Director General Singapore Airlines España

Twee Min Wang

 Viajar lujosamente

 "Hay que disfrutar del viaje"

 Para Twee Min Wang las opciones que ofrece Singapore Airlines son para hacer el viaje lo más cómodo y seguro posible para los usuarios. Y el hecho que suponga un vuelo directo, al menos para los pasajeros que embarcan en Barcelona, es también una ventaja.  

Jueves, 03 de Mayo de 2007
 Cuando la fiebre por el low cost disminuya un poco y dejemos de obsesionarnos por viajar barato a cualquier precio, nos daremos cuenta de que tan importante como llegar al destino es disfrutar del viaje. Singapore Airlines lo tiene muy en cuenta. Esta compañía asiática, que se encuentra en 75 ciudades de 39 países del mundo, está obsesionada en que sus vuelos de largo recorrido sean considerados de lujo y que en ellos no falten toda clase de comodidades y servicios. Después de operar en Madrid durante una docena de años, en julio del pasado año se trasladaron a Barcelona, donde se realizan tres viajes por semana. Hoy hablamos con su Director General en España, Twee Min Wang. 
"El hecho mismo de desplazarme lo encuentro emocionante. El pensar que hace tan sólo unos años esto era impensable, creo que nos debería hacer un poco conscientes del progreso que hemos alcanzado"


"Ofrecemos una opción de viajar algo distinta, porque no siempre hay que valorar el hecho de que sea barato: por un poco más, puedes tener unos servicios que hacen que puedas disfrutar más del viaje. Y este es nuestro objetivo"


"Somos una compañía de lujo. Y ello sin dejar de ofrecer la máxima comodidad y seguridad para nuestros pasajeros. Por esto nos gusta pensar que intentamos ser líderes en el mercado"


 
 Debe ser toda una experiencia vivir en tantos sitios distintos.
 
Pues sí, la verdad. He vivido en diferentes países en los últimos nueve años, y en la ciudad en la que más tiempo he estado es Japón, donde permanecí casi un lustro. Lo más interesante es que cada cultura es muy diferente de las demás, así que me gusta aprender los diversos estilos de vida que hay en el mundo y las costumbres de sus gentes. Creo que es esto lo que me da energía para seguir adelante con mi trabajo lejos de mi país. Y si quiere que le sea sincero, creo que me gusta tanto el destino del viaje como el viaje en si mismo. El hecho mismo de desplazarme lo encuentro emocionante. El pensar que hace tan sólo unos años esto era impensable, creo que nos debería hacer un poco conscientes del progreso que hemos alcanzado. Y de lo privilegiados que somos.  
 
 
Lleva ya casi un año en España. ¿Qué tal la experiencia?
 
Sí, en julio hará un año, pero debo confesarle que he estado muy ocupado, así que casi no he tenido tiempo para hacer, ni que sea, un poco de turismo. Aunque sé que los orientales tenemos fama en esto del turismo (risas). No, ahora en serio. Me gusta mucho el estilo de vida que llevo aquí. Es otra historia (más risas)
 
 
¿Cómo funciona el vuelo desde el aeropuerto del Prat, en Barcelona?
 
Tal y como le comentaba, empezamos a operar el pasado mes de julio con tres vuelos cada semana: Barcelona–Singapur y Singapur-Barcelona, con una parada de una hora en Milán. Ya le puedo avanzar que, a partir del próximo mes de julio, habrá cuatro vuelos, porque durante este año han funcionado muy bien. Desde que empezamos hasta ahora, a finales de abril, hemos transportado a unos 20.000 pasajeros aproximadamente.  
 
 
Entonces, ¿podemos hablar de rentabilidad o aún es prematuro?
 
Aún no. Pero, por las reservas que tenemos hasta ahora, esperamos que sí lo pueda ser dentro de muy poco tiempo. 
 
 
Creo que lo más importante de sus vuelos no es sólo llegar a un destino, sino el viaje en sí mismo.
   
Sí, nos gusta tratar bien a los clientes. Los productos que ofrecemos son lujosos y elegantes. Y no sólo para la business class, sino también para la clase turista. Por ejemplo, en esta última tenemos un televisor individual para cada pasajero con una amplia pantalla, así como todo tipo de aplicaciones software para poder trabajar durante el vuelo. Además, los asientos son más grandes en todas las clases que en otras compañías y están diseñados para que se pueda dormir de la manera más cómoda posible. También ofrecemos todo tipo de entretenimiento, con muchas opciones de videos, música y juegos.  
 
