Directora General de Apple Tree Communications

Carme Miró

Eventos, herramientas de crecimiento

Los eventos serán los servicios más demandados por las empresas

Uno de los aspectos diferenciales para Carme Miró es el uso de una metodología rigurosa consistente en “importar” los principios de gestión propios de la consultoría estratégica, a los sectores de la comunicación y la creatividad. Además de poder contar con un equipo de profesionales que trabaja con una visión estratégica para ofrecer un servicio de alto valor añadido.

Martes, 01 de Julio de 2008
En estos últimos años, la organización de eventos ha empezado a imponerse como una de las mejores estrategias que pueden llegar a tener las empresas para comunicar. Y es que, en un mundo como el de la publicidad cada vez más saturado de propuestas, los eventos cumplen con algunos de los requisitos que resultan esenciales para las empresas. Hoy nos lo cuenta Carme Miró, directora de Apple Tree Communications
“Las tendencias indican que los eventos que más en alza son aquellos pensados para fomentar contactos (networking) y los que realizan eventos de street marketing”

“Tres son los principales factores que inciden en el éxito de un evento: creatividad, planificación y organización logística, y comunicación”

“Nuestra filosofía se basa en cuatro pilares que para nosotros son la base del éxito y el punto de partida para conseguir clientes entusiasmados: More, better, smarter y broader”
¿Cuándo nace ‘Apple Tree Communications’?
Hace unos seis años, en el 2002. Nace con la ambición de convertirse en una agencia que pueda ser una referencia en el mercado español y europeo en la oferta de servicios de marketing no convencional en el sector de los eventos, la comunicación y las relaciones públicas para empresas líderes en sus respectivos mercados.

En poco tiempo han progresado mucho. 
Sí, la compañía ha logrado situarse en el top ten de las agencias especializadas en la organización de eventos. Verá, nuestra filosofía se basa en cuatro pilares que para nosotros son la base del éxito y el punto de partida para conseguir clientes entusiasmados: More, better, smarter y broader.

Veámoslos.
Better define la gestión de proyectos que debe ser impecable gracias al uso de las técnicas más avanzadas de ingeniería de gestión de proyectos. More es la creatividad innovadora, en la que se aportan las últimas tendencias, proponiendo lo más fresco e innovador. Smarter es el valor añadido fruto de las mejores estrategias comunicativas. Y finalmente, broader hace referencia al equipo directivo internacional. 

¿Y qué tipo de eventos llevan a cabo?
Bien, la agencia organiza eventos corporativos de gran formato y de gran impacto, tanto de producto como corporativos. Entre la tipología que organizamos hay de todo: desde las convenciones empresariales, hasta las reuniones de directivos, pasando por convenciones de ventas, ferias, diseño de stands especiales, conferencias, jornadas de puertas abiertas, juntas de accionistas, eventos de comunicación interna e incluso celebraciones corporativas de Navidad.

¿Y qué creen que les diferencia respecto la competencia?
Creo que uno de los aspectos diferenciales esenciales de la compañía es el uso de una metodología rigurosa consistente en “importar” los principios de gestión propios de la consultoría estratégica, a los sectores de la comunicación y la creatividad. Otros de los valores sustanciales es contar con un equipo de profesionales con experiencias y currículos complementarios que trabajen con una visión estratégica para ofrecer un servicio de alto valor añadido. Pienso que combinación de competencias y espíritu emprendedor que aporta un buen equipo, unido a la comunicación y las relaciones públicas son ventajas que hacen competitiva una buena agencia.

Han trabajado para empresas muy importantes.
Pues sí, la verdad es que hemos trabajado con empresas líderes en diversos sectores. En deportes, por ejemplo, con el F.C. Barcelona o en la ceremonia de celebración de la Champions League. También hemos colaborado con Henkel, en las Fiestas de la Mercè, en Barcelona, o en el Global Salon Business Awards, así como con La Caixa o con Abertis. También en instituciones públicas como la Generalitat o TV3, o en aspectos empresariales relacionados con la salud o la automoción.

