Socio Director de Jausas Legal

Manel Arbiol

Proveedor legal global

“En un trabajo de equipo el ego siempre debe quedar fuera”

Manel Arbiol asegura que la clave del éxito de Jausas Legal se da por el hecho de aplicar conceptos 100% empresariales y que su modelo pasa por incorporar a socios con clientela, con facturación y producción.

Martes, 15 de Julio de 2008
Paradójicamente, es uno de las profesiones más respetadas, pero a la vez más vilipendiadas de la sociedad: la de abogado. Y en este mundo tan globalizado que nos ha tocado vivir, su función es más necesaria que nunca porque tener buenos asesores es mucho más valioso que tener buenas razones para pleitear. Jausas Legal es un bufete que ha adquirido prestigio gracias a ofrecer un asesoramiento multidisciplinar a sus clientes a través de una sólida presencia nacional, con más de setenta profesionales, y con un asesoramiento empresarial que abarca tanto aquellas áreas más clásicas de la profesión como en determinados sectores que, por sus características, tienen un contexto específico. Hoy hablamos con Manel Arbiol, su Socio Director.
“No se entiende que gente competente y formada, pueda tener un déficit en un tema tan importante como es el inglés. El mundo es global y la información es en inglés, así que para comunicar e intercomunicar se debe tener un dominio absoluto”

“Para ser socio lo más importante de todo es tener un talante personal determinado: las grandes estrellas o la gente que no sabe trabajar en equipo no pueden formar parte de un negocio como este”

“Hace pocos años un abogado podía ocuparse prácticamente de cualquier tema, pero ahora las especializaciones son mucho más complejas y para hacerlo bien se debe ser especialista”
Parece que su despacho no es muy típico.
Históricamente en España los despachos de abogados siempre se han montado alrededor de una figura, un eje alrededor del cual se desarrolla su labor, con mayor o menor éxito. El inconveniente que tiene este método es que todo gira alrededor de una persona y, en muchos casos, se convierte en un negocio familiar, con la llegada de segundas y terceras generaciones…

Que chocan con los profesionales externos…
¡Exacto! Esto provoca conflictos con los socios que son gente profesional y que facturan. Por este motivo, muchos despachos están en declive y algunos incluso han llegado a desaparecer. En nuestro despacho no hay esta figura casi patriarcal, sino que se adquiere una marca forjada hace 5 ó 6 años, cuando empezábamos a tener cierta dimensión basada en la personalidad de los socios. 

Pero en su caso, hay un nombre que es el que lleva el bufete: Jausás.

Bien, el señor Jausás es el presidente de honor, pero no es accionista. De hecho quien está incorporado como tal es su hijo, que tiene una participación minoritaria. Pero, por otro lado, ningún socio tiene más del 15% de acciones, con lo cual el poder está muy repartido.

Todo planificado, vaya. 
Esto ha sido el resultado de muchas cosas que se han ido realizando con el tiempo. Cuando nos fusionamos con Agustín Jausás, fue providencial, porque nosotros teníamos un enfoque muy internacional. Piense que más de la mitad de nuestros clientes son multinacionales o filiales de multinacionales, y el sector de Jausás era distinto ya que formaba parte del farmacéutico. Yo estaba en un congreso en Nueva Delhi con dos socios míos, y a mi lado estaba sentado él. Empezamos a hablar de fusiones, y en tres meses, ya lo teníamos formalizado. 

¿Qué se requiere en un socio para trabajar en Jausas Legal?
Para ser socio lo más importante de todo es tener un talante personal determinado: las grandes estrellas o la gente que no sabe trabajar en equipo no pueden formar parte de un negocio como este. Piense que nosotros funcionamos con un esquema capitalista anglosajón y, por lo tanto, aquí todos comemos de la misma olla. Este concepto es muy importante y todos los socios deben tener claro que la prioridad es el grupo y no su ego personal.

