Director Deportivo Motorsport48

Dani Amatriaín

Formar personas y deportistas

"El éxito depende en gran medida de encontrar un buen equipo"

Dani Amatraían forma a jóvenes pilotos, pero teniendo en cuenta que son personas y que, también, se les debe formar desde este punto de vista.

Jueves, 19 de Abril de 2007
Con los rotundos triunfos de algunos pilotos españoles, el mundo del motor ha conocido una gran popularidad en nuestro país. Buena parte del mérito lo tienen sus protagonistas, claro, pero también el inmenso aparato (empresarial, logístico, propagandístico) que hay detrás de los boxes, la tecnología y las chicas guapas que se ven en las competiciones. Hoy queremos profundizar un poco más en este mundo que se encuentra detrás de las bambalinas, y que resulta tanto o más apasionante que el de los circuitos. Por ello hablamos con un especialista, Dani Amatriaín.

"El éxito depende en gran medida de buscar a la gente adecuada para ayudar a uno a seguir adelante con el proyecto que tiene entre manos"


"Un manager debe estar encima del piloto tanto en lo que se refiere al tema deportivo como al personal. Y esta figura es extrapolable a otros ámbitos empresariales"


"Como empresario, no sólo hay que valorar aquello que se contabiliza en números, sino también aquello que es apreciable desde otras perspectivas"


Da la impresión que no sólo representa a los pilotos, sino que mantiene con ellos una relación que va mucho más allá del ámbito profesional.
 
Creo que es imprescindible. Por muy fuerte que sea o pueda parecer un piloto, por muchas carreras que se ganen y por muchos éxitos que se consigan, si no se siente protegido y arropado algo falla que acaba repercutiendo en su carrera. Y como empresario, no sólo hay que valorar aquello que se contabiliza en números, sino también aquello que es apreciable desde otras perspectivas. Aquí, pues, no sólo es el esfuerzo físico o los retos que se marcan los corredores, aquello que cuenta. Por eso me enorgullezco de contestar todas las llamadas que me hayan hecho cualquiera de mis pilotos, porque quiero ir siempre un poco más allá.


Trabaja con pilotos muy jóvenes.
 
Es algo relacionado con el entorno empresarial en el que me muevo. Estoy con el Proyecto RACC en el que un equipo de jóvenes promesas quiere conquistar la élite del motociclismo. Así que estoy involucrado con los jóvenes porque este proyecto que dirijo tiene como filosofía formar a chavales, asesorarles y hacerles ver que, además del mundo del motor, es importante que no dejen de estudiar. Lo que me empuja a continuar es este tipo de proyectos, el de formar a chicos encima de una moto, pero sin perder de vista otros temas que son también muy importantes. 


El público se queda sólo con las carreras. Pero ¿qué hay detrás de cada moto?
 
Le aseguro que es un mundo apasionante. Casi tanto o más que las propias carreras. Todo funciona con patrocinadores y empresas. Y los presupuestos son elevados, claro. Todo depende de un montón de factores, pero para que tengamos una idea, mi equipo de dos y medio es de los que se encuentran en la franja alta. Está alrededor de los cuatro millones de euros para toda la temporada. Patrocinarlo cuesta esto y, en base al porcentaje que cada uno quiera con su patrocinio, pues obviamente, será distinto. Para que tengamos una idea, Fortuna tiene un 70% de imagen de su equipo. 


Los patrocinadores deben ser casi sagrados para ustedes.
  
Claro, no nos engañemos. Vivimos de ellos, y por este motivo, nos interesa salir en la prensa. Lo que quieren los patrocinadores es que la foto se vea muy grande. Así que nosotros procuramos que así sea. 


Debe existir mucha rivalidad entre los equipos.
 
Creo que es lógico. Somos un reducido grupo de personas que tienen que realizar la misma función: llamar a la puerta de aquellos que pueden ser nuestros patrocinadores. Así que es muy difícil que no exista rivalidad, ni que sea amistosa, entre personas que están en el mismo mundo y tienen el mismo objetivo. Que es el de ganar, claro. El de ser el mejor. 


Cuando Jorge Lorenzo compita en moto GP, ¿usted seguirá con él?

Sí, seguiré siendo su representante y su manager personal. Y también seguiré con mis equipos. A no ser que el equipo con el que compita en moto GP me diga que me quiere contratar para llevar a otro equipo. Pero ya lo veremos. 


Con tanto contrato y tanto equipo, cada temporada debe ser distinta a la anterior.
 
Sí claro, esto se planifica con tiempo y la próxima temporada ya debe estar casi cerrada. No sólo hay que pensar en la carrera que tendremos esta semana o la próxima, sino también en los próximos 18 meses. Pilotos como Jorge, por ejemplo, no hay muchos, así que desde hace tiempo, aquellos que sobresalen ya tienen ofertas para moto GP. Y claro, hay que estar encima de todo esto, también. 


Parece que el mercado español ha sido prolífico en buenos pilotos.
 
Sí, es cierto, y eso en parte porque ha tenido continuidad. Creo que buena parte del éxito logrado ha sido no sólo de los pilotos, que han ganado títulos mundiales, con lo que ha comportado de crear una escuela, sino también de aquellos que han sabido bajarse de la moto para dirigir todo esto. Modestamente pienso que hemos logrado montar una estructura que si ha contribuido a que un piloto lo haga bien, haya sido por su talento, pero también por todo el aparato que está detrás.


¿Qué cualidades cree que debe tener alguien como usted para que una empresa como la que dirige pueda funcionar?
 
Pienso que en el fondo es un negocio como cualquier otro. Y que además me permite involucrarme en otros proyectos, como poner en marcha una línea comercial de Chupa-Chups, u ocuparme de la distribución de Repsol en todo el mundo. Como toda actividad que se hace en la vida, creo que el éxito depende en gran medida de buscar a la gente adecuada para ayudar a uno a seguir adelante con el proyecto que tiene entre manos. 


No todo el mundo entiende el significado de lo que supone la figura de un manager.
 
No claro que no. Un manager debe estar encima del piloto tanto en lo que se refiere al tema deportivo como al personal. Le debe saber tratar, hablar con él, aconsejarle, ayudarle.


Estos pilotos tan jóvenes parece que son muy maduros para la edad que tienen.

Son chicos que acaban de alcanzar la mayoría de edad, pero que saben donde tienen que estar y son conscientes de la responsabilidad que tienen. Creo que la figura del manager está precisamente para que no esté sólo presente en los buenos momentos, sino también en el trabajo más cotidiano, para enseñarles, ayudarles y protegerles. Y esta figura es extrapolable a otros ámbitos empresariales.


En este mundo tan lleno de héroes, usted también tendrá algún referente.

Sí, pero creo que a estas alturas hay otros parámetros. Admiro lo que ha hecho Bernie Eccleston, por ejemplo. Coger un negocio y redimensionarlo como lo ha hecho él no es fácil. Se ha hecho millonario con sus juguetes, que son sus equipos y es una persona que sabe cómo montar un negocio. Lo admirable es que a sus casi 80 años siga trabajando, y esto no lo hace todo el mundo. Eccleston ha hecho cosas importantes para la Fórmula I. Me gustaría conocerle porque no todo el mundo es capaz de hacer cosas así.