Director de Estudios de Pimec

Moisés Bonal

Dificultades empresariales

"Las exportaciones empiezan a crecer más rápido que las importaciones"

Existen una serie de problemas para el joven emprendedor español. Por este motivo, dice Moisés Bonal, que se deberían llevar a cabo políticas de formación, de ayuda; pero no de dos meses, sino de uno o dos años.

Martes, 04 de Septiembre de 2007
Pimec es la patronal catalana que representa las micro, pequeñas y medianas empresas de todos los sectores. Surgió fruto de la fusión de las patronales Pimec y Sefes en el año 1997. Además de las empresas individuales, más de 197 gremios y asociaciones empresariales forman parte de la entidad. Nació con la vocación de defender y representar los intereses de les pymes y tener presencia en todos los foros de consulta i debate, tanto de la Administración Autonómica como de la nacional y la europea. En Pimec se realizan estudios desde la dirección de la empresa, mediante el análisis de las 137.000 datos de las empresas catalanas del registro mercantil. Hoy hablamos con su Director de estudios.
"El sector industrial desde febrero está creando nuevos puestos de trabajo, un hecho que hacía 7 años que no pasaba"

"Actualmente crear un negocio, el tener iniciativa, supone un riesgo cada vez mayor, por lo que la gente se lo piensa mucho"

"Si vas a pedir un crédito a un banco, lo primero que te piden son los dos últimos años de cuentas del registro mercantil. Y, claro, si empiezas ahora y tienes fondos no se lo pedirías a ellos"



Cuando hablamos de productividad, competitividad… ¿A qué nos estamos refiriendo?
La competitividad es simplemente la evolución de la productividad.

Parece que en nuestro país no somos muy productivos, ¿a qué se debe?
La inflación es un dato relevante. Nos hemos integrado en la Comunidad Económica Europea y a pesar de que ahora el diferencial de inflación respecto al resto de la Unión Monetaria haya bajado unos puntos, seguimos 6 décimas por encima. Eso quiere decir que cada año, para hacer lo mismo, nuestros precios suben 0,6% en relación con el resto, lo que nos hace perder competitividad.

Una cifra importante.
Sí, y en Cataluña la situación es un poco peor. Ahora está a 3 décimas respecto al resto de España. El problema se da básicamente por dos motivos. Por un lado, está el factor de los servicios, no sabemos cómo dominar sus precios. Y por el otro, la dependencia energética que tenemos del exterior. Además, conjugado con los tipos de cambio euro-dólar también nos afecta

¿Considera que las políticas actuales están ayudando a paliar esta situación?
A ver, a nivel de discurso sí, pero a través de hechos es otra cosa. En realidad no se ve una apuesta clara por reducir la dependencia exterior del sector energético. Los servicios se han privatizado y no hay competencia. Nosotros, como representantes de las PYMES, vemos que en la negociación hay problemas. Las empresas chocan con grandes compañías que aparecen con un contrato y si quieres suministros las condiciones son estas y, o lo aceptas, o no hay mas compañías que operen en este sector. La otra parte es muy débil, para una pequeña empresa, en que el coste energético puede suponer un 5% de la cuenta de resultados, no existe capacidad de negociar. No hay igualdad de negociación entre las dos partes.

El joven empresario emprendedor parece una figura ya obsoleta. ¿Ha mermado la capacidad de emprender aventuras empresariales en nuestro país?
El profesor Manuel Castells ha estudiado mucho este factor y es bastante optimista al respecto. Por lo visto, en el conjunto de España hay un 60-70% de estudiantes que quieren ser funcionarios, mientras que en Cataluña sólo es del 45%. Un dato significativo. Eso sí, actualmente crear un negocio, el hecho de tener iniciativa supone un riesgo cada vez mayor, por lo que la gente se lo piensa mucho.

Sí, además no es fácil conseguir medios.
Exacto. Bancos y cajas son demasiado exigentes a la hora de apostar por proyectos. Quieren unas tasas de éxito demasiado elevadas. Si vas a pedir un crédito a un banco lo primero que te piden son los dos últimos años de cuentas del registro mercantil. Y, claro, si empiezas ahora y tuvieras fondos no se lo pedirías a ellos.

¿Existe alguna iniciativa o solución para intentar resolver este problema?
Existe el tema del capital riesgo, pero piden tasas de éxito demasiado elevadas, rendimientos del 20%, que hoy en día es muy complicado. La rentabilidad económica media de las pymes en este país está entre el 6 y el 7%. Aún se puede mejorar mucho. Es más, si Bill Gates hubiera nacido aquí, seguramente, aún estaría en el garaje haciendo programas.

¿Qué puede pasara si seguimos en esta dinámica?
Pues que iremos más despacio, no seremos tan dinámicos. En realidad es un poco el modelo que tenemos, que no puede cambiar de un día para otro. Desde los años 70, este país ha hecho un cambio cualitativo y cuantitativo muy importante, tampoco hay que ser muy pesimista.

Estamos sufriendo el efecto que supone la deslocalización de la industria.
Bien, es lógico que se de este fenómeno. En los años 70 las multinacionales europeas y americanas se situaban en España por el nivel de salarios, era más competitivo. Pero ahora estamos en otra fase, ya hemos adquirido un desarrollo y, para determinadas tareas, la empresas prefieren localizarse en otros lugares. Eso sí, hay que procurar que aquí se tomen las decisiones de estas empresas que se deslocalizan. Aquí se han de quedar empresas de mayor valor añadido.

Sin embargo muchas empresas dependen de las grandes.
Sí, por ejemplo, cuando se marchó Samsung. Para las PYMES que les hacían de proveedores, esta empresa podía suponer el 50% de su facturación y al perder un cliente de esta magnitud… Hay que tomar medidas que puedan flexibilizar estos temas.

¿Podría hacer un pronóstico positivo del periodo en el cual nos encontramos?
La construcción está perdiendo puntos aunque siga aumentando. Por otro lado, el sector industrial desde febrero está creando nuevos puestos de trabajo, un hecho que hacía 7 años que no pasaba. Ello se debe a que Francia y Alemania vuelven a tirar y son nuestros principales motores de exportación. Otro factor muy positivo es que las exportaciones empiezan a crecer más rápido que las importaciones, poco a poco se reduce la diferencia. Otro fuerte de nuestra economía es el sector servicios.

¿Y negativos?
El precio del petróleo no baja, sigue instalado arriba. Antes teníamos la fortaleza del euro, que lo suavizaba. Pero ahora se empieza a pagar en euros, así que el tipo de cambio ya no nos favorece. Además, tenemos que controlar los precios, acercarnos a la media de la UE. El paro, con el 6% en Cataluña, está en niveles prácticamente de plena ocupación. El endeudamiento familiar es también un peligro.