Presidente de Forcadell

Carles Vila

 Forcadell, gestión inmobiliaria y consultoría de inversión

 “La competencia es una oportunidad, nunca un problema”

 “Los intereses bajos, el dinero de la bolsa, las inversiones... hay muchos argumentos sólidos que impiden la “burbuja inmobiliaria”

Lunes, 17 de Mayo de 2004
 Fundada en 1958 Forcadell tiene actualmente en plantilla a más de 130 profesionales. Sus actividades principales son la intermediación como agencia inmobiliaria, la consultoría de inversión y la gestión patrimonial. Su filosofía de trabajo se basa plenamente en la consecución de las necesidades y expectativas del cliente y para ello, cuenta con una amplia cobertura de servicios y una serie de sucursales alrededor del estado, además de presencia en el extranjero a través de la red Global Property Alliance. Su volumen de facturación en el 2003 fue de 8,51 millones de euros, cifra que según sus previsiones, será incrementada hasta los 9,45 millones en el presente año. Charlamos con Carles Vila Polls, Presidente de Forcadell. 
“En los años 80 se fueron incorporando multinacionales de servicio inmobiliario al sector y eso, en lugar de achicarnos, hizo ponernos a su altura. Fue un gran reto en su momento del mismo modo que lo es ir manteniéndonos en el mercado según las circunstancias”

“El sector de oficinas está pasando por un momento de frenada. En cambio áreas como la industrial están funcionando bien. Lo que no es bueno es que nos movamos en un sector inmobiliario sin ningún tipo de estabilidad”.

“Los tipos de intereses bajos, el dinero de la bolsa, la gran compra que hay por parte de extranjeros en España, las inversiones en la costa... Estos son algunos de los argumentos sólidos que impiden lo que se conoce como la “burbuja” inmobiliaria.

 
 

Forcadell es una de las firmas que se ha mantenido en Barcelona a lo largo de muchos años y con un representación muy familiar.  
 


Exacto, Forcadell ha luchado mucho por estar siempre en primera línea de fuego y esquivando los reveses. En los años 80 se fueron incorporando multinacionales de servicio inmobiliario al sector y eso, en lugar de achicarnos, hizo ponernos a su altura. Fue un gran reto en su momento del mismo modo que lo es ir manteniéndonos en el mercado según las circunstancias que se vayan produciendo. Por ello la competencia, lejos de asustar, debe ser un incentivo. 
 


¿Cuándo surgió el deseo de expansión hacia otros puntos del Estado?
 


Forcadell es una empresa de tradición catalana, pero hoy día la misma globalización de los mercados obliga a cubrir otros puntos del territorio español. En el año 81 abrimos una sucursal en Palma de Mallorca y progresivamente lo hicimos en Madrid, Sevilla, Bilbao, Valencia...  La última operación de estas características que hemos realizado ha sido la asociación con unos colegas de Lleida que ha permitido la obertura de una nueva oficina en la capital del Segre.
 


¿Estratégicamente es recomendable tocar muchas teclas en el mundo inmobiliario? ¿Es compatible realizar trabajos de construcción y promoción de inmuebles a parte de servicios inmobiliarios?
 


Nos dedicamos en exclusiva a los servicios inmobiliarios. Complementar la promoción y el volumen de los servicios no es conveniente. La cultura, dirección y organización son diferentes en una empresa de promoción y en una de servicios inmobiliarios, así que es muy difícil hacer compatible las dos ramas. 
 


¿Como está el inmueble en Barcelona en cuanto a solares, metros cuadrados edificables y oficinas libres?
 


Soy bastante reticente de hablar específicamente de la ciudad de Barcelona. Prefiero el concepto de área metropolitana de Barcelona ya que es más amplio. En cuanto a la cantidad de suelo edificable en la ciudad mi respuesta es clara: está casi agotado. Y eso condiciona todo lo demás. Independientemente a esto, no se puede hablar del sector inmobiliario de un área global, porque cada sector tiene sus peculiaridades. Por ejemplo el sector de oficinas está pasando por un momento de frenada. En cambio áreas como la industrial están funcionando bien. Lo que no es bueno es que nos movamos en un sector inmobiliario sin ningún tipo de estabilidad. 
 


