Director General Laboratorio Dr. Oliver Rodés

Jordi Oliver-Rodés

Especialistas del agua

La autoexigencia empresarial debe ser percibida por el cliente

Oliver-Rodés ayuda a las empresas a cumplir con la legislación vigente mediante controles analíticos y asesora todo tipo de aguas para cualquiera de sus usos.

Martes, 20 de Mayo de 2008
Es Oliver-Rodés. Y aunque no sepamos ubicarlo del todo, su nombre aparece escrito en casi todas las botellas de agua mineral. Hace más de 100 años, en mayo de 1902, el doctor en farmacia Benito Oliver Rodés inició un libro de Registro de Análisis con numeración independiente del Libro Recetario de su Oficina de Farmacia, situada en la barcelonesa calle de Roger de Llúria. Desde entonces, y siguiendo la tradición familiar (en 1928 se incorpora el hijo, Benito; en 1974 el nieto, otro Benito, y actualmente está el biznieto, Jordi), los laboratorios Oliver Rodés continúan el análisis de todo tipo de aguas, brindando también asesoramiento profesional, tecnológico y legal. Hablamos con el actual Director General, Jordi Oliver-Rodés.

“Todas las aguas minerales son distintas, todas tienen su propia personalidad, y la afirmación de que el agua es “incolora, inodora, insípida”, sabemos que en la práctica no es cierta”

“Las empresas en general y especialmente las que son conocidas por el consumidor o usuario final, están asociadas a un determinado nivel de calidad y prestigio que se debe consolidar y también potenciar”

Están ustedes en casi todas las mesas de los restaurantes. 

Bien, sí, admito que a nosotros se nos conoce básicamente por las aguas envasadas, pero esto sólo representa el 20-25% del volumen de negocio. Piense que de las 140 marcas que hay ahora en el mercado, trabajamos para unas 100, es decir que ya no es exactamente estar en todos las botellas. Y sí, ha habido cambios, hay más competencia y no siempre leal. Ocupamos buena parte del mercado, pero no tenemos ningún monopolio. En todo caso, nuestro principal crecimiento lo basamos en otros sectores.

¿En qué otros sectores les podemos encontrar?

Trabajamos mucho para las industrias farmacéutica, alimentaria y química. También para el sector servicios, que es el área en la que estamos creciendo más. Tenemos el objetivo de expandirnos a hoteles, balnearios y spas, es decir, en todas aquellas empresas que tengan una relación especial con el agua. Ahí es donde podemos aportar valor añadido.

¿Cuál?

El asesoramiento técnico integral que realizamos y también ofreciendo la posibilidad a nuestros clientes de comunicar el trabajo que se realiza en pro de la calidad poniendo así en valor el prestigio y reconocimiento que tenemos.

Como especialistas en el mundo del agua, ¿qué otros servicios ofrecen? 

Nuestros servicios se basan principalmente en asesoramiento, formación y análisis. Generalmente damos un servicio intergral a nuestros clientes actuando como su socio tecnológico, aunque también realizamos análisis o asesoramientos puntuales. Se nos conoce como especialistas del agua, pero no debemos olvidar que todas las empresas o particulares la necesitan, así que al ser expertos, podemos proporcionar servicios para cualquier empresa como colegios, hoteles, residencia de ancianos, industria, hosteleria.

¿Cuál es su método de trabajo?

Básicamente ayudamos a las empresas a cumplir con la legislación vigente realizando los controles analíticos que deber realizar y si detectamos alguna anomalía les asesoramos en como solucionar el problema. También asesoramos en todo el proceso de declarar un agua minero-medicinal, mineral natural o de manantial o como le decía en asesorar y analizar todo tipo de aguas por ejemplo aguas de consumo humano, aguas de piscinas, residuales, reutilizadas, de producción de la industria alimentaria, aguas purificadas de la industria farmacéutica, control de legionela y un largo etcétera.

Es decir, un laboratorio en el sentido más estricto de la palabra. 

Sí, bien, ya sé que sólo es un detalle, pero una de las características de la casa es que todos vestimos con bata blanca. Es una empresa muy técnica, así que hasta el contable la lleva nos ayuda a recordar nuestro origen y nuestra relación con el mundo sanitario y la higiene. También es tradición de la empresa, lo que hay detrás de esa bata: un excelente equipo de especialistas. El equipo lo formamos cuarenta personas, así que podemos decir que sabemos mucho del agua. Aunque no lo hacemos todo, hay determinaciones específicas que no las llevamos a cabo aquí.

