Director de ING Lease Barcelona

Joaquín Vila Torras

 Finanzas de color naranja.

 "Nuestros productos son más atractivos frente a otros más tradicionales como el préstamo o la póliza de crédito"

 ING Lease se desmarca con la oferta de un amplio abanico de servicios financieros.

Miércoles, 18 de Enero de 2006
 ING Lease España, es la vértebra del grupo financiero holandés ING Direct dedicada a la prestación de activos financieros empresariales. Orientan su negocio hacia la mediana y gran empresa de 150 millones de media, de perfil innovador y con ambición de crecimiento. Creada hace más de 25 años, actualmente la plantilla española del grupo cuenta con 50 profesionales y una cartera de 200 clientes. Quien todavía no conozca las características del leasing operativo y el leasing financiero (de inmuebles) que pare ojo a lo que nos cuenta Joaquín Vila Torras, director de la sucursal de ING Lease Barcelona.
“Somos una entidad especializada en la financiación de activos a nivel corporativo y, como tal, siempre hemos tenido este estigma diferencial respecto al lado bancario.”


“Nuestros productos son más atractivos frente a otros más tradicionales como el préstamo o la póliza de crédito.”


"España es uno de los países pioneros en cuanto a la diversidad de productos bancarios, somos muy competitivos a nivel europeo y mundial."


"El leasing era un producto muy utilzado por las pymes, pero cada vez más, se utiliza en grandes operaciones corporativas, porque tiene unas ventajas financieras y fiscales muy importantes."


 
 ¿Cómo se encuentra ING Lease dentro del actual marco financiero español?
 
Estamos beneficiados, España atraviesa una situación coyuntural muy favorable en cuanto a la evolución de tipos de interés. La situación de mercado es muy buena. Estamos creciendo por encima de otros países y lógicamente esa situación ha favorecido al crecimiento de ING Lease. 
 
 
¿Las razones del crecimiento de ING Lease?
 
Ha habido un cambio organizativo importante. Hemos logrado cubrir puestos clave en distintas oficinas de Madrid, Valencia y Barcelona. Nos hemos focalizado en lograr un crecimiento importante gracias a un plan estratégico de objetivos muy sólido. Además, nuestra especialización en el leasing es un valor añadido respecto a otras entidades financieras.
 
 
Hábleme con mayor profundidad de la rama de ING que usted dirige...
 
Somos una entidad especializada en la financiación de activos a nivel corporativo y, como tal, siempre hemos tenido este estigma diferencial respecto al lado bancario. Lo que pasa, es que durante los últimos años nos hemos focalizado en diferenciarnos, con lo cual las empresas nos han identificado como verdaderos especialistas en la financiación de activos. Esta incorporación de nuevos productos también nos ha permitido reforzar nuestra relación con el cliente.
 
 
Leasing, renting... estos términos son cada vez más populares.
 
Son productos que siempre han existido, no son nuevos, pero quizás en los últimos años, debido a la sofisticación del mercado y las empresas, y gracias a nuestra potenciación de éstos, se ha incrementado su volumen de inversión. Nosotros estamos interesados en que así sea.
 
 
Está claro.
 
Los motivos: todos y cada uno de ellos ofrecen una serie de ventajas financieras y fiscales a las empresas. Esto hace que nuestros productos sean muy atractivos frente a otros más tradicionales como el préstamo o la póliza de crédito. Se evidencia la evolución del mercado y la incidencia de determinadas entidades. 
 
 
El leasing está muy en boga ¿por qué?
 
El leasing era un producto muy utilzado por las pymes, porque era muy ventajoso para ellas. Pero cada vez más, vemos que en grandes operaciones corporativas se utiliza el leasing, porque tiene unas ventajas financieras y fiscales muy importantes. No obstante, en ING Lease no ofrecemos sólo leasing sino toda una gama de productos relacionados. Cuando el cliente nos hace una consulta, le proporcionamos el producto que mejor se adapte a sus necesidades, dependiendo de la operación.
 
 
Entonces existe una diversidad de servicios mayor...
 
España es uno de los países pioneros en cuanto a la diversidad de productos bancarios, somos muy competitivos a nivel europeo y mundial. Anteriormente, existían entidades únicamente dedicadas al leasing. La entrada de entidades financieras de crédito, como es nuestro caso, permite ofrecer una gama de productos más amplios. No somos una organización mono-producto.
 
 
 
¿Es sintomático el hecho de que se creen servicios de financiación para cada cliente y no al revés?
 
Es importante que así sea, se ha ido produciendo históricamente y es una dinámica que continuará. Al final, en el contacto con el cliente a lo largo del tiempo, se producen necesidades diferentes según el entorno. 
 
 
 
¿Cómo es la relación entre ING Lease y sus clientes?
 
Somos una empresa de servicios, el cliente está en el centro de nuestra actividad. Siempre te has de poner en la piel de éste. En ING Lease evolucionamos en la forma de pensar, actuamos de manera pro-activa, siempre analizando sus necesidades.
 
 
 
¿Cuáles son las principales diferencias entre leasing financiero y leasing operativo?
 
El leasing financiero es básicamente un producto de financiación en el cual hay una venta a la entidad financiera y un arrendamiento posterior a cambio del pago de unas cuotas. Se entiende como un producto de financiación con ventajas fiscales respecto a los préstamos estándar. 
 
 
¿Y el operativo...?
 
El leasing operativo, explicándolo sin tecnicismos, se asemeja más a un alquiler. Es una operación en la que hay un intercambio de cuotas. Puede haber una opción de compra del bien en cuestión, pero es una operación que se contabiliza fuera del balance de la compañía, y es un híbrido entre un leasing financiero y un renting puro.
 
 
El objetivo de ING Lease en España ¿cuál es?
 
Tenemos un plan de crecimiento bastante agresivo. Lo queremos obtener siguiendo la racha de crecimiento de la actividad, con el crecimiento orgánico de nuestra facturación, con la incorporación de nuevos clientes, y luego nos permitirá un crecimiento, la entrada de otros productos relacionados con la financiación de activos. Productos nuevos, sofisticados, que requieren estructura. Productos que la banca tradicional no ofrece: renting, leasing corporativo, etc.