Consejero de Wind Cat House

Jesús Herrero

Inversiones en el agua

“Para vender hay que estar en todas partes”

El náutico es un sector que depende mucho de los productos y si  hay crisis no se nota, ya que un comprador sabe lo que vale un barco y si puede comprárselo se gastará lo que cuesta, ni más ni menos.

Jueves, 29 de Noviembre de 2007
Navegar por las tranquilas aguas del Mediterráneo acostumbra a ser el sueño de mucha gente. Sea porque es la misma imagen de la relajación, o porque significa haber conseguido determinado estatus, lo cierto es que es un aspiración que puede estar más al alcance de lo que podemos llegar a pensar. <b>Wind Cat House</b> es una empresa relativamente joven que se dedica a proporcionar estas aspiraciones. Con un equipo de más de veinticinco profesionales “de mente moderna, abierta y con visión de futuro”, se trabaja con una misión común: la de “satisfacer las necesidades de los clientes ofreciendo productos y servicios de calidad”, tal y como recoge su página web. Hoy hablamos con su consejero, Jesús Herrero.
<div align='center' class='destacado'>“En cualquier mercado, la confianza entre el comprador y el vendedor es esencial. Pero en nuestro caso, creo que hay un plus, porque estamos hablando de temas que no son sólo económicos sino que en buena parte tienen algo de emocional, en el que la ilusión juega un papel importante</div><br><br><div align='center' class='destacado'>“Uno de los mayores activos de la empresa es la gente motivada, a la que le guste su trabajo. Creo que en este sentido, nosotros tenemos suerte porque tenemos una escuela de formación náutica y en ella se ha formado gente que empezó con 14 años y cuando han terminado, han trabajado y crecido con nosotros</div><br><br><div align='center' class='destacado'>“Si hay crisis como en el sector de los automóviles, en el nuestro no se nota por una simple razón: porque un comprador sabe lo que vale un barco y si puede comprárselo se gastará lo que vale y punto”</div><br><br>
<b>De todos los servicios que se ofrecen ¿Cuáles son los que más se potencian en su sector?</b>
 
La venta, sin duda. En cualquier mercado, la confianza entre el comprador y el vendedor es esencial. Pero en nuestro caso, creo que hay un plus, porque estamos hablando de temas que no son sólo económicos sino que en buena parte tienen algo de emocional, en el que la ilusión juega un papel importante. Así que esta confianza debe ser sólida. Y nosotros procuramos fomentarla, no sólo en la venta sino también en la posventa, para favorecer la fidelización.


<b>¿Y todo ello con una estructura propia?</b>
 
Sí, empezamos así y así hemos continuado. Hemos crecido con un eje central, que es el de la venta, a partir del cual se han ido desarrollado otros sectores que han cobrado importancia con los años, sin olvidar, por supuesto el montaje y el mantenimiento. Así que tenemos poca subcontratación. 


<b>Con el espectacular crecimiento que han ido experimentado en los últimos años, habrán ido incorporando distintas marcas.</b>
 
Sí, pero también hemos dejado a muchas por el camino. Hemos llegado a acuerdos con temas relacionados estrictamente con la venta de barcos, aunque estamos limitados.


<b>¿A qué se refiere?</b>
 
El mercado marítimo, como todos, es complejo y tiene sus propias reglas. Es un factor a tener en cuenta: el hecho de que se puedan comprar marcas sólo en determinadas zonas. Por otro lado, nosotros siempre hemos procurado seguir una política de crecimiento sostenido, buscando a distribuidores que puedan adecuarse a aquello que pretendemos. 


<b>Antes ha comentado el hecho “emocional” de este negocio. Supongo que debe influir el hecho de que trabajen con gente que ha dedicado toda su vida profesional a este mundo.</b>
 
Bien, creo que estaremos de acuerdo en que uno de los mayores activos de la empresa es la gente motivada, a la que le guste su trabajo. Creo que en este sentido, nosotros tenemos suerte porque tenemos una escuela de formación náutica y en ella se ha formado gente que empezó con 14 años y cuando han terminado, han trabajado y crecido con nosotros.


<b>Son expertos.</b>
 
Sí, por supuesto. Son gente con conocimientos, muchos conocimientos del sector. Y eso es aquello que cualquier comprador busca. Porque en este sector, los vendedores saben mucho. Pero también los compradores. Saben qué es lo quieren y tienen las ideas muy claras. Por ello también nos hemos ido especializando, creando distintas áreas de negocio: <b>Wind Cat Boats, Wind Cat Service, Wind Cat Ocasión, Wind Cat Charter, Wind Cat Shops y Wind Cat School</b>.
 

<b>Sin embargo, deben notar más que en cualquier otro sector las fluctuaciones de la economía.</b>
 
Depende mucho de los productos. Es decir, si hay crisis como en el sector de los automóviles, en el nuestro no se nota por una simple razón: porque un comprador sabe lo que vale un barco y si puede comprárselo se gastará lo que vale y punto. No olvidemos que es también más estable. Al mercado del automóvil accede todo el mundo, mientras que el náutico es mucho más restringido.


<b>¿Y el mercado de segunda mano?</b>
 
Está en constante movimiento. Es un potencial que nunca hay que despreciar porque tiene mucha fluctuación. 


<b>¿Y qué perspectiva tienen ahora mismo?</b>

En estos momentos el nuestro es un sector en auge, pero así entendido a nivel general. Si vamos al análisis concreto, descubriremos que hay parcelas del negocio que están más de moda que otras.


<b>¿Por ejemplo?</b>

Pues, las motos de agua, por ejemplo. Hubo hace unos cuantos años un auge espectacular pero últimamente ha habido cierto retroceso, no porque la cosa se enfriara, sino debido a las dificultades en conseguir licencias. También es cierto que los precios se han disparado, últimamente. Los barcos en general, estamos atravesando un buen momento, pero el potencial aumentaría espectacularmente si hubiese más puntos de amarre en las costas españolas. Esto favorecería el movimiento y, por tanto, se generaría más demanda.


<b>Creo que en otros países este tema lo tienen resuelto.</b>

Evidentemente,  si uno se va a Francia o a Inglaterra, por citar dos países cercanos, lo único que le pedirán es un seguro bueno de barco. Nada más. Aquí nos hemos vuelto muy exigentes con todo el papeleo y por ello ha provocado que se haya convertido el nuestro en un mercado más selectivo y exclusivo. Con frecuencia, involuntariamente.

<b>¿Cuál es la estrategia para darse a conocer?</b>
 
Nuestra idea es estar en el mayor número posible de lugares: en todas las competiciones, exposiciones, eventos, lo que sea. Es un modo de llamar la atención pero también para que nuestro nombre, nuestra marca, llegue a resultar familiar. Sí que es verdad que no estamos en las grandes regatas, porque en las que estamos son de carácter más social, aunque hemos hecho muchas cosas para profesionales como ayuda o preparación.
Jesús Herrero
Jesús Herrero
Consejero de Wind Cat House