Director General de Logisfashion

Juan Manzanedo

 Juan Manzanedo, cuando la teoría en las aulas triunfa en la práctica

 “Necesitamos políticas de empleo más realistas”

 Logisfashion ha revolucionado el mercado del almacenaje textil ofreciendo máximas garantías de control

Lunes, 17 de Mayo de 2004
 Madrileño de nacimiento, Juan Manzanedo estudió Ciencias Económicas en la Complutense. Tras licenciarse, en 1993, pensó en buscar un Máster para encaminar su futuro profesional, y eso le llevó hasta Barcelona. En IESE, Manzanedo  realizó el MBA. Junto a Carlos Villa y Juan Martínez, realizaron el proyecto de empresa  que cada año supervisa Pedro Nueno. Uno de los tres tenia experiencia en la Logística textil, tras haber trabajado un tiempo en Inglaterra. Y  aquel proyecto fue la clave de su futuro Hoy se ha plasmado en una auténtica realidad: Logisfahion. 
 
“Cuando se ha recorrido cierto camino en el mundo empresarial, se tiene la tendencia de ver más los inconvenientes de una propuesta que sus posibles virtudes”

“El secreto de nuestra empresa, extrapolable a muchas otras es el software que ofrecemos a nuestros clientes, y un sistema de acabado que da confianza”

 
 

Es usted un joven triunfador...  
 


No ha sido fácil consolidar el proyecto. Tenía 26 años cuando, con dos compañeros mas, uno de 27 y otro de 28, nos planteamos presentarnos al FORUM NAVES (IESE), una oportunidad para que los planes de negocios promovidos por los alumnos del MBA obtengan financiación, supervisado por Pedro Nueno, en el que se trataba de ofrecer ideas de empresa para  inversores. De hecho, los dos primeros años Logisfahion  tenía un pequeño almacén en Palau-Solità de apenas 1000 metros cuadrados, unos cuantos clientes, pero eso sí, muchas, muchas ganas.  
 


Pues ahora, la estructura que uno percibe es espectacular...
 


Esta nave de Santa Maria de Palautordera reúne los requisitos para lo que necesitamos, unos 8000 m2 de planta para un total de 16.000, con toda la tecnología que se le exige a nuestra compañía. Es decir, con el objetivo de ser puntera en el acabado y almacenaje de lo que llamamos “prenda colgada”.
 


El enclave en el Vallés Oriental, ¿tiene algún motivo?
 


Tras estar en  Palau  Solità y en  Caldes de Montbui, en el Vallès Occidental, comprobamos que era importante mantenerse en la comarca. Pero la necesidad de metros cuadrados nos llevó algo más lejos de Barcelona, aunque para lo que nosotros necesitamos, esa proximidad no es relevante. 
 


Logisfashion  lleva varios ejercicios creciendo de forma espectacular en facturación...
 


Ciertamente, estamos creciendo a un ritmo del 30, 35, 40 por ciento más. El capital de la empresa es hoy de 3,5 millones de euros y la facturación de 2003 se situa en 9 millones.
 


¿Cual es el factor que os diferencia de la competencia?
 


Desde el principio tuvimos claro que queríamos ser una empresa especializada en el almacenaje textil, y eso ya nos aparta de los grandes de la Logística. Nuestro cliente es aquella firma que quiere que su ropa no esté al lado de productos que nada tienen que ver, desde jamones a bicicletas... Es un tema que discutimos mucho con Carlos Villa, que sigue compartiendo responsabilidades en el día a día en el apartado logístico de la empresa, como director de Sistemas (el otro socio fundador, Juan Martínez, mantiene acciones pero volvió a su Murcia natal). Nuestro secreto es el software que ofrecemos a nuestros clientes, y un sistema de acabado que da confianza. 
 


Explíquenos algo mas lo del acabado ...
 


