Director General Corporativo de Grupo Zeta

Conrado Carnal

 Un grupo de cabecera

 “El futuro audiovisual vendrá marcado por la diversificación”

 Grupo Zeta se ha subido al carro de la distribución y producción cinematográfica.

Martes, 20 de Diciembre de 2005
 Fundado en 1976 por Antonio Asensio, el Grupo Zeta es uno de los principales grupos de comunicación del país, con más de 70 empresas especializadas y 62 cabeceras de diarios y revistas que distribuyen anualmente más de 350 millones de ejemplares. Con actividad en sectores tan diversos como el mercado audiovisual o el de ocio y servicios, y con presencia en Latinoamérica, en el Grupo Zeta trabajan más de 2.300 empleados. Hoy hablamos con su director general corporativo, Conrado Canal.  
“El anunciante de televisión sabe que hoy por hoy puede llegar a un 20% de la población anunciándose en una gran cadena. Pero dentro de 4 o 5 años, el panorama será completamente distinto. La diversificación marcará el futuro audiovisual”


“Cuando empezó el boom de la prensa gratuita, hubo quien pensó que era sólo una moda, pero es evidente que el fenómeno ha venido para quedarse”


“La comunicación es un mundo apasionante, pero no debemos olvidar que es una actividad empresarial más, con una cuenta de resultados y eso sí: con una innegable capacidad de influencia”


"El anunciante sabe que hoy por hoy puede llegar a un 20% de la población anunciándose en una gran cadena. Pero dentro de 4 o 5 años, el panorama será completamente distinto"


 
 Cuando falleció el fundador de la empresa, Antonio Asensio, parecía que el Grupo Zeta quedaba huérfano. 
 
Y así parecía realmente. Él era el alma mater, el vacío que dejó fue muy difícil de llenar y al principio hubo momentos de dudas. Pero ahora contamos con su hijo, que está involucrado en la gestión directamente y tenemos muy claro que debemos aprovechar el legado que nos dejó el fundador para seguir adelante. Llevamos varios años en  los que estamos mejorando todos los resultados y calculamos que en este año 2005 nos situaremos en los 470 millones de euros de facturación.  
 
 
El Grupo Zeta tiene muchas empresas. ¿Cuál es sin embargo, el buque insignia? 
 
El Periódico de Catalunya, con sus dos ediciones, por su tamaño y su presencia. Prácticamente el 50% de las personas que trabajan en el grupo lo hacen en la Unidad de Prensa, en las que destacan además de la cabecera comentada el Sport, Mediterráneo y el Diario de Córdoba. Antonio Asensio tenía muy clara la idea de la innovación y creo que en El Períódico de Catalunya hemos continuado con la labor que él quería. 
 
 
En estos últimos años ha proliferado la prensa gratuita. ¿Qué piensa al respecto?  
 
Desde hace años, antes del boom, Grupo Zeta ya tenía en circulación unas 90 cabeceras de publicaciones gratuitas, de ámbito local y regional, y de periodicidad semanal y mensual. O sea que conocemos el mercado. Cuando salieron los gratuitos, hubo quien pensó que era sólo una moda, pero es evidente que el fenómeno de la prensa gratuita ha venido para quedarse. Aunque, si lo analizamos un poco, son dos concepciones de periódico distintas: el periódico “de pago” tiene claro que no sólo debe ofrecer noticias sino también aportar todo aquello que el lector busca y valora: sea entretenimiento, información específica, interpretación de esta información, servicios o simplemente una identificación. Los periódicos gratuitos no pueden ofrecer todo esto, por ello deben complementarse con aquellos de pago. 
 
 
No es pues, un enemigo a combatir. 
 
Ni mucho menos. Mire, algo significativo es que desde que ha empezado la difusión de los periódicos gratuitos, la venta de los de pago ha crecido sensiblemente, algo que no deja de ser curioso. Como le he comentado, hemos seguido el fenómeno bastante de cerca, intentando no “canibalizarnos”. Sin ir más lejos, ahora participamos del capital en un 20% del diario lider entre los gratuitos, que es 20 minutos. 
 