En muchos casos el titular del suelo es municipal. ¿Cree que las actuales políticas de izquierdas producirán cambios en el sector inmobiliario?
 


Yo opino que lo que se ha de hacer es calificar el suelo que vaya destinado a hacer una función social, ya sea en propiedad o en alquiler. Para mí es la máxima prioridad que deberían alcanzar los gobernantes.
 


¿Las instituciones harán de empresas de servicio inmobiliario?
 


Ya lo creo, y por mi parte pienso que en este aspecto se equivocan, ya que cada uno ha de hacer su papel en la sociedad. El problema no está en los sellos inmobiliarios está en la falta de calificación de suelo.
 


¿En los próximos meses que hay de máxima prioridad en Forcadell?
 


La prioridad que nos hemos marcado es que nuestro modelo de empresa funcione como una red. Me explico: Cada oficina va funcionando por su lado, pero queremos generar negocio cruzado. Que los inversores de Sevilla puedan invertir aquí, o los de Lleida se puedan cruzar con los de Valencia. Ya que nuestra estrategia para abrir oficinas es asociarnos con agentes locales y tenemos buenas relaciones con ellos, queremos aprovechar este filón. Asociarte con un agente local de prestigio que tenga un peso especifico dentro de la economía de la ciudad, es algo muy favorable a la hora de abrir una nueva sucursal de la empresa en ciudades fuera de Cataluña.
 


Mucha gente del sector ha afirmado que el concepto de la burbuja inmobiliaria se ha magnificado hasta tal punto que está a punto de pincharse. ¿Se producirá el estallido de la famosa “burbuja”?
 


Lo de la burbuja es una controversia constante en la que unos afirman su existencia mientras que otros reniegan del concepto. Yo me decanto por la segunda postura. Creo que se dice que hay burbuja inmobiliaria cuando aquel crecimiento desmesurado del sector no tiene ningún fundamento. Pero este no es el caso hoy día, ya que hay un crecimiento desorbitado pero que tiene sus fundamentos. Los tipos de intereses bajos, el dinero de la bolsa, la gran compra que hay por parte de extranjeros en España, las inversiones en la costa... Estos son algunos de los argumentos sólidos que lo aseveran. Desde mi punto de vista no es algo artificial, porque veo que tiene unas bases sólidas. ¿Qué esto pueda explotar algún día? No lo creo. Lo deseable y prioritario es que el sector inmobiliario deje de ser noticia, cuando las cosas estén normalizadas.
 


¿Como se encuentra el sector de la rehabilitación de inmuebles en Barcelona?
 


Está funcionando muy bien, en Barcelona se está rehabilitando mucho. Yo recuerdo que cuando iba a París de joven, me llamaba mucho la atención que en lugar de derruir un edifico en mal estado lo rehabilitaban. Aquí se derrocaba y se comenzaba de cero. Actualmente se hacen rehabilitaciones muy meritorias. Muchos de los profesionales nos sorprendemos de las dificultades que se superan a la hora de mantener ciertos tipos de fachadas. Es un campo que crecerá más y cada vez a mejor.
 


Pongamos en práctica la teoría: Necesito una oficina de 700-800 metros cuadrados en la parte alta de Barcelona ¿Cuanto tendría de pagar?
 


En la consultoría todo va más allá ya que influyen muchas cosas. La consultoría inmobiliaria se vincula más con el cliente. Nuestros consultores han de ir del brazo con el cliente y comprender sus necesidades. Influyen muchas cosas y siempre surgen alternativas a los planes primogénitos que pueden ser más interesantes. 
 


¿En que consiste la colaboración entre Forcadell y la Universidad de Barcelona?
 


Trabajamos juntos haciendo estudios de mercado cada año. En la Universidad de Barcelona lo trabajan y sacan sus conclusiones. Estos informes nos sirven de base para gestionar el futuro de la empresa.