Decano del Colegio de Publicitarios y RR.PP. de Cataluña

Marc Puig

 De publicitario a comunicador  

 "Debe existir una razón para que confíen en nosotros"

 La comunicación es la base para el entendimiento. Sin ella, muchas ideas no se podrían comunicar, tal y como su palabra indica. Marc Puig, comunicador de profesión y decano del Colegio de Publicitarios y RRPP de Cataluña, asegura que la publicidad va hacia la comunicación porque de esta manera se entiende mejor el mensaje que se quiere transmitir.

Jueves, 17 de Mayo de 2007
 Marc Puig se define como consultor de la comunicación. Conoce muy bien en qué se basa el hecho de transmitir lo que cada cliente le pide y es riguroso y metódico en su trabajo. Le gusta trabajar en equipo, porque asegura que cuantas más ideas haya, mejor será el resultado de una propuesta, campaña o producto final. Hace menos de un mes que Puig es el nuevo de decano del Colegio de Publicitarios y RR.PP. de Cataluña, una etapa que afronta con gran optimismo y cambios que aportarán una evolución en el sector. 
"La creatividad depende de las personas, de su capacidad; es algo personal"


"Lo que hacemos es dar un servicio de comunicación global e integral a empresas que tienen un problema de comunicación"


"Los grandes grupos de publicidad, en general, son grandes grupos de comunicación"


 
 ¿Cómo compagina el hecho de llevar una agencia de comunicación y el cargo de decano?
 
Desde muy joven siempre he hecho alguna cosa más que, simplemente, trabajar para ganarme la vida. Siempre he estado vinculado a entidades u organizaciones. A veces, con más o menos énfasis o dedicación, Y ahora he vuelto a involucrarme en cosas que van más allá del trabajo. Así que lo llevo muy bien porque, a parte de estar acostumbrado, me divierte. 
 
 
¿En qué momento se encuentra hoy la publicidad, después de la caída que sufrió hace unos años al ser absorbida por grandes grupos?
 
Estamos asistiendo cada día a una concentración de multinacionales dentro de una misma empresa. Por la misma razón que se produce una "macroconcentración", hay una salida de profesionales que pasan a estar en manos de otra multinacional y deciden salir para unirse con otras personas e ir subiendo de categoría. Nos encontramos en un buen momento, con mucho trabajo porque, cada vez más, la imagen es algo importante y a la gente le gusta cuidar este aspecto. Los grandes grupos van a estar siempre ahí, pero el trabajo, si se hace bien, no va a faltar. 
 
 
Cuanto más pequeño, se es más creativo
 
Creo que la creatividad depende de las personas, de su capacidad, es algo personal. Un creativo debe saber qué estructura le hace falta para trabajar o con cuál se siente más cómodo. La creatividad en sí no hace falta que sea pequeña, podemos encontrar a grandes creativos en grandes empresas. 
 
 
¿Con qué criterios un cliente decide ir a una agencia u otra?
 
Por la necesidad de la empresa o cliente. El porqué nos vienen a ver es un poco determinante. Si me viene a ver porque nos considera creativos, lo que haremos es esforzarnos mucho en tocar este factor y, si hace falta, reforzar el perfil de las personas que trabajarán para esta cuenta. Si lo que quiere es más un tema de gestión, por ejemplo, pues intentaremos reforzar estas áreas. Nosotros hoy lo que hacemos es dar un servicio de comunicación global e integral a empresas que tienen un problema de comunicación, para diferentes especialistas en determinadas cosas. Y si nosotros no estamos especializados en lo que nos piden, lo pasaremos a un tercero inmediatamente. 
 
 
Entonces les conocen previamente.
 
Siempre que nos vienen a ver es por alguna razón; porque nos conocen o conocen a alguien que trabaja aquí, porque han visto una campaña y buscan una acción concreta. Si alguien nos viene a ver porque ha visto el cartel de nuestra agencia en la portería, mal, porque no haremos nada con este cliente y, además, no cobraremos. Debe existir una razón para que confíen en nosotros y otra para pedirnos algo.  
 
 
Publicistas y comunicadores globales se enmarcan en un mismo Colegio.
 
Sí, y siempre habrá especialidades. Siempre habrá personas que harán una de los dos cosas, o habrá empresas que ofrecerán los servicios de estas dos grandes disciplinas. Es más, los grandes grupos de publicidad, en general, son grandes grupos de comunicación. Y es que muchas veces, la solución para un cliente se encuentra en el cruce de estas dos disciplinas.
 
 
Pero los grandes grupos de comunicación aún no han creado su grupo de comunicación.
 
No, es verdad. No sé cuál será la evolución futura. Más bien, algunas empresas de producción han acabado creciendo y creando medios. Pero, no las de publicidad y asesoría. Este es un terreno en el cual es posible que se entre, porque si un gran grupo de medios vive de la publicidad y empieza a tratar con profesionales y los tiene como empleados, se dará la posibilidad de crear una serie de servicios de cara a un cliente. Sobre todo, depende de la evolución de las personas y de la oportunidad de negocio que se vea con los medios. 
 
 
Diferentes puntos de vista sobre un mismo tema son buenos.
 
Lo que es importante en la publicidad es contrastar las ideas. Y hacer participar a gente, siempre y cuando no se convierta en una asamblea. Porque cuantas más ideas haya sobre la mesa, más visiones sobre un mismo tema habrá. Esto es un técnica necesaria e importante para crear una estrategia. 
 
 
¿Cómo enfocará estos cuatro años de mandato en el Colegio de Publicitarios y RR.PP.?
 
Lo que nos planteamos desde el principio fue una candidatura continuista porque es un Colegio joven, que en los últimos años ha experimentado un crecimiento muy importante en cuanto a colegiados y en cuanto a actividad. La junta anterior dejó el cargo teniendo el Colegio muy consolidado en todos los ámbitos, sobre todo, en números. A partir de aquí se pueden plantear cosas para seguir creciendo y, por eso, voy a incorporar ideas propias. Así que intentaremos crecer más. Por ejemplo, en el tema legal pondremos más énfasis, porque hay aspectos de él que nos impiden crecer, y cambiar algunas leyes es fácil. La capacidad de colegiarse también la intentaremos cambiar y lo haremos estrechando relaciones con diferentes colegios. 
 
 
¿Y la remuneración de los jóvenes que trabajan?
 
Es evidente que el "mileurismo" es un fenómeno y como tal, se supera. Porque existe en situaciones concretas y, desde luego, no es una vía de futuro. Es natural que los jóvenes no tengan dinero, pero para ellos, que han estudiado tantos años, se deberían regular los sueldos. Cuando un recién licenciado se incorpora al mundo laboral, no puede pretender tener un sueldo muy elevado, pero lo que no puede ser es que haya estudiado y no pueda ni vivir con lo que cobra. Entonces, sí que se le debe poner una solución a este problema. Además, pediremos a las administraciones que en los concursos públicos exijan la asignatura de un colegiado, porque debería ser obligatoria, ya que hay proyectos que están avalados por los colegios directamente. 
 
 
¿Volvería al mundo de la política? 
 
Nunca se puede decir "de este agua no beberé". Pero, hoy por hoy, no entra en mis planes ni aceptar una propuesta, ni recibirla. Si tuviera una propuesta la escucharía, debería ser algo que me entusiasmara mucho, pero ya le digo que ahora mismo tengo la vida organizada de otra manera y el cambio hacia la política de administración y de institución ya lo hice en su momento.