Director del Centro de Investigaciones Film-Historia y Profesor de la Universitat de Barcelona

Josep Maria Caparrós

 El Séptimo Arte como reflejo de la sociedad

 “En América el cine es una industria antes que un arte. Aquí es al revés”

 El crítico Josep Maria Caparrós establece relaciones entre la historia y el cine

Lunes, 08 de Noviembre de 2004
 El Centro de Investigaciones Film-Historia, se creó como asociación en 1983 anexa al Departamento de Historia Contemporánea de la Universidad de Barcelona (UB). El Centro tiene como objetivo, el estudio de las relaciones existentes entre Cine e Historia, utilizando el film como fuente de investigación y medio didáctico de las Ciencias Humanas y Sociales. La película es testimonio de la sociedad y un retrato de la evolución del mundo contemporáneo, y así nos lo hace saber Josep María Caparrós, director del centro y autor de una treintena de libros sobre su área.
“Las películas son plenamente subjetivas, y nadie lo discute. También lo son los libros de historia, aunque haya quien no se lo crea”

“El cine es un arte apasionante, pero lo es aún más su vertiente histórica-sociológica”

“En el siglo pasado el cine ha acompañado la vida cotidiana de varias generaciones de ciudadanos: la gente ha vivido, se ha informado y formado a través de las imágenes”
 
 

¿Su investigación se centra en fijar paralelismos entre el cine y la historia?
 


No es que establezca paralelismos, sino que el cine es historia. En el siglo pasado el cine ha acompañado la vida cotidiana de varias generaciones de ciudadanos. La gente ha vivido, se ha informado y ha aprendido a través de las imágenes. Especialmente durante la dictadura, donde la gente tan sólo recibía información del mundo exterior mediante las películas. Por eso afirmo que las películas reflejan la mentalidad de las sociedades y son un reflejo del tiempo en que viven.
 


Esto implica que gracias a las películas tengamos diferentes versiones de un mismo hecho histórico...
 


En efecto. Las películas son plenamente subjetivas, y nadie lo discute. También lo son los libros de historia, aunque haya quien no se lo crea.
 


¿Qué acontecimientos históricos son los más recurrentes en la historia cinematográfica?
 


Los grandes temas tratados son la Revolución Francesa, con más de un centenar de películas. Después encontramos las Guerras Mundiales, y en nuestro país se lleva la palma la Guerra Civil. Sin embargo, la mejor recreación que se ha hecho de la Guerra Civil española no fue dirigida por un español sino por un inglés: Ken Loach. En mi opinión, Tierra y Libertad es la mejor película que se ha realizado sobre nuestra guerra.
 
 


El análisis cinematográfico que realiza está basado en la historia ¿se siente más un historiador que no un crítico?
 


La verdad es que sí, me siento un poco historiador. Además he sido tantos años crítico de cine que podría decir que la narrativa, la escenografía, la fotografía y la interpretación son aspectos que ya no me interesan demasiado. El cine es un arte apasionante, pero me quedo especialmente con su vertiente histórica-sociológica.
 
 


¿Existe el peligro de que la proliferación de nuevos directores cause un empobrecimiento de las temáticas?
 


Yo creo que no. Tal vez este fenómeno lo padezca el cine norteamericano, ya que elaboran productos de consumo, y no olvidemos que allí el cine es antes una industria que un arte, mientras que en Europa parece que sea al revés. En cambio en España, el joven cine que nació a principios de los noventa de la mano de Medem, Bajo Ulloa o Amenábar, se centra en temáticas que tratan aspectos y situaciones de la vida cotidiana. Y este cine interesa a una amplia mayoría de público.
 


Esta nueva ola ha prejubilado a gente como Garci, Trueba, Cuerda...
 


Sí. Con el único que no han conseguido acabar es con Almodóvar, porque el manchego va por libre. No encaja en ningún tipo de estilo. No obstante, un director como José Luis Garci todavía mantiene un público bastante fiel, que responde a un perfil de gente conservadora.
 
 


¿Existen acontecimientos históricos que, hoy en día, son considerados tabú para la industria cinematográfica como por ejemplo el 11-S?
 


Es cierto, este hecho que me comentas solamente ha sido narrado en documentales, en esto algo tiene que ver la administración Bush. El único que se ha atrevido a meter el dedo en la llaga es Michael Moore; sin ir más lejos Fahrenheit 9/11 es un sublime documental. De acuerdo que está tratado desde un punto de vista muy subjetivo, pero si nos fijamos en el fondo de la cuestión, nos damos cuenta de que Moore muestra una ristra de verdades. Si en las pasadas elecciones el candidato demócrata John Kerry hubiese llegado a la Casa Blanca, habríamos vuelto a ver cine como parte de la historia. 
 


Hablando de Estados Unidos... ¿cuál es la mejor película sobre la guerra del Vietnam?
 


Sin ningún tipo de dudas, Apocalypse Now. Es la película por excelencia de la guerra del Vietnam.
 


¿Qué directores cinematográficos considera Josep Maria Caparrós de culto?
 


Entre mis favoritos está Kazan. Un hombre de elevada categoría y uno de los más grandes intelectuales norteamericanos. También me gusta mucho Woody Allen, todo un incomprendido en su país; Spielberg, que pese a ser de carácter conservador, es todo un genio en cuanto a originalidad se refiere, y Scorsese. Estos serían los directores primordiales para entender el cine de finales del siglo XX.
 


¿Qué opinión le merece el cine español del siglo XX?
 


El cine español ha tenido cinco grandes maestros. El primero sería Buñuel, un erudito del pensamiento surrealista. Berlanga y Bardem, que representan el cine de resistencia durante la dictadura y que perdieron toda su fuerza a la muerte del dictador. Y finalmente, Carlos Saura y Víctor Erize, este último, un gran director que siempre ha estado a la sombra.
 
 


¿El cine puede incidir en el futuro?
 


Tan sólo aquél tipo de cine que se considera vanguardista, la ciencia ficción. Si no, las películas sólo reflejan el pasado y en mayor medida el tiempo presente en el que son creadas, que a fin de cuentas son las más creíbles.