Esto debe ser difícil en este mundo. 
Por eso la coordinación es básica y, también, que todo el mundo reconozca, de alguna manera, este poder de gestión que se consolida con un Consejo. Este es un factor diferencial de nuestro éxito: el hecho de que aplicamos conceptos de gestión 100% empresariales y, después, que tenemos el poder político para implementar este tipo de políticas.

Es un buen modelo empresarial. 
Nosotros hemos escogido un proyecto empresarial que consideramos atractivo, y que ya empieza a sumar. Somos el tercer bufete catalán después de Cuatrecasas y Roca Junyent, y en el sector ya somos conocidos y reconocidos. Dedicamos una parte muy importante de nuestro presupuesto a actividades de marketing, con actividades sectoriales que están de acuerdo con nuestra estrategia. Sin embargo, lo más importante es que tenemos un plan empresarial, un proyecto, y lo que hacemos es intentar atraer a socios de otros despachos que estén descontentos. En esto tenemos bastante éxito porque nuestro modelo pasa por incorporar a socios con clientela, con facturación y producción.

Tienen un despacho en Madrid también.
Siempre hemos tenido sede en Madrid, así que lo que hemos hecho es ampliar la delegación con un par de socios. Dentro de nuestro plan estratégico, Madrid es una plaza muy importante, porque es donde está el negocio en este país.

¿Y el objetivo?
La estrategia es la de ser un proveedor legal global. Piense que el mundo de la abogacía está cambiando de una forma radical. Hace pocos años un abogado podía ocuparse prácticamente de cualquier tema, pero ahora las especializaciones son mucho más complejas y para hacerlo bien se debe ser especialista. Lo que estamos aplicando, pues, es un despacho especialista en el cual tenemos departamentos concretos con la finalidad de ser un proveedor legal global.
 
¿Qué perfil tiene el recién licenciado que se incorpora al despacho?
Nuestro modelo comporta naturalmente que, con el paso del tiempo, vayan entrando abogados jóvenes que ocuparán nuestro sitio. Es ley de vida. En un momento de crecimiento como el nuestro, lo que sí tenemos implementado es un modelo de carrera profesional para el joven que acaba la universidad para que pueda tener la oportunidad de conocer cómo funciona un despacho mediano como el nuestro. Aquí puede probar diferentes especialidades de los departamentos que tenemos y se puede incorporar si es una persona competente, buena y que hable inglés, claro. Porque en este país es muy difícil que se hable bien ese idioma.

Todo el mundo lo aprende. 
Pero el nivel es muy bajo y esto no se entiende. Uno de los grandes fracasos de las políticas educativas de este país ha sido éste, y es un problema para el crecimiento de un nación. Que gente competente y formada pueda tener un déficit en un tema tan importante como este no se entiende. El mundo es global y la información es en inglés, así que para comunicar e intercomunicar se debe tener un dominio absoluto. En el despacho tenemos dominio absoluto hablado y escrito. A todas las personas que contratamos se les hace un examen de idiomas, técnicos y, según en qué ocasiones, exámenes psicológicos. Aquí hay un training continuo y lo fomentamos. 

¿Cómo valora la actual situación económica?
Creo que están muy estudiados los ciclos económicos, y ahora nos toca uno que no es precisamente de los mejores. Es evidente que ha habido un exceso en el tema de la financiación, de proyectos de todo tipo a nivel mundial, y que esto ha estado fomentado por los bancos. Bien, ahora estamos pagando los excesos. Y estos excesos implican ajustes, ajustes con las valoraciones de los activos y ajustes, también, con todas las áreas económicas, como las inmobiliarias.

Pero en todo entra mucha psicología.  
Sí, por supuesto. Piense que los procesos psicológicos son muy importantes y, en estos momentos, la información es tan global y tan inmediata que lo acelera todo aún más. Los medios de comunicación también necesitan generar noticias, y si son negativas mejor, porque, no nos engañemos, es lo que vende. Así que creo que pasaremos un 2009 muy malo, pero la remontada vendrá… tarde o temprano.