Directora de Peix & Co

Gemma Cernuda

Citas para comunicar

“La publicidad debe transmitir algo más que una apariencia”

Jueves, 08 de Noviembre de 2007
En el buen sentido de la expresión, el mundo empresarial nos enseña que todo es susceptible de ser comercializado. Incluso la inspiración. Porque las buenas gestiones requieren siempre un buen mensaje, preferentemente original, que pueda anunciarlas. Y qué mejor que recurrir a las citas, estas perlas contenidas en la sabiduría acumulada de siglos para legitimar aquello que vendemos o compramos. Al fin y al cabo, no olvidemos que “originalidad” viene de “origen” (Antoni Gaudí). Gemma Cernuda es publicista y se dedica a ello. Ahora publica una recopilación de 69 citas sobre el amor escritas por mujeres de todo el mundo. Hemos hablado con ella para que nos lo explique. 
<div align='center' class='destacado'>“Vender un buen producto requiere algo más que calidad. También hay que transmitir aquello que se quiere vender. Y las citas ofrecen, en muy pocas palabras, por tanto, con mucha brevedad, sentencias que son aplicables a muchos aspectos de la vida, incluso, evidentemente, los comerciales”</div><br><br><div align='center' class='destacado'>“Quiero que mis citas sean un recurso comunicativo. Si este recurso es innovador y brillante, mucho mejor, porque esas palabras invitan a la reflexión, no son sólo aplicables a un contexto empresarial concreto”</div><br><br><div align='center' class='destacado'>“En el campo empresarial, los hombres actúan de modo distinto a las mujeres. Lo que yo pretendo con mis citas es crear un vínculo casi emocional entre la marca y el cliente. Y cuando explico cómo comunicamos, hay más sintonía si se lo cuento a una mujer que a un hombre porque ella entiende con más facilidad la finalidad de mis productos”</div><br><br>
<b>Ofrecer sólo citas parece algo demasiado sencillo.</b>

Sí, puede que lo parezca. Pero, sabemos que vender un buen producto requiere algo más que calidad. También hay que transmitir aquello que se quiere vender. Y las citas ofrecen, en muy pocas palabras, por tanto, con mucha brevedad, sentencias que son aplicables a muchos aspectos de la vida, incluso, evidentemente, los comerciales. Y esto es precisamente lo que pretendemos.


<b>¿Y usted cree que las empresas necesitan este tipo de mensajes?</b>

Mire, creo que todos nosotros ya empezamos a estar saturados de un tipo de publicidad que, externamente, parece tenerlo todo pero el mensaje es vacío. Lo que pretendemos es interesar a aquella persona que busca soluciones de comunicación basadas en la palabra, no sólo en la imagen y a las que no les gusta el mensaje sin contenido. La publicidad debe transmitir algo más que lo aparente.


<b>La ventaja es que las citas pueden aplicarse a muchos contextos.</b>
 
Bien, esta es la grandeza de estas sentencias que pueden haber sobrevivido a sus autores y a su propio tiempo, para llegar a ser casi comodines que podemos aplicar en cualquier circunstancia de nuestra vida cotidiana. Y no depende sólo del producto, ni la edad, ni de las circunstancias concretas que rodean al producto. En buena parte, es de la  sensibilidad de quien lo recibe. Tal y como decimos, este tipo de mensajes, perduran en el silencio.  


<b>Pero el contexto en que se dijo esta cita puede haber cambiado.</b>
 
Cambian los contextos, las circunstancias, la tecnología, los medios, pero la esencia de la condición humana siempre es la misma. Ahora y hace dos mil años. Así que procuramos que estas citas tengan valor por si solas. No las manipulamos.


<b>¿Seguro?</b>
 
No, claro que no <i>(risas)</i>.


<b>¿Para el perfil de algún cliente no hay que hacer algún cambio? ¿Ni que sea para contextualizar?</b>

En términos generales, le aseguro que no. A partir del valor de la marca en la que trabajamos, busco citas y selecciono aquellas que mejor pueden adecuarse al perfil del cliente.


<b>Pero no siempre tendrá las citas a punto para este cliente tan específico.</b>
 
Hay que estar siempre muy alerta de aquello que te rodea. Leo mucho y escucho todo aquello que pueda interesar: es de ahí de donde las saco, aunque no siempre son exactamente literales, sino que me puedan inspirar o las pueda dar por buenas. Busco citas que hagan reflexionar.


<b>Entonces, son citas literales pero con cierta libertad de cambio.</b>
 
Sí, las doy por buenas tal cual aunque sí, admito que pueda modificar alguna palabra para que quede bien con el contexto que requiere el trabajo. 


<b>Y las citas, ¿ya las encuentra en este formato?</b>
 
No siempre. Por ejemplo, a veces las puedo sacar de los periódicos, o al escuchar la radio. Pueden ser dichas por cualquier persona y en cualquier momento, no hace falta que sean de celebridades ni en hechos históricos relevantes, aunque he de admitir que la mayor parte de ellas pertenecen a discursos o a algún hecho importante de alguien que ha destacado en algún campo de la historia.


<b>Debe ser difícil recordar tantas citas.</b>

A ver, lo que es cierto es que al principio las tenía más en la cabeza. Ahora con tantas, es más difícil. Sin embargo, aquello que hace que uno las pueda retener es que básicamente crea en ellas y sobre todo, en las circunstancias de la vida de sus autoras. Normalmente las mujeres que pronuncian estas citas han llevado una vida, digamos, turbulenta, no siempre fácil, y esos episodios con los que uno se queda hacen que sean más fáciles de recordar.


<b>Acaba de publicar <i>La Agenda del Amor</i>. ¿De qué amor habla?</b>

Del más convencional, del amor de una pareja, aunque puede aplicarse a otras circunstancias. De hecho, pienso que esta agenda es divertida porque se ha hecho exclusivamente con citas de mujeres que se han acabado recopilado todas en un libro. Y funciona, porque en las tiendas en las que se ha distribuido se está vendiendo muy bien.


<b>Parece que se dirige a un colectivo femenino.</b>
 
No me dirijo a la mujer en concreto, pero es un colectivo empresarial con una importancia creciente. Mire, lo que pasa es que hace 5 años, cuando tuve la idea de este proyecto, el de hacer comunicación con citas, sólo encontré referencias masculinas. Así que se me ocurrió hacerla para la mujer empresarial.


<b>Debe haber más empatía.</b>

En el campo empresarial, los hombres actúan de modo distinto a las mujeres. Lo que yo pretendo con mis citas es crear un vínculo casi emocional entre la marca y el cliente. Y cuando explico cómo comunicamos, hay más sintonía si se lo cuento a una mujer que a un hombre porque ella entiende con más facilidad la finalidad de mis productos. No digo que los hombres no lo hagan, por supuesto, pero a otro nivel <i>(más risas)</i>.  


<b>La finalidad es la venta. Pero, también hay algo más.</b>
 
Mire, lo que quiero es que mis citas sean un recurso comunicativo. Si este recurso es innovador y brillante, mucho mejor, porque esas palabras invitan a la reflexión, no son sólo aplicables a un contexto empresarial concreto.