 
¿Y si viajamos en Business?
  
Creo que lo valoran un poco más. Somos conscientes que muchos de nuestros pasajeros utilizan nuestro vuelo por motivos profesionales, así que agradecen los servicios que ofrecemos, porque cuando hemos aterrizado y se van a trabajar, nosotros sabemos que han podido descansar cómodamente en los asientos de Business y Primera Clase que se convierten en cama. Además, durante el viaje han podido también trabajar con el ordenador. En cuanto a los afortunados que no van por cuestiones laborales, sino que viajan por placer, también les garantizamos que disfrutarán nuestro vuelo. 
 
 
Sus pasajeros deben tener un nivel económico alto.
 
Antes de que nuestra compañía volara desde Barcelona, cualquier persona que quisiera ir a Singapur tenía que enlazar con otro vuelo, porque no se operaba directamente. Y esto sin olvidar que es un viaje de menos de 15 horas. Creo que las opciones que ofrecemos para que este trayecto sea lo más cómodo y seguro no se encuentran en otras compañías. Y el hecho que suponga un vuelo directo, al menos para los pasajeros que embarcan en Barcelona, es también una ventaja.  
 
 
Sin embargo, en esta era de low cost, creo que sus precios no son muy competitivos.
 
No, no lo son. Lo admitimos. Porque el producto que ofrecemos es total: no sólo es el mero transporte de aeropuerto a aeropuerto. Nuestros pasajeros, por ejemplo, pueden consumir cuantas bebidas o comida quieran. Tenemos cocineros exclusivos de diferentes lugares del mundo para preparar los menús. Pensamos que el viaje también hay que disfrutarlo, así que creemos que es una opción de viajar de un modo distinto. No siempre hay que valorar el hecho de que sea barato, porque por un poco más puedes tener unos servicios que hacen que puedas disfrutar del viaje. Y este es nuestro objetivo. 
 
 
¿Hay muchos españoles que utilicen este vuelo?
 
Casi una cuarta parte, cerca del 22%. Es una combinación entre los que viajan por placer y aquellos que lo hacen por motivos laborales. 
 
 
Estuvieron en Madrid doce años y en 2006 se instalaron en Barcelona. ¿Qué posibilidades cree que tiene la Ciudad Condal respecto a otras?
 
Bueno, creo que Barcelona es una ciudad muy comercial y con mucho turismo. Nosotros tenemos a muchos pasajeros que provienen de Australia, del sudeste asiático, de Tailandia y de otros lugares que quieren visitar Barcelona. Debemos tener también en cuenta el creciente turismo potencial que viene del Este, además de la gente que debe venir para los negocios.   
 
 
Su compañía es pionera en la utilización de nuevos aviones y ha sido premiada por la calidad de sus servicios.
 
Una de nuestras filosofías es operar con unos servicios nuevos y jóvenes. Por este motivo, ofrecemos nueva tecnología y el máximo número de comodidades, así como un nivel muy inferior de ruido. Los aviones que tenemos en Barcelona no tienen ni un año de edad, son muy nuevos. Nos gusta trabajar de esta manera y ser pioneros con la última tecnología.  
 
 
¿Qué cree usted que debe tener una compañía para tener tanto éxito?
 
Nos gusta pensar que intentamos ser líderes en el mercado. Los productos que ofrecemos son únicos, así que si lo pensamos, en realidad somos una compañía de lujo. Y ello sin dejar de ofrecer la máxima comodidad y seguridad para nuestros pasajeros.  
 
 
Estamos en plena eclosión de los low cost. ¿Cree que en los próximos años las compañías querrán ofrecer aquellos servicios que ustedes ya tienen?
 
No lo creo, porque tenemos objetivos algo distintos. Queremos continuar mejorando aquello que ya ofrecemos, como el hecho de poder comunicar a los pasajeros que su vuelo lleva retraso y que pueden llegar más tarde al aeropuerto. O mejorar aún más las prestaciones que ofrecemos durante el viaje. Todo con el objetivo de hacerlo algo más sencillo. Y placentero, por supuesto.