Director General de Media Contacts

Ignasi Biosca

 Internet: del boom a la crisis, de la crisis a la estabilidad

 “Internet permite pasar de la estadística a la base de datos”

 "En España se han consolidado las tarifas planas de acceso a la red, las líneas ADSL y ha subido un 15% la penetración de Internet entre la población"

Miércoles, 15 de Diciembre de 2004
 Media Contacts es una agencia especializada en servicios de estrategia y gestión de medios en el entorno online de MPG (Media Planning Group), una de las principales agencias de medios del mundo. MPG cuenta con casi dos mil profesionales y está presente en cincuenta y seis mercados distribuidos por Europa, Estados Unidos y Latinoamérica, con una cobertura del 80% de la inversión publicitaria mundial. En nuestro país, MPG cuenta con oficinas en Madrid y Barcelona. La actividad de la compañía se centra en la investigación, la planificación y la gestión de medios. 
"Todo lo que rodea Internet ha pasado de un boom excesivo a finales de los 90 y principios del presente siglo a padecer una crisis fuerte, razonable y predecible"

"Después del gran batacazo, las empresas hemos visto que el modelo escogido distaba mucho del que demandaba la realidad"

"En Estados Unidos cayeron muchas puntocom que habían invertido cantidades ingentes en Internet, pero en España no tanto"

"Internet es el medio más medible y las agencias pueden conocer información real de la audiencia de cada página web"

"Los que han hecho una buena campaña en Internet y han comprobado la respuesta obtenida, han ampliado después sus inversiones en el medio"
 
 

¿Puede realizar una valoración de Internet como medio de comunicación y como soporte publicitario?


Todo lo que rodea Internet ha pasado de un boom excesivo a finales de los 90 y principios del presente siglo a padecer una crisis fuerte, razonable y predecible. Hubo una caída, sí, pero es que había crecido demasiado rápido. Dentro de diez años veremos el boom y el pinchazo de la burbuja como algo especial. La crisis fue más financiera que del medio de comunicación como tal.
 


¿Y qué ha pasado después?


Después del gran batacazo, las empresas hemos visto que el modelo escogido distaba mucho del que demandaba la realidad. La crisis comportó una publicidad negativa para Internet que lo arrasa todo, también la publicidad en la red. Muchos modelos de negocio estaban basados en alcanzar unos ingresos publicitarios descomunales. Cualquier persona con un poco de conocimiento lo podía ver.
 


La factura ha sido tremenda, ¿no?


Sí, y nos ha arrastrado a todos los que estábamos metidos en esto, aunque muchos no lo hemos notado porque no teníamos recursos comprometidos. En Estados Unidos cayeron muchas puntocom que habían invertido cantidades ingentes en Internet, pero en España no tanto. Aquí no hubo caída de ingresos, sino que simplemente no se cumplieron las expectativas.
La crisis, vista con un poco de perspectiva, nos ha obligado a replantearnos la esencia de la industria cibernética. Y, en este sentido, ha sido muy positiva, se han renovado los profesionales, los modelos de negocio, la exigencia en el trabajo y se ha vuelto a actuar con racionalidad.
 


Por lo que parece, ha pasado ya lo peor. ¿Qué podemos esperar ahora del sector?


Hay que ir con calma. Ya ha desaparecido casi por completo la publicidad negativa que rodeaba Internet y ahora se empieza a consolidar lo que hay, una audiencia importante y creciente. En España se han consolidado las tarifas planas de acceso a la red, las líneas ADSL y ha subido un 15% la penetración de Internet entre la población. Los usuarios que ya estaban conectados han aumentado considerablemente la frecuencia de utilización del medio.
Cerca de un tercio de la población es internauta en España, aún lejos de las tasas de penetración punteras en Europa, próximas al 50% de la población. Podemos crecer, aunque los niveles actuales ya son atractivos para los anunciantes publicitarios. Crece la inversión y, más importante aún, lo hace de forma sana.
 


Aún así, el trozo del pastel publicitario que se lleva Internet es muy pequeño, ¿verdad?


No podemos negar que el 98% de los españoles ven la televisión, y allí es donde más dinero se invierte. Internet tiene ahora entre el 1% y el 2% de la inversión publicitaria, que no es mucho, aunque crecemos del orden del 30% anual y podemos llegar a alcanzar entre el 4% y el 5% de ese pastel en el 2008. Las bases para conseguirlo ya están puestas.
 


¿Qué argumento ofrecería a un anunciante que desconfía de Internet como soporte publicitario?


En Internet se puede medir la respuesta directa a una campaña. No debe creer en el medio, simplemente basta con que observe, a corto plazo, el retorno a su inversión. La experiencia nos dice que, los que han hecho una buena campaña en Internet y han comprobado la respuesta obtenida, han ampliado después sus inversiones en el medio. Los sectores que más han confiado hasta ahora en la red son los del automóvil, viajes, telecomunicaciones y finanzas on line.
 


Otra ventaja es la segmentación que ofrece la diversidad de sitios web y comunidades temáticas. ¿Puede ser El Dorado para los anunciantes?


Sí y no. Internet es válido para la publicidad segmentada y también para el internauta en general, que constituye, por sí mismo, un target interesante como perfil de consumidor. Los que navegan en Internet son en general jóvenes de clase media y alta. Para muchos anunciantes, la forma más efectiva de llegar a sus potenciales consumidores y aumentar las ventas es volcarse en la red.
 


En el plano contrario, el de los inconvenientes, se encuentra un aspecto como el de que puede resultar complicado seleccionar el destino de las inversiones…


No estoy de acuerdo. Internet es el medio más medible y las agencias pueden conocer información real de la audiencia de cada página web. Contamos con bases de datos que nos permiten aconsejar bien a los anunciantes. Internet permite el salto del mundo de la estadística al de la base de datos.
 


¿Qué tipos de anuncios serán los que predominen en la red a medio y largo plazo?


La publicidad en Internet se dirigirá hacia los formatos integrados dentro de la propia página en la que se inserten. Lo que está claro es que se mejorará la fluidez de los contenidos alrededor de la publicidad, los formatos serán más grandes y la publicidad será interactiva dentro de la propia página. Conforme pase el tiempo se producirá otro fenómeno lógico, como es el aumento de la calidad de los anuncios, con videos, animación, etc.