Director General de Diferencia

Juan Grau

El Rethink busca salirse de los temas convencionales

"El Rethink está llamado a ser un referente de dar a conocer lo que pasa en el mundo"

La Associació Empresarial de Publicitat ha acertado con el Rethink, un foro internacional de publicidad que rompe esquemas y del que uno de sus padres es Juan Grau, director general y fundador de Diferencia.

Jueves, 15 de Marzo de 2007
Juan Grau y los miembros de la junta directiva de la Associació Empresarial de Publicitat tienen claras las cosas y hacia dónde van. Por ello, decidieron darle vida al Rethink, buscando recuperar a Barcelona como sede de la creatividad y la innovación. ¡Y lo han conseguido! En dos años, el Rethink es ya un referente en comunicación y publicidad. Grau nos explica cómo han llegado hasta este punto.

"La relación con las personas es fundamental y las campañas publicitarias que triunfan están basadas en ese entendimiento entre la agencia y el cliente. Ya no estamos en los 80. En nuestros días hay cinco personas que se sientan alrededor de una mesa y, entre todas, deciden."


"El Rethink, ante todo, busca salirse de los temas convencionales. No traemos aquí a gente que vive de dar charlas y escribe libros. Buscamos a profesionales que hagan cosas interesantes y sean capaces de explicarlas"


"La publicidad en televisión no está ni mucho menos agotada. Internet lo que ha hecho es sustituir al “boca-oreja”: lo que antes se comentaba en la cola de la pollería, ahora se habla en Internet."


¿Cómo valora este último Rethink?

La valoración es fantástica, desde todos los puntos de vista. Tuvimos un número de público excelente y el contenido fue francamente bueno. Creo que el grado de satisfacción, por parte de todos, organizadores y asistentes es muy alto. En estos últimos destacaría que han participado porque saben ya que se trata de un evento de interés.


¿Cuáles son los objetivos del Rethink?

El Rethink, ante todo, busca salirse de los temas convencionales. No traemos aquí a gente que vive de dar charlas y escribe libros. Buscamos a profesionales que hagan cosas interesantes y sean capaces de explicarlas. En realidad se trata de crear un workshop, porque el objetivo es que la gente salga con ganas de trabajar, con una serie de ideas que les haga pensar de forma diferente y que los pongan al día en un mundo que cambia tan rápidamente.


¿Y qué quiere ser el Rethink en un futuro?

Algo que transmita este concepto de innovación y replanteamiento de las cosas. Nuevo y diferente. Un referente de dar a conocer lo que ocurre en el mundo.


Hoy en día se habla mucho de Internet.

Yo, en general, echo en falta más creatividad y menos tecnología. Sí que Internet crece y es importante, pero creo que el principal tema en la actualidad es la segmentación de mercado. Internet puede ser muy efectivo, por ejemplo, para un segmento entre 18 y 25 años, donde la lectura de periódicos es miserable. Pero, en cambio, pienso que la publicidad en televisión no está ni mucho menos agotada. Internet lo que ha hecho es sustituir al “boca-oreja”: lo que antes se comentaba en la cola de la pollería, ahora se habla en Internet.


Siendo uno de sus padres, nos podría explicar cómo nace el Rethink.

Todo comienza con un cambio de junta en la Associació Empresarial de Publicitat. La Associació tenía un premio, el Drac, en el que votaban los estudiantes, pero vimos que esto aportaba poco. Nos preguntamos qué hacer y vimos la necesidad de recuperar Barcelona como una plaza creativo-innovadora.


¿Y el nombre?

Con los continuos cambios que se dan en la industria, pensamos que estamos en un momento de continuo repensar, redescubrir... El local también tenía que ser especial. Cosmo Caixa se atrevió a dejarnos el suyo el año pasado y para este decidimos hacerlo en un sitio como el Palau, que en sí ya es atractivo y diferente. No digamos ya la importancia que tiene para un ponente internacional el hacer una exposición en él.


Su agencia se ha encargado, además, de la comunicación gráfica del evento

Sí, queríamos plasmar toda esta “diferencia” en la comunicación gráfica: dar forma visual a todo lo planteado en la Associació. El Rethink es diferente. Se trata de hacer las cosas bien, pero sin formalismos y si un ponente quiere bajar del estrado y dar la charla entre el público, pues muy bien. Todo esto debe quedar reflejado en una publicidad que invite a la gente a vivir el Rethink.


Desde fuera, me sorprende que, en un mundo aparentemente tan competitivo como el de la publicidad, ustedes se asocien para crear un evento así.

De hecho, la Associació Empresarial de Publicitat lleva 80 años y es el antiguo Gremio. La asociación cada vez va a más y existe también la Asociación Española de Agencias de Publicidad. Su objetivo principal es la regulación el autocontrol. Y sí, trabajamos mucho juntos, después cada uno se gana el pan como puede. Tenemos casos muy curiosos en el que el propio Ministerio de Salud nos ha pedido ayuda en temas como anorexia y bulimia o de la Comunidad Económica Europea, solicitándonos apoyo para tratar asuntos como el de la obesidad. Las agencias nos agrupamos como se agrupan los médicos y esto se hace en búsqueda de un bien común. Pienso que debe ser así y que ésta es la manera de proceder.


Háblenos de usted, lleva mucho en el mundo de la publicidad.

Sí, de hecho empecé cuando el tema “marketing” estaba comenzando. Había empresas como Brown o Heinkel que ya lo utilizaban, pero, en general, se hablaba de “mercadeo”. En aquel tiempo, en publicidad, se pagaba a las agencias un porcentaje por la compra de medios hasta que llegó el concepto de honorarios por creatividad, algo que cambió mucho las cosas.


Después de trabajar en tantas agencias, ¿cómo decidió montar la suya, Diferencia?

En 2002, Hakuodo estaba buscando alguien que le ayudara en España para la cuenta de Honda. Tenían una oficina en París, pero no contaban con nadie en nuestro país. Les apoyamos, ganaron la cuenta y, así de fácil, se monto Diferencia. En el mundo de la publicidad ocurre esto continuamente. Un grupo de personas se presentan a un concurso, ganan y montan una agencia. Es un proceso habitual.


En su filosofía de trabajo en la de Diferencia, están por encima de todo las personas

Por supuesto. La clave hoy en día en todos los sectores, pero especialmente en el de la publicidad, es entenderse con personas: saber cuidar a la gente, tanto a la tuya como al cliente. La relación con las personas es fundamental y las campañas publicitarias que triunfan están basadas en ese entendimiento entre la agencia y el cliente. Ya no estamos en los 80. En nuestros días hay cinco personas que se sientan alrededor de una mesa y deciden. Cada uno aporta aquello de lo que es conocedor, medios, creatividad, gestión… Hablan y toman una decisión.