¿Cómo cuales?

Pues, análisis muy especiales como la radioactividad, lo enviamos a la Universidad Politécnica de Catalunya.

La falta de lluvia ha convertido el agua en un bien aún más precioso de lo que lo ha sido siempre. ¿Qué opina de alternativas que se proponen, como el agua desalinizada? 

El agua desalinizada no deja de ser agua de mar a la que le quitan la sal para que tenga buen sabor, así que desde el punto de vista de la calidad sanitaria, es la misma que cualquier otra. La legislación al respecto es muy estricta y todas las aguas de consumo humano deben cumplir unas reglas muy concretas. Hoy en día la Tecnología del tratamiento de agua puede garantizar su aplicación a aguas de diferentes orígenes y transformarlas en agua potable.

¿Y qué piensa de las catas de agua, que ahora se han puesto muy de moda? 

Nosotros hemos hecho algunas. Normalmente nos las piden gente con un elevado sentido del gusto, por ejemplo enólogos, pero sí, es cierto que ahora son más frecuentes. En general, sin embargo, hay que distinguir que el agua de red no tiene que tener una composición química constante, mientras que el agua mineral natural sí. Todas las aguas minerales son distintas, todas tienen su propia personalidad, y la afirmación de que el agua es “incolora, inodora”, sabemos que en la práctica no es cierta. Hoy en día existe una nueva cultura aplicada al agua mineral natural. Recuerdo de cuando era niño que mi padre ya recomendaba las cartas de agua en los restaurantes.

¿Y el agua que no se destina al consumo? ¿También la analizan?

Aunque el agua no sirva para el consumo y sólo se utilice para riego actividades, lúdicas, fuentes ornamentales, etc., también debe analizarse por si tiene algún riesgo, cada tipo de agua debe cumplir con su legislación aplicable. Por ejemplo ahora en España, y volviendo al tema de la sequía, se autoriza algo que antes estaba prohibido: la reutilización de las aguas residuales. Sin embargo, ésta sólo puede reutilizarse para servicios muy específicos, como regar o para los lavabos, o las torres de refrigeración de los edificios. Representa un considerable ahorro de agua y un indicador de calidad más de la empresa. Y lo más importante: se ahorra agua.

Es que hay sequía…

Sí, es cierto. Existe una realidad y es que los pantanos están alrededor del 20% de capacidad y esto provoca una situación de riesgo. Es una situación complicada y que puede complicarse más si no llueve en las cabeceras de los ríos, no olvidemos que todas las lluvias torrenciales que hay en la costa no pueden aprovecharse, ya que ese agua va al mar. Todos hemos de concienciarnos que el agua es un recurso limitado y cada uno en sus posibilidades esforzarse en mejorar la gestión del agua y su ahorro.

Hábleme de otros campos en los que estén trabajando.  

Otro campo es la microbiología alimentaria y la industria cosmética. Estamos llevando a cabo diversos proyectos de investigación, colaboramos con la administración, participamos activamente en asociaciones o grupos de trabajo aportando nuestro know-how.
Por otro lado hemos desarrollado un sello de calidad que llamamos Control Sistemático en el que agrupamos varios servicios, basados en analíticas, auditorias y formación. Lo ofrecemos a empresas que tienen una relación especial con el agua y con él reforzamos el sistema de Calidad de la propia empresa y también la comunicación que esta realiza. Estas empresas invierten al máximo en calidad.

¿Auditorias?

Sí, las empresas para comunicar que han obtenido el sello Control Sistemático deben alcanzar una puntuación mínima en la auditoria que realizamos anualmente. En esta auditoria se controla y revisa todo aquello que tiene relación con el agua. Nuestro Laboratorio es conocido por el ciudadano de a pie y se nos asocia con un alto nivel de calidad y prestigio que queremos compartir con nuestros clientes. Las empresas en general y especialmente las que son conocidas por el consumidor o usuario final también están asociadas a un determinado nivel de calidad. El prestigio que debe consolidarse y también potenciar. La comunicación de la inversión en calidad aporta valor a la empresa.