Bien, muchos pueden pensar que la logística que ofrecemos es recoger la mercancía en nuestros camiones y depositarla aquí, hasta la entrega, y nada mas lejos de la realidad. Cuando llegan las prendas, se abren las cajas, se realiza un planchado (a través de unas máquinas semejantes a un túnel de lavado), y se etiqueta y embolsa todo. Se controla la calidad, se gestionan los "stocks"... De esta forma, cuando se requiere este material, la prenda llega lista para colgar en la tienda. Somos los únicos en dar un servicio completo
 


¿Cuánta gente hace falta para llevar a cabo todo este proceso?
 


El problema nuestro es el alto grado de estacionalidad del textil. Ahora  mismo, estamos en temporada baja, pero en un par de meses, estos 16.000 m2 estarán a rebosar. De hecho, cuando el trabajo aprieta, llega a haber aquí mas de 200 personas, aunque generalmente, somos unos 100 en esta planta. Pero sí es verdad que el tipo de empleado temporal, hace que en esta zona, haya poco paro en ese segmento gracias a nosotros. 
 


¿Quién valora ese servicio mas completo que ofrecéis ?
 


Lógicamente, todos los clientes que tenemos, porque les garantizas una prenda en condiciones al llegar a la tienda, pero además, el software de gestión de stocks que hemos desarrollado, y que permite visualizar constantemente las necesidades de cada cual en tiempo real. 
 


¿Logisfashion aspira a tener a los grandes como clientes?
 


Poco a poco, esos grandes han ido llegando. Es el caso de Zara, que ha creído en nosotros y eso es algo que vamos a tener que afrontar. Aunque el textil en España, no es sólo Inditex, o Cortefiel, hay muchos mas, y nosotros los tenemos de clientes. 
 


Crecer sin morir del éxito...
 


Es determinante controlar en todo instante el crecimiento. Nos hemos propuesto consolidar la empresa en este periodo. Hay que tener en cuenta que no hemos repartido dividendos, y que hemos preferido reinvertir, sobre todo en valores inmobiliarios, cosa que nos permite afrontar los próximos ejercicios con mayor comodidad. 
 


Por tanto, nada de aventuras con otros, por el momento...
 


Ha habido mas de un intento por parte de empresas importantes pero de momento, no resulta interesante. Creo que es demasiado pronto para pensar en ello, o en temas como los de salir a bolsa. Vamos haciendo camino, pero sin prisa. 
 


¿Qué le pide a los políticos a la hora de tener más facilidades para salir adelante?
 


Básicamente les diría que hacen falta políticas de fomento de empleo mas realistas. Y además, en Catalunya  prácticamente no tienes acceso a nada, es muy complicado obtener subvenciones, al contrario de lo que ocurre en Madrid. 
 


Usted también se apunta a la polémica Madrid-Barcelona...
 


Es una polémica que no acabará nunca. En Catalunya siempre hubo mejores infraestructuras, una red viaria mucho mejor que en Madrid, que hasta hace poco tiempo faltaba desarrollarlas. Eso ha provocado que, para paliarlo, en los últimos tiempos se hayan volcado muchos mas fondos hacia la capital del Estado. 
 


¿Cuáles son los planes inmediatos de Juan Manzanedo, las prioridades hoy?
 


Seguir ofreciendo ese valor añadido en la logística  textil  que damos, y que ha roto muchos esquemas entre el sector. Seguir mejorando los sistemas informáticos que ofrecemos (mi socio y cofundador Carlos Villa se encarga de eso, como director general de Sistemas) y después consolidar nuestra posición patrimonial y financiera, tras casi 8 años de existencia. 
 


Y estar preparado por si salen otros jóvenes  emprendedores. Por cierto, usted sigue en contacto con el IESE en el tema de las propuestas de empresa.¿Hay buenas ideas en ese seminario?
 


Sí que las hay, pero no sé si es que cuando uno ya ha recorrido cierto camino empresarial, tienes tendencia a ver más los inconvenientes de una propuesta que sus posibles virtudes. Claro que si en su momento, los que montamos Logisfahion nos hubiéramos desanimado a la primera de cambio...

Has de estar realmente convencido, los que valoran la idea siempre tratan de buscar los puntos negativos y hay que saber que las ideas espectaculares  no existen.