Team Manager del equipo Ferrari Mare Rosso Roger Racing

Sergio Borrell

Pasión convertida en trabajo

“En los sponsors, todo se resume en calidad y notoriedad”

Sergio Borrell nos cuenta cómo hizo de algo que le había apasionado siempre una profesión.

Jueves, 13 de Diciembre de 2007
Uno de los primeros secretos que se aprenden en el entorno empresarial es el de la importancia de los contactos. A todos los niveles. Incluso en aquellos en los que aparentemente parecen primar otros aspectos. En el deporte del motor, tener un buen <i>sponsor</i> es algo fundamental, tanto, como una buena formación. Así que quién mejor que alguien que pertenezca a su propio entorno para formar a aquellos que quieren dedicarse. Hoy hablamos con Sergio Borrell, <i>team manager</i> del equipo <b>Ferrari Mare Rosso Roger Racing</b>, para que nos cuente las interioridades de este apasionante mundo.
<div align='center' class='destacado'>“Dentro del mundo del sponsoring no sólo está la repercusión, sino todas las actividades que se montan en paralelo con el patrocinio. Nuestros patrocinadores invitan a gente a todas las carreras porque, en realidad, el patrocinador se está gastando más en la promoción para montar el evento que en el propio patrocinio”</div><br><br><div align='center' class='destacado'>“Ofrecemos un producto único en España, que se basa en términos económicos, de acuerdo, pero también con un componente emocional muy importante: el hecho de que un amateur pueda convertirse, con nuestra labor, en piloto. Y esto lo abarca todo: desde la selección del campeonato en el cual se puede optar a participar, hasta la preparación de tests”</div><br><br><div align='center' class='destacado'>“Hay muchas limitaciones por el hecho de que los sponsors no puedan ser marcas de bebidas alcohólicas y de tabaco. Pero generalmente también se producen excepciones”</div><br><br>
<b>Usted empezó como corredor. ¿Cuándo intuyó que su carrera podía reconducirse a la de de empresario?</b>
 
Fue cuando ya tenía experiencia como <i>amateur</i> en campeonatos de España y la Copa del Mundo de <i>Raids</i>. Fue entonces, hace unos diez o doce años, cuando me di cuenta de que había gente con las mismas inquietudes que yo que carecía de recursos económicos para hacerlo.


<b>Igual que usted, vaya.</b>
 
Pues sí. A mi me costó mucho. Yo empecé desde cero y tuve que trabajar para salir adelante con muchos esfuerzos.


<b>Y cuando tuvo experiencia quiso compartirla con otros valores.</b>
 
Sí, en este terreno, mucha gente que observa a los que corren también querría participar. Y aparentemente tienen muchos de los factores necesarios, el principal del cual es el soporte económico. Así que yo veía a gente que quería correr, que tenía estos medios, pero que carecía de la experiencia necesaria. Se me ocurrió la idea de empezar a ofrecer este servicio. 


<b>¿Piensa que si en su etapa como amateur hubiera obtenido mejores resultados, se hubiera dedicado a pilotar profesionalmente?</b>

Bien, en este mundo es muy difícil triunfar si no tienes un buen apoyo económico, aún cuando ganes, como fue mi caso en los <i>Raids</i> de Copa del Mundo. Fue un pensamiento constante durante todos estos años, así que cuando llegó un momento en el que debía ponerme a trabajar en algo que me gustara, me di cuenta de que podía ser interesante continuar en este mundo pero desde la barrera. Y enseguida tuve ofertas para llevar a corredores profesionales en calidad de manager. Y así empecé.


<b>¿Y todos estos proyectos empiezan aquí?</b>
 
Sí. El día que dejo de pilotar. Primero tengo propuestas de marcas para crear negocios, como <b>Audi</b> en su escuela de conducción, donde empecé a generar unas infraestructuras que dirigí durante 4 años y medio. La gente vió cómo montábamos las cosas y empezaron a pedir proyectos. Luego vinieron las <b>24 horas de Barcelona</b> como equipo con un <b>Clio</b>, luego dos, más tarde tres y así sucesivamente. Con el tiempo se añadieron los <b>GT</b>’s, primero con un <b>Ferrari</b> y luego con más.


