Director General de Barnatrans

Miguel Ginesta

 Por tierra, mar y aire.

 "La mitad de las importaciones globales proceden de China"

 En menos de dos años Barnatrans contará con sucursales en las dos actuales potencias mundiales de la exportación: India y China.

Lunes, 03 de Julio de 2006
 Mientras paseamos por las inmediaciones de Barnatrans, en el emergente Polígono Pratense (El Prat de Llobregat, Barcelona), Miguel Ginesta, presidente de la empresa, saluda por su nombre a todos los empleados con los que se cruza. Activo y dicharachero, parece que Ginesta tiene bien cogido el pulso a una organización que este año prevé facturar un 10% más que los 38 millones de euros del 2005. Con 33 años de historia, Barnatrans es una de las principales compañías de transportes internacionales de España. Gracias al enclave estratégico de su sede va a seguir creciendo. La nueva terminal de contenedores del Port de Barcelona, cuya puesta en marcha se fecha en el 2008, puede hacer de la capital catalana el primer centro de operaciones del Mediterráneo, y eso, para Barnatrans, se traducirá en mucho más espacio para maniobrar y gestionar el tráfico de mercancías procedentes de los principales puertos del mundo. Ginesta es reacio a salir en los medios pero con Feedback Today confiesa hacer una excepción.
"Queremos ganar presencia en mercados que están creciendo en detrimento de Barcelona, como Madrid y Valencia, además de abrir oficinas propias en China e India"


"El tren es lento, pero es muy barato. Combinado con una buena plataforma de camiones con los que realizar una posterior distribución de mercancías puerta a puerta, es un medio eficaz"


"Barcelona compite con los puertos de Valencia, Génova y Marsella. Gracias al incremento del tráfico de contenedores de la nueva terminal, hasta los 4,5 millones, podrá reforzar su liderazgo en el Mediterráneo"


"Gestionar día a día el circuito de mercancías es complicado. Necesitamos personal con una gran capacidad de coordinación y que hable idiomas. En nuestro equipo hay chinos, polacos, rusos…"


 
 Este es nuestro almacén.
 
 
¿Cuál es su proceso de trabajo?
 
Cuando llega un contenedor marítimo "despaletizamos" la mercancía y realizamos la distribución por toda España, y viceversa. El departamento marítimo realiza un seguimiento total de la cadena logística. En este almacén trabajan unas diez personas controlando los envíos. Aquí la gestión está completamente informatizada.
 
 
Ahí veo un palet repleto de cajas de vino. Y ahí otro…
 
Aunque nuestro abanico de clientes es muy amplio, transportamos mucho producto vinícola. En breve, haremos logística de frío: instalaremos una cámara, que a 14º, mantendrá la temperatura ideal de las botellas. Ya tenemos camiones frigoríficos, así que podremos completar toda la cadena.
 
 
Por lo que veo en la etiqueta, ese palet va a China.
 
Es de Roca, la firma de cerámica y sanitarios, uno de nuestros mejores clientes.
 
 
¿Barnatrans tiene oficina en China?
 
No, pero la tendremos antes de fin de año. Importamos y exportamos gracias a una red de agentes filiales que realiza la distribución a cualquier parte del mundo. Estamos muy volcados en China, creemos que tenemos el mejor agente local en cada puerto y aeropuerto del país. Nuestra oficina servirá para mejorar su coordinación y dar atención a nuestros clientes en origen, y en su propio idioma y mentalidad, ya que estará gestionada por personal chino formado por nosotros. En la actualidad, la mitad de las importaciones globales proceden de China. Es una tendencia desde hace seis años.
 
 
¿Cuáles son los otros países con mayor volumen de exportaciones?
 
India y Vietnam. India, por sus particularidades, tiene la oportunidad de desbancar a China. Son anglófilos y su mano de obra también es barata. Pueden crecer mucho.
 
 
Los países del este están de capa caída, ¿no?
 
Con la entrada en la Unión Europea de algunos países como Polonia o la República Checa, experimentamos un auge de las importaciones a esas zonas, porque se convirtieron en centros de producción baratos. Esta situación ha ido decayendo, porque poco a poco estos países se han ido equiparando a los demás. 
 
 
¿Qué relación tiene Barnatrans con el mercado estadounidense?
 
El tráfico de mercancías a Estados Unidos se ha debilitado mucho en los últimos tiempos. Esto demuestra que el mercado es muy cambiante. Hace siete años, el tráfico se concentraba en Japón y Taiwan, y poco a poco, se ha trasladado a China. A Estados Unidos exportamos productos de gama alta como palos de golf, vino o electrónica, y muchas veces por aéreo al ser material de mayor valor. La ruta de China se hace, en la mayoría de casos y en función del tipo de producto, en barco, y la de Europa, vía terrestre, mediante tren y camión. ¿Subimos a mi despacho?
 