 
Ha hablado de la interpretación de esta información. Hay quien mezcla con demasiada ligereza información. 
 
La comunicación es un mundo apasionante, pero no debemos olvidar que es una actividad empresarial más, con una cuenta de resultados y eso sí: con una innegable capacidad de influencia. Creo que una de las características que busca el lector es la independencia, pero también un acercamiento, una interpretación, un sentirse parte de un grupo. Tendemos a buscar nuestros propios referentes. Y aunque tenemos una línea editorial clara, también somos conscientes de que el periodismo, por encima de todo, debe ser veraz e independiente. 
 
 
Háblenos de las otras ramas de la empresa.
 
Una de las más destacadas es Ediciones B y los cómics. Sí, Mortadelo y Filemón son los personajes estrella de esta editorial, pero hay un fondo editorial muy importante que estamos empezando a explotar. Y no debemos olvidarnos de otros sellos editoriales y colecciones de la empresa que, de forma mucho más específica, tratan de llenar el mercado de aquello que puede interesar a un tipo de cliente más específico: Vergara, La Trama o Byblos…  Tal y como estamos estructurados, una de las fortalezas de Grupo Zeta es que tenemos mucha diversificación, en las fuentes de ingresos: somos fuertes en prensa y revistas, pero también tenemos nuestra editorial, nuestro marketing deportivo, nuestras actividades audiovisuales…
 
 
Sin embargo, estamos en la era de multimedia. ¿Cómo se han preparado para afrontar este tipo de retos?  
 
Estamos haciendo grandes esfuerzos en el ámbito audiovisual. Admito que es una presencia aún relativamente pequeña, pero ahí está y la queremos potenciar. Hemos creado una distribuidora de cine en la que hemos tenido en cartera películas como Hotel Rwanda, El método o la última de Woody Allen, Match Point, y ahora estamos produciendo alguna película y estamos en varios proyectos para llevarlos al cine y la televisión. Tenemos un fondo infantil que procede de Ediciones B muy interesante (Mortadelo, Súper López,…) y queremos llevarlos al cine, aprovechando el éxito comercial que tuvo La Gran Aventura de Mortadelo y Filemón. 
 
 
A nivel de comunicación el gran reto es el de la Televisión Digital Terrestre. 
 
Esto significará multiplicar por 4 el número de cadenas, más las autonómicas, más las locales, o sea que va a ser tremendo. Habrá 50, 60 canales y esto dará una gran oferta pero cambiará completamente el mercado publicitario. Actualmente, el anunciante sabe que hoy por hoy puede llegar a un 20% de la población anunciándose en una gran cadena. Pero dentro de 4 o 5 años, el panorama será completamente distinto. La especialización marcará el futuro audiovisual.
 
 
¿Será sólo en la televisión?
 
No. En revistas, por ejemplo, ese paso ya se ha dado. Salvo en casos excepcionales, existe una gran segmentación que ayuda al que quiere comunicar los valores de un determinado producto, ya que sabe donde está su público objetivo. En televisión ocurrirá algo parecido. 
 
 
Se avecinan pues, muchos cambios.
 
Sí, y los medios de comunicación que quieran seguir siendo referentes en un futuro deben ser protagonistas de ese cambio, en el negocio de la comunicación. No podemos quedarnos atrás, para aprovechar todas las oportunidades que este nuevo entorno ofrece, tenemos que hacer esa cosa difícil que es adaptarse. Tenemos todas las fortalezas: experiencia, calidad y marcas poderosas, que las utilizaremos de trampolín para las nuevas tecnologías. 
 
 
¿Algún proyecto en mente?
 
Siempre hay, pero requieren mucho estudio para llevarlos a cabo. En revistas tenemos un par de proyectos bastante avanzados. Pronto los daremos a conocer.