<b>Parece fácil.</b>
 
Pero detrás hay mucho esfuerzo. Y la clave son los <i>sponsors</i>, claro. Cuando estamos hablando de grandes marcas todo parece muy difícil e inaccesible, pero a veces no lo es tanto. ¿Quiere que le cuente un secreto?


<b>Por favor.</b>
 
Hay diferentes tipos de sponsors, pero al final, si hablamos de grandes multinacionales, se resume todo en dos palabras: calidad y notoriedad.


<b>¿Qué tipo de notoriedad?</b>

Le pondré un ejemplo. En nuestro caso, estamos vinculados desde hace ya varios años con <b>Ferrari</b>, una de las marcas más prestigiosas del mundo, ya sabe. Hay gente que se quiere asociar con nosotros para poder ser relacionada con la imagen que da esta marca. Con noticia, pues, me refiero a la repercusión, pero en positivo; es decir, hablar bien del producto. Porque al final, dentro del mundo del <i>sponsoring</i> no sólo está la repercusión, sino todas las actividades que se montan en paralelo con el patrocinio. Nuestros patrocinadores invitan a gente a todas las carreras porque, en realidad, el patrocinador se está gastando más en la promoción para montar el evento que en el propio patrocinio.  


<b>Habrá muchas limitaciones por el hecho de que los <i>sponsors</i> no puedan ser marcas de bebidas alcohólicas y de tabaco.</b>
 
Es una circunstancia extraña, sí, pero la realidad es que generalmente también se producen excepciones. El tabaco ya no se puede anunciar, está claro, pero con el alcohol las marcas tienen un pacto por el cual no quieren desvincularse del todo del mundo del motor. Y estas excepciones son las marcas que están en la F1, marcas que también están en los <i>Rallys</i>. Son decisiones empresariales arriesgadas. Y ello sin olvidar que también hay países en los que se obliga a limitar la visualización.


<b>Cuando montó su negocio, vio que podía realizar el sueño de mucha gente.</b>
 
Efectivamente. Esto empezó con el <b>París Dakar</b>, donde montamos una estructura para llevar a ocho personas a unas pruebas del Campeonato del Mundo de <i>Raids</i> y otra para llevar a gente al <b>Dakar</b>. Y cuando ya tuvimos una estructura aquí en España, a la gente que le gustó, me pidió que empezara a montar proyectos para el Circuito de Cataluña. Y así hasta a día de hoy. Este año hemos tenido a 10 pilotos.


<b>Mucho trabajo.</b>

Pues sí. Hay una labor muy compleja detrás que hace que en estos momentos seamos capaces de ofrecer un producto único en España, que se basa en términos económicos, de acuerdo, pero también con un componente emocional muy importante: el hecho de que un amateur pueda convertirse, con nuestra labor, en piloto. Y esto lo abarca todo: desde la selección del campeonato en el cual se puede optar a participar, hasta la preparación de tests.


<b>¿Y por dónde se empieza?</b>

La gente nos pide un presupuesto para correr con nosotros, pero lo primero que hacemos es un proyecto que empieza con un cuestionario para ver las necesidades y las posibilidades de aquella persona. Con lo que nos aporta, elaboramos un estudio a medida, explicándole lo que nosotros entendemos que podría funcionar y analizando su capacidad para decidir en qué categoría debería correr y de qué modo podemos serle útiles, claro.


<b>¿Y si el tema sigue adelante?</b>

Pues nada, a partir de aquí empezamos a ver su nivel y a hacer determinadas pruebas, que incluye, por supuesto, cursillos y formación varia: todo lo que le haga falta para que consiga el nivel necesario para llegar a un Campeonato de España de <b>GT</b>’s.


<b>¿Sólo en categoría GT?</b>

Sí. Pero este año en paralelo llevo como manager a un equipo de ocho coches al Dakar, un proyecto nuevo <b>Roger Racing</b> de ocho <b>Toyotas</b> <i>pick-up</i> con gente de diversos países y con la misma filosofía: la de dar al piloto las mejores condiciones para que se sueño se haga realidad.


<b>¿Y el salto de GT a un campeonato internacional?</b>

Este año ya hemos participado en el <b>International GT Open</b>, que ha estado en toda Europa. Y el año que viene ya daremos el salto a Brasil. Es un campeonato que se está dando a conocer a nivel internacional y que tiene un éxito ya consolidado. La edición del pasado año fue en Montmeló incluyó cinco expilotos de F1 y la verdad es que es un campeonato de prestigio.