Asesor adjunto del Consejero Delegado de B:SM

Jordi Vallverdú

 Barcelona Serveis Municipals, el sector público no deficitario

 “Las administraciones públicas deben tener empresas que las ayuden a invertir”

 “El gran reto de las infraestructuras olímpicas es sacar un rendimiento más allá del estrictamente deportivo”

Lunes, 17 de Mayo de 2004
 Barcelona Promoció es una empresa que nació con el apoyo unánime de todas las fuerzas políticas que formaban el pleno barcelonés poco antes de la concesión de los Juegos Olímpicos (1986). Desde entonces, ha sido la encargada del mantenimiento, gestión y promoción de las principales infraestructuras olímpicas de la ciudad condal, entre ellas el Estadio Olímpico de Montjuïc, el Palau Sant Jordi, el Velódromo de Horta y el Palau dels Esports. Todos ellas se han rentabilizado gracias a los eventos que en ellas se han dado cita, sin que el ciudadano haya tenido que pagar impuestos para su conservación. En el año 2003 el Ayuntamiento de Barcelona decidió aunar diferentes empresas municipales en una sola. Es así como nace Barcelona de Serveis Municipals, S.A. (B:SM). Hoy hablamos con Jordi Vallverdú, asesor del Consejero Delegado y consultor independiente.  
“Aconsejaría a los clubes que construyen nuevos estadios, que si quieren tener buenas perspectivas comerciales, estos deberían tener un aforo máximo de 50.000 personas”

“Hay que fomentar siempre una relación de reciprocidad con la prensa, la cuál a ambos nos beneficia.”

“El Fórum fagocitará todo lo que Barcelona ha realizado y realizará durante el 2004 pero será un gran éxito. Tanto al nivel de organización, como de objetivos como de visitantes”

 
 

¿Cómo se articula la transición de un proyecto como Barcelona Promoció, hacia la labor de consultoría de la nueva B:SM?
Barcelona Promoció fue una empresa que dirigí desde el primer momento, que fue creada a raíz de un estudio de viabilidad encargado pocos meses antes de la concesión de los Juegos Olímpicos, por el entonces alcalde Pasqual Maragall. Desde el principio éramos una empresa cien por cien municipal, concesionaria de los derechos de explotación de las instalaciones olímpicas. Posteriormente a los Juegos, convertimos en un punto de referencia actos de todo tipo, desde presentaciones de nuevos productos, conciertos musicales y, obviamente, eventos deportivos. Así que después de dieciséis años, en el año 2002, me planteé la posibilidad de dejar el día a día e involucrarme en algo vinculado al ocio dentro del Ayuntamiento de Barcelona. 
 


Y es entonces cuando nace Barcelona de Serveis Municipals


Efectivamente, a principios del 2003 la administración municipal crea esta entidad, (B:SM), que absorbe, entre otras empresas de carácter municipal, Barcelona Promoció. Es entonces cuando me incorporo al comité de dirección de la nueva sociedad, pero compruebo que es una concepción muy alejada de lo que venía haciendo. Por esto a finales de 2003 considero que es un momento ideal para dejarlo y es entonces cuando me convierto en asesor del consejero delegado de B:SM. Alfredo Morales. Además de compatibilizar labores de consultoría que en los últimos años había desarrollado.
 


La gente debe tener la impresión de que Jordi Vallverdú tiene múltiples responsabilidades.  


He tenido siempre mis dudas entorno a que sucedería cuando estuviese en el mercado. Pero la sorpresa ha sido agradable porque ahora mismo tengo más ofertas que trabajo puedo realizar. Una de mis virtudes es el exceso de responsabilidad. En estos momentos se podría montar una estructura de consultoría y gestión, para ayudar a invertir a las administraciones públicas. No obstante, en cierto modo no me apetece montar dicha estructura, porque sería una responsabilidad que en estos momentos no quiero asumir.
 


¿El Fórum ha fagocitado todo lo que Barcelona ha realizado y realizará durante el 2004?


Si, es cierto. Este es un tema que nos preocupaba mucho en Barcelona Promoció. Antes de abandonar mi cargo, en una reunión con gente de la organización del Fórum, acordé que muchos de los grandes nombres del evento se produjesen dentro de los recintos de Barcelona Promoció. Ellos vieron que grandes nombres del pop-rock mundial aceptaban venir a Barcelona para el Fórum, pero siempre dentro del marco del Palau Sant Jordi. Yo creo que el Fórum funcionará. Tanto al nivel que ellos se plantean, como unión de las culturas, como a nivel de visitantes. Tan solo me preocupa que se ha preparado poco el post-Fórum.
 


Siempre se recuerdan los éxitos, pero ¿hay algún proyecto que le gustaría haber realizado y que todavía no ha materializado?


Yo creo que mi asignatura pendiente es el Estadio Olímpico. En Europa normalmente se utilizan los estadios que han albergado Olimpiadas para tres deportes: rugby, fútbol y fútbol americano. Pero en España es diferente, tan sólo, funciona el fútbol. La concepción de nuevos estadios olímpicos, para que después se puedan rentabilizar, está basada en el fútbol, sobre todo en el sur de Europa. Además yo aconsejaría a los clubes que construyen nuevos estadios, que si quieren tener buenas perspectivas comerciales, estos deberían tener un aforo máximo de 50.000 personas. Esto es lo que se ha hecho en Portugal para la próxima Eurocopa. 
 


Como experto, ¿qué opina de los Juegos Olímpicos de Atenas?


Los Juegos es un acontecimiento muy importante, y no sólo deportivo: hay muchos intereses comerciales, televisiones, sponsors, el propio Comité Olímpico y la atención mundial. Así que es inconcebible un fracaso de las próximas Olimpiadas, es más no se lo pueden permitir. En Atlanta, donde estuve colaborando, también parecía que había algo que no iba a funcionar, pero finalmente no fue así. Por eso no tengo dudas de que  el día de la inauguración estará todo finalizado.
 


¿Cree que Madrid podrá acoger las Olimpiadas del 2012?


Según expertos con los que he hablado, todos han coincidido en afirmar que tienen opción. Las votaciones del 2005 estarán entre París y Madrid.
 


Siempre ha tenido fama de saber entender a los medios de comunicación. ¿Cómo ve el rol de los periodistas y los medios?


Siempre he tenido claro que la única forma de llegar al público era a través de los medios de comunicación. Así que nunca he sido receloso de ofrecer todo tipo de información a los periodistas, siempre he dado la cara ante los medios cuando hacía falta. Hay que fomentar siempre una relación de reciprocidad con la prensa, la cuál a ambos nos beneficia.