 
De acuerdo.
 
En ésta, la primera planta, trabajan los agentes, quienes gestionan los envíos y recibos de mercancías. En nuestra sede trabajan 70 personas, también tenemos oficinas en el aeropuerto de Barcelona, Madrid, Valencia y Alicante. En Europa, nuestra filial y centro neurálgico de distribución se encuentra en San Petesburgo. Alrededor del mundo contamos con 200 agentes.
 
 
Tiene que ser complicado gestionar día a día el circuito de las mercancías...
 
Es como dirigir una asesoría, pero "a lo bestia". Necesitamos personal con una gran capacidad de coordinación y que hable idiomas. En nuestro equipo hay chinos, hindús, polacos, rusos…  ¿Quiere un café?
 
 
Sí, gracias.
 
Esta es la sala de descanso. En la de al lado impartimos cursos y seminarios. Mire, lo que ve allí delante será la nueva terminal de carga del puerto de Barcelona. 
 
 
Está "patas arriba".
 
El objetivo para el futuro es que Barcelona atraiga mercancías de China, pueda competir con los grandes puertos del norte de Europa y se convierta en la gran plataforma de distribución para el sur del continente. Barcelona compite con Valencia, Génova y Marsella; gracias a que se habilitará una nueva Terminal capaz de gestionar 8 millones de contenedores nuevos, la ciudad podrá reforzar su liderazgo en el Mediterráneo, y nosotros, manipular más mercancías. Tercat -participada por Hutchison, la compañía china adjudicataria de la nueva terminal, y principal operador en puertos como el de Rotterdam, Shangai y Hong Kong-, invertirá más de 650 millones en Barcelona. 
 
 
¿Qué hay de la conexión ferroviaria con esta zona?
 
La llegada del tren a esta zona es indispensable para que el Puerto de Barcelona tengá éxito como plataforma del sur de Europa y esto está condicionado a que el gobierno francés, que no nos olvidemos que debe defender el potencial del puerto de Marsella, apueste por crear las infraestructuras necesarias en el sur de su país para la conexión ferroviaria del tren de alta velocidad. También es necesario que los gobiernos locales inviertan para adaptar el ancho de vía ibérico al francés (la tercera vía que permite crecer sin depender del tren de alta velocidad) así como en potenciar la infraestuctura terrestre. 
 
 
¿Tan importante es el tren?
 
Sí. El tren es lento, pero es más barato. Combinado con una buena plataforma de camiones con los que realizar una posterior distribución de mercancías puerta a puerta, es un medio eficaz. Entren, este es mi despacho…
 
 
Tomó las riendas de la empresa hace siete años, al morir su padre, ¿en qué la ha convertido?
 
He potenciado Barnatrans en tres sentidos. Primero, profesionalizar al máximo la empresa. Segundo, he intentado alimentar su capacidad logística: ofrecer a los clientes una cadena de movimientos integral tanto en España como en el mundo. Tercero: he aportado valor añadido.
 
 
¿Cuál?
 
La digitalización de la trazabilidad, para que el usuario consulte en tiempo real el estado de su mercancía. Quien mueve paquetes por el mundo quiere tener un control de ellos. En definitiva, los pilares de nuestro crecimiento han sido tres cosas: el personal, la potenciación de la logística, y una gran inversión tecnológica.
 
 
¿Qué objetivo se marca Barnatrans a corto plazo?
 
A nivel nacional queremos ganar fuerza comercial en emplazamientos que están creciendo en detrimento de Barcelona, como Madrid y Valencia. A nivel internacional nuestro objetivo es abrir oficinas propias en China e India, en un periodo menor de dos años. En el caso de China antes de final de año ya estaremos instalados allí. 
 
 
 
¿Qué encuentran las personas en Barnatrans para que sean culpables de su éxito?
 
Flexibilidad y posibilidad de ascenso. A mí me gusta marcar objetivos, pero siempre dejando que el empleado aprenda y crezca por si mismo, sin presiones, con el respaldo de la dirección. 
 
 
¿Por qué un cliente confía en Barnatrans y no en otra empresa de distribución?
 
Estamos orientados totalmente a los clientes. Tenemos muy claro que somos una empresa de servicios y por lo tanto la calidad integral del servicio es nuestra prioridad. Barnatrans ha crecido gracias al boca a oreja. Nuestros clientes nos han ido recomendando. Lógicamente, tenemos una red comercial, y ofrecemos soluciones específicas según el perfil de cada cliente. Nosotros no ofrecemos sólo un barco, un avión o un camión para llevar paquetes de un lado a otro. Somos mucho más.