Director General Alimentaria Exhibitions, S.A. y Reed Exhibitions

Francisco Carrió

Comunidades de oferta y demanda

"Si no hay compradores, ¿por qué se hace una feria?"

España es un sector ferial de gran nivel internacional. Es por este motivo que los salones que se celebran en sus ciudades tienen tanto éxito, además de saber que en ellos se encuentran los mejores expositores. Aún así, quien hace que una feria se pueda celebrar es la demanda por parte de los visitantes.

Martes, 25 de Septiembre de 2007
La Alimentaria es el salón Internacional de la alimentación y bebidas. Francesc Carrió es el Director General de la empresa que organiza esta gran feria que tienen lugar en Madrid y Barcelona. Este próximo 2008, la Alimentaria tendrá lugar en la capital catalana, y se convertirá en el centro mundial de negocios en este sector durante unos días. Además del área gastronómica, Carrió es el Director General de Reed Exhibitions, el mayor operador ferial del mundo. 
"Lo que hacemos nosotros es trabajar con un horizonte de tiempo porque los expositores confían en que los visitantes encontrarán lo que buscan"


"El sitio dónde tiene lugar la feria lo marca el visitante"


"El sector ferial español está muy sano. Es decir, en estos momentos, España le está cogiendo el sitio a otros países porque hay instalaciones y precios mejores"



Usted es un hombre de multinacional.
Sí, la verdad es que siempre me ha gustado la empresa grande y por dos razones: la primera, porque hay músculo económico y, la segunda, es que en una empresa pequeña o familiar hay más contacto con el jefe. En el mundo profesional, tu empresa es como un hijo, te la sientes tuya, y este tema es lo que colapsa a una empresa. Llega un momento en que una empresa puede llegar a crecer tanto que uno mismo no quiere ser el freno y, entonces, se ve obligado a delegar. Fue un poco lo que me pasó cuando cree mi empresa de código de barras y, con suerte, me ofrecieron hace unos años llegar a la Alimentaria donde tengo más margen para actuar.

Allí lo que hace es organizar ferias.
Sí, es una empresa que genera servicios y da confianza. Lo que hace es promover que sus clientes, que son los visitantes de la feria, puedan hacer negocio. Lo que hacemos nosotros es trabajar con un horizonte de tiempo porque los expositores confían en que los visitantes encontrarán lo que buscan.

¿Qué buscan al organizar una feria de estas características?
Lo que buscamos nosotros es valor añadido. Hay tanta información, gente para contactar e innovación que todo queda cubierto con una feria como la Alimentaria. Siempre digo que existen tres ejes para cubrir en una feria: uno es el comercial, la gran base de una feria es la compra-venta; otro muy importante es el tema formativo, la feria es un buen momento para que se imparta conocimiento del sector; y el tercero, es la parte corporativa, todos los visitantes pueden recibir información de calidad.

Las ferias son un buen punto para intercambiar información.
En un recinto como la Fira de Barcelona, y con un equipo como el nuestro, existe una evolución de arraigar la Alimentaria y que, a la vez, permite crecer e invertir en el futuro. Podemos, de esta manera, hacer de la Alimentaria una feria más profesional e internacional. Es una forma de que Barcelona sea la capital de la alimentación durante unos días.

¿Nos encontramos en los inicios de un cambio en la manera de consumir?
La tendencia desde hace unos años es comida fresca y comer fuera de casa, pero esto depende del presupuesto de cada uno. Lo que está claro es que lo que se gasta en comida se gasta fuera de casa. Además, la evolución de lo que es la línea de la salud está más presente. El comer bien y saludable es una tendencia que busca la gente hoy en día, ya que queremos vivir más y mejor y, cada vez más, la alimentación anda hacia estos conceptos.

Las grandes crisis de la ternera o el pollo han hecho que la gente esté más alerta.
Sí, sobre todo la gente se vuelve más sensible delante de estos hechos. En realidad, la misma industria se autorregula de manera extraordinaria. España se ha ido haciendo grande con la incorporación de medidas sanitarias en los últimos años y ahora se encuentra en un nivel muy alto.

¿Las diferencias alimentarias por qué siguen siendo tan grandes entre el Norte y el Sur de un mismo país?
Esto es un hábito muy local, porque tanto el clima como los materiales influyen. Si España tiene que tener una feria importante, esta debe ser de turismo y alimentación. En referencia a la última, el estado es una fábrica de alimentación: tiene todos los alimentos y tiene una cultura de saber disfrutar de la gastronomía. Los competidores en España son las materias primas.

Además, actualmente al tema de la alimentación se le da mucha importancia.
Y más con fenómenos como la obesidad. Ya existen unas normas de que los productos no pueden pasar de un nivel de grasas saturadas. Esto me parece bien, pero la industria no debe ser la única en tomar medidas, sino que debe haber una campaña dirigida a los niños para que lleven una vida más sana y menos sedentaria.

¿La situación ferial en España está a un gran nivel?
El sector ferial español está muy sano. Es decir, en estos momentos, España le está cogiendo el sitio a otros países porque hay instalaciones y precios mejores, y además se ofrece mucho más. Una feria profesional es la feria de un continente. Antes, en Europa, se hacían en Bruselas o Ginebra y, ahora, estas ciudades están decadentes y muy caras. En cambio, Madrid y Barcelona tienen un clima bueno, un mejor nivel de vida y está mundialmente mejor situadas.

¿Y en el reparto de la península?
Lo que pasa es que el sitio dónde se hace la feria lo marca el visitante. La situación de la feria es, también, un atractivo y se debe relacionar con el tipo de evento que se busca. De todos los recintos que hay, el primer análisis que se hace para decidir el sitio dónde se celebra, es mirar el sector y la demanda que hay hoy en día. Pero, en primera división están Barcelona y Madrid.

Lo que se requiere principalmente para hacer una feria, ¿qué es?
El primer análisis que se hace es mirar la oferta y la demanda y quienes son los compradores, si estos son suficientes, habrá expositores. Porque, si no hay compradores, ¿por qué se hace una feria? Siempre va ligado a que un comprador pueda encontrar toda la oferta disponible en el mercado. Es el hecho de crear comunidades y de saber que, ahí, el que busca podrá encontrar productos y conocer a mucha gente.