¿Cómo piensa que se encuentra el sector de los eventos en España?
Creo que está fuertemente atomizado, formado por un gran número de pequeñas agencias que están poco estructuradas desde un punto de vista corporativo. A medida que avance el tiempo, el sector deberá madurar y, también, mejorar en estructuración y profesionalización. En este sentido, sólo las agencias que cuenten con un equipo de gestión con probada experiencia empresarial y visión estratégica, podrán convertirse en líderes del sector. Las iniciativas de menor tamaño deberán optar por la especialización para sobrevivir. 

Pero, ¿es un mercado potente?
Creo que la importancia de los eventos en España es muy relevante, ya que según diferentes estudios, se estima que el presupuesto destinado a la realización de eventos en España está en torno al 20% de las partidas de marketing de las empresas. Además, las empresas han empezado a crear la figura del profesional destinado a la gestión de esta herramienta de comunicación presencial. Estas son señales que demuestran que éste es un mercado potente y con una capacidad de crecimiento importante en los próximos años.

Sin embargo, aún puede haber cierto recelo a creer que los eventos resultan esenciales para la comunicación de una empresa. 
Creo que son totalmente infundados. La saturación de los medios convencionales que se ha producido en estos últimos años, y la mejor relación coste-efectividad ha permitido al sector de los eventos crecer para alcanzar un porcentaje cada vez más sustancial de los presupuestos de marketing. Y no lo dude: en el ámbito del marketing no convencional los eventos serán los servicios en auge y más demandados por las empresas.

Y en este panorama, ¿qué lugar ocupa la creatividad?
Bien, es la principal exigencia de las empresas a la hora de optar por un evento u otro. Es el principal factor de éxito que hace ganar o no la cuenta, no nos engañemos. Sí, hay otros aspectos importantes a tener en cuenta: la capacidad de producción técnica de la agencia productora y la capacidad de comunicación del evento. Aquellos eventos que son “toda la vida”, como ferias, incentivos, convenciones, no son los que más crecen porque ya están del todo asentados. Las tendencias indican que los eventos que están más en alza son aquellos pensados para fomentar contactos (networking) y los que realizan eventos de street marketing.

¿Y la crisis? ¿Está afectando al sector?
Bien, a pesar de que la crisis está afectando a todos los sectores, el optimismo dentro de nuestro sector sigue siendo fuerte. Según el último estudio de mercado del Grupo Eventoplus el presupuesto destinado para eventos para este año 2008 tiene tendencia a aumentar: el 35% de las empresas prevén mayores presupuestos de sus clientes y el 42% de las empresas vislumbran un incremento de sus presupuestos para eventos.

Pero algo cambiará.
Sin duda. Ante esta situación inestable es importante crear eventos de utilidad y carácter estratégico, y posiblemente los eventos serán la herramienta de marketing que tendrán mayor crecimiento en esta situación de crisis. El poder que tienen para vender, motivar y promocionar seguirá siendo esencial, aunque la economía se ralentice.

¿Es difícil captar clientes?
Es tan difícil como en cualquier otro servicio que se precise, sean abogados, arquitectos, o lo que sea, pero también es más difícil mantenerlos, ya que existen muchos clientes que son compradores “novel” de este tipo de servicios y, a veces, no consideran oportuno firmar acuerdos de largo plazo.  

¿Y qué es lo que considera más importante a la hora de organizar un evento?
Tres son los principales factores que inciden en el éxito de un evento: creatividad, planificación y organización logística, y comunicación. El desarrollo de una idea original permite conseguir crear un evento que cause impacto y sea recordado. La tarea previa de planificación es fundamental: desde la búsqueda del emplazamiento ideal hasta los mínimos detalles han de estar revisados y controlados para llegar a buen puerto. Para desarrollar una estrategia completa hay que sumar, también, las capacidades comunicativas del evento en sí para conseguir trasladar el mensaje al público objetivo. ¡Ah! Y a todos estos factores hemos de añadir uno que es esencial: un control exhaustivo del presupuesto del evento.

¿Cuáles cree que son los retos para el sector de eventos?
Las empresas clientes exigen un servicio que, además de ser creativo, sea eficaz, que cuente con una gestión profesional basada en principios de Project Management y que ofrezca un alto retorno de la inversión. Adicionalmente, otra de las peticiones que realizan cada vez más las empresas es la medición del impacto del evento para un posterior análisis de la consecución de los objetivos. Finalmente, es imprescindible que se avance en la profesionalización de un sector todavía joven en España en el que conviven multitud de agencias con capacidades desiguales.