Fundador y Presidente de ICG

Andreu Pi

Pioneros en tecnología

"Debemos tener ideas sólidas y propias"

ICG acaba de cerrar un contrato de concesión en Bulgaria y, de esta manera, se convierte en el octavo país que ostenta su imagen corporativa. Andreu Pi es el creador de las pantallas táctiles que se encuentran por todo el mundo.

Jueves, 29 de Marzo de 2007
ICG (Iniciatives de Comunicació Gèminis SL) fabrica pantallas táctiles para comercios y negocios de restauración desde 1995. Esta empresa de Lleida vende su producto a 28 países de todo el mundo, entre los cuales destacan Estados Unidos, Méjico, Venezuela, Australia y los Emiratos Árabes. El creador de estos monitores, Andreu Pi, nos ha explicado cómo se creó y cómo va esta aventura.
<div align='center' class='destacado'>"Un empresario debe plantear muy bien su futuro para poder tener éxito"</div><br><br><div align='center' class='destacado'>"Transportamos nuestro modelo de trabajo y de negocio basado en el conocimiento adquirido durante más de 20 años de experiencia"</div><br><br><div align='center' class='destacado'>"Sería ingenuo pensar que nuestros productos no tienen fecha de caducidad y, aun más, siendo productos tecnológicos"</div><br><br>
¿Cómo se le ocurrió la idea de crear pantallas táctiles?

Fue en el 1993, después de un viaje que hice a Estados Unidos. Aposté por un producto gráfico, amigable y fácil de utilizar para el usuario. Creamos un sistema nuevo que hoy es patrón. Todo el mundo nos ha copiado la idea de hacer un software táctil para los puntos de venta.


En principio, estas pantallas estaban destinadas a las tiendas de Lleida y ahora ya están en los grandes comercios, restaurantes y en todo el mundo. 

Cuando arrancamos este proyecto tan ambicioso, teníamos claro que no podíamos dirigirnos solamente a mercados locales. Desde el inicio, hemos fabricado todos nuestros productos para que funcionaran en diferentes idiomas, con diferentes requisitos fiscales propios de cada país y para diferentes sectores verticales. Poco a poco, hemos ido penetrando en una treintena de países y nuestros productos están instalados en todo tipo de empresas, desde establecimientos familiares hasta cadenas multinacionales con centenares de establecimientos.


¿Por qué ICG tiene tanto éxito?

Un empresario debe plantear muy bien su futuro para poder tener éxito. No lo podemos basar solamente en ideas espontaneas, se debe ser constante. Debemos tener ideas sólidas y que sean propias, no fijarse exactamente en los demás, sino crear la propia línea de trabajo y ser respetuoso y constante con el pensamiento propio. Por otro lado, nuestro personal es muy estable dentro de la compañía. Otras empresas se quejan de no tener una mobilidad muy grande, pero aquí prácticamente no existe. El personal cumple años en la compañía. Debe ser porque se sienten bien y los tratamos como hace falta. Es una base importante para nosotros. La riqueza de nuestra empresa no somos nosotros, los que pensamos el proyecto, sino nuestro fondo de garantía que son las personas que trabajan aquí. Es un personal muy cualificado, formados la mayoría en ingeniería técnica y superior. Para desarrollar un producto de muy alto nivel, necesitas a gente muy bien formada.


¿Qué estrategia han seguido para exportar su producto?

Inicialmente, era un aprendizaje continuo y en cada país se establecía una relación comercial diferente. Ahora lo tenemos muy claro. Creamos concesiones con nuestra imagen de marca, es decir, transportamos nuestro modelo de trabajo y de negocio basado en el conocimiento adquirido durante más de 20 años de experiencia. En estos momentos ya tenemos 7 concesiones, en el Reino Unido, Portugal, Grecia, Méjico, Panamá, Colombia y Uruguay. Y tenemos distribuidores en países como Holanda, Suecia, Emiratos Árabes o Australia.


Hay algún país que se ha interesado por su producto y que le haya sorprendido. 

Los Emiratos Árabes Unidos, por las grandes prespectivas de negocio que se están presentando, a causa del gran crecimiento en infraestructuras que se está produciendo en ciudades como Dubai.


Tiene alguna anécdota con algún cliente.

Sí, con el grupo mejicano de la familia Zaga, que tiene, con nuestro software, más de 300 tiendas informatizadas distribuidas por todo el país bajo la marca de Vicky Form. Hicieron una selección entre más de 60 fabricantes de software en todo el mundo (de Estados Unidos, Europa, Israel, etc), y seleccionaron dos fabricantes. Antes de escoger uno, pusieron como condición mantener una entrevista de negocios con el presidente de cada una de las compañías. Yo ya tenía planificado viajar a Miami la siguiente semana y cambié el trayecto para poder hacer las dos visitas. Les causó tan buena impresión el contacto que nuestro partner en Méjico firmó el contrato durante nuestra estancia.


¿Qué ventajas supone que su empresa esté ubicada en Lleida y no en Barcelona, donde suelen estar las grandes multinacionales?

Ventajas pocas, más bien inconvenientes. Porque se debe demostrar mucho más tu valía para que te tengan en consideración. Se suele pensar qué hay en Lleida para no estar en Barcelona.


¿Y qué hay?

Tenemos una fábrica nueva con 1.000 metros cuadrados de superficie en un polígono industrial y una sede comercial. Tenemos previsto trasladarnos ahí el año que viene. Hemos comprado unos terrenos de 6.850 metros cuadrados donde construiremos una planta de unos 2.800, y así podremos unificar toda nuestra organización y dar una atención mejor a los clientes.


¿Fabricarán o están ya fabricando productos nuevos?

Por supuesto. Por mucho que nuestros productos actuales sean referentes en el sector de la hostelería y del comercio, sería ingenuo pensar que no tienen fecha de caducidad, y aun más, siendo productos tecnológicos. Hace más de dos años que estamos trabajando en un nuevo proyecto de I+D+i que empezaremos a presentar durante este año y que se comercializará a partir del segundo semestre del 2008. Estamos convencidos que volverá a revolucionar nuestro sector, ya que estamos construyendo un software "inteligente".
 

Poniendo como ejemplo a ICG, piensa que la industria catalana se encuentra entre las mejores del mundo en cuanto a emprendedores y exportadores de productos.

Sí, Catalunya siempre ha sido una tierra de grandes comerciantes y de gente emprendedora que se ha movido para buscar, iniciar y promover negocios por todo el mundo. Ejemplos los encontramos en todo el territorio catalán. No obstante, no podemos morir de éxitos y hace falta dotar el territorio de las infraestructuras necesarias en movilidad, para no perder esta posición que nos hemos ganado a través de los años.