencia. En un sector muy concreto, eso sí. 

¿Y esto beneficia o perjudica? 

No, sencillamente marca sus propis reglas, lo que quiere decir que probablemente si alguien tiene que contactar con un Director General para Gallina Blanca, pues sí, naturalmente nos encantaría que nos encargasen este trabajo pero habrá otros head hunters que lo harán mejor. 

Vuestro terreno es otro

Efectivamente. Tanto si alguien tiene que buscar una empresa de capital riesgo, o tiene necesidad de que se dirijan negocios en el sector de la tecnología; si una empresa de nueva creación con grandes ritmos de crecimiento en el sector biotecnológico está buscando un director financiero, u otra del sector editorial y tecnológico está tratando de encontrar un editor de contenidos, pues posiblemente, dado que son proyectos nuestros, nosotros estaremos mejor posicionados para ofrecer un mayor servicio.  

Y a la vez, también aconsejar sobre lo mejor que puede convenir a vuestros clientes

Sí, lo que nosotros sabemos, o pretendemos saber, es detectar qué talento necesitan nuestros clientes para crecer y para hacer bien su trabajo. Así que tenemos nuestro  Brain Match, pero también tenemos nuestro baseland new challenging talent, es decir, la capacidad de atraer talento que pueda situar retos en la empresa para poder crecer. Pero también ayudar al talento joven a encontrar proyectos que supongan un reto profesional.

Y todo esto, lo articuláis a través de una estructura potente o recurrís al outsourcing?

Nacimos en el 2008 así que hacemos los negocios como se hacen hoy en día. Sin muchos gastos en estructuras ni grandes despachos, como podría ser el modo tradicional. 

Pero sabéis que la imagen es muy importante en negocios como este 

Sí, lo sabemos. Pero no nos gastamos mucho dinero en estructuras, sino algo que nos aporte valor, como las nuevas tecnologías incluyendo por supuesto internet. Todo esto ha impactado mucho en el modelo de negocio del head hunting, con lo que nos beneficiamos y sabemos aprovecharnos de esto. Somos una empresa que nace en un contexto muy concreto y que ha sabido utilizar estas herramientas. 

Y estas herramientas no sé si cambian la perspectiva que a veces se tiene de empresas como la vuestra. La que sois una empresa de “contactos” entre empresas y particulares 

No, no. Tenemos muy claro que nuestro cliente es la empresa, no es el profesional. A partir del momento en que alguien nos solicita y nos paga, nosotros trabajamos para él. Y siempre es una empresa. Así que nuestro cliente no es el candidato, para esto hay otro tipo de servicios, pero ya no estamos hablando de head hunting. 

Pero debéis recibir currículums de mucha gente

Tenemos muy claras nuestras prioridades. Cuando alguien busca un talento, viene a nosotros, definimos cómo lo buscaremos, y lo vamos a buscar. Que entonces pueda ser que ya tengamos un currículum porque lo hemos recibido, o que lo vayamos a buscar de manera directa es algo que está al margen de la cuestión principal. 

Seguro que ahora debéis tener mucho dónde escoger 

En el sector tecnológico no se puede negar. Lo que vemos nosotros es que en Barcelona, y en Catalunya en general, hay mucho talento y gente muy, muy buena haciendo cosas muy interesantes. Gente que se ha formado en las universidades de aquí o de fuera, y en empresas nacionales o del extranjero. Lo innegable es el talento. Hay mucho, así que hay materia prima para poder hacer muchas cosas.  

Y en el sector en el que estáis, ¿podéis detectar si se puede producir una mayor demanda de empleo? ¿Hay un background ara poder apostar por I+D, hay gente?

Bueno, creo que tenemos la materia prima, la tradición, la capacidad emprendedora… hay suficientes buenas prácticas, pero no hay atajos para volver a la normalidad. Lo que quiero decir es que este camino es más complicado que otros y que todos debemos tener un mismo objetivo o no se producirá esta recuperación. Hasta hace muy poco tiempo, hemos disfrutado de un escenario que se ha movido entre el tema inmobiliario, el turismo barato, el sol y la playa. Y el camino para recuperarnos será complejo, requerirá un mayor esfuerzo, pero no hay otra opción.