Joan Fondevila

“A veces no hay que pensar en la rentabilidad a corto plazo”

Martes, 01 de Febrero de 2011

Entre los buenos propósitos que siempre están presentes al iniciar el año figuran el de aprender de una vez por todas inglés, ir al gimnasio tres veces por semana y empezar un régimen que tiene que ser intensivo para recuperarnos de las pantagruélicas comidas de Navidad. Pero milagros hay pocos y la obsesión por la belleza y las figuras estilizadas han provocado muchos dislates. El método Pronokal propone, bajo supervisión médica, una reducción de ingesta de grasas y azúcares aportando la cantidad de proteínas necesarias para el funcionamiento del organismo. Hoy hablamos con el director general de la empresa.

“No siempre las franquicias son buenas. Es difícil mantener el control, no tener la certeza absoluta de  que las cosas se hacen como deberían. Así que hay que pensárselo mucho”

“La obesidad acostumbra a ser la combinación de dos factores: uno físico, con una predisposición genética, hábitos poco saludables, mala alimentación, y ausencia de ejercicio; pero también está el factor psicológico”

“Todos esos productos que se anuncian en televisión, que prometen pérdidas de peso espectaculares en poco tiempo incumplen no solo las normas legales, sino que inculcan en la gente una falsa idea de lo que es la lucha contra la obesidad”

Pronokal es una empresa relativamente joven
Sí, nace en Barcelona en el 2004. De hecho, era una empresa pequeña, que buscaba un lanzamiento publicitario potente para consolidarse en el mercado. Yo les conocí en el 2006, cuando vinieron a la agencia de publicidad que yo dirigía. La oferta de convertirme en director general llegó dos años más tarde.

Y desde su llegada, el crecimiento ha sido notable
De hecho, la empresa sigue perteneciendo a tres socios, eso no ha cambiado. Pero sí, es evidente que los niveles de crecimiento han sido bastante espectaculares en los últimos dos años. Hemos multiplicado por tres nuestro personal, y hoy en día la empresa está formada por 200 personas.

¿Y cuáles son las líneas maestras del plan estratégico para los próximos años?
Hay varias vertientes. La primera sería la consolidación de nuestros productos, la idea de tener un nombre de Pronokal en España. Hay que pensar que nuestro producto contra la obesidad y toda la gama de producto dietético está muy aposentado en Catalunya, pero queda aún mucho margen para crecer en el resto de España.

¿Y en el extranjero?
Sí, por otro lado queremos seguir la línea de internacionalización ya iniciada en su momento. Estamos ahora mismo en Inglaterra, Portugal, Bélgica, Canadá, Brasil, México y tenemos diversos contactos hechos para ampliar esa lista.

Es un negocio que va viento en popa. El tema de las dietas va en aumento…
Las estadísticas nos dicen que el 52 por ciento de la población sufre de sobrepeso, así que hay un enorme nicho de cliente potencial. Por otro lado, la obesidad ha sido catalogada por los expertos como una de las grandes epidemias de finales del siglo XX en el primer mundo, y parece que la cosa no se detiene.

No es un tema pues, estrictamente empresarial
Exacto, en Pronokal tampoco queremos ver esta situación simplemente como un puro negocio. Queremos mantener esa idea inicial del trato médico personalizado. Por eso, la idea es expandirnos, pero con mucho control. Digamos que no pensamos en los resultados económicos a corto plazo. A veces va bien tenerlo presente.

¿Así que lo de la franquicia se lo plantean?
Hoy por hoy, no queremos. La idea es, precisamente, no conceder pura y simplemente una franquicia porque sería difícil mantener el control, no tener la certeza absoluta de  que las cosas se hacen como deberían.

Lo cierto es que hay mucho charlatán suelto…
Es que además, es ilegal. Todos esos productos que se anuncian en televisión, que prometen pérdidas de peso espectaculares en poco tiempo incumplen no solo las normas legales, sino que inculcan en la gente una falsa idea de lo que es la lucha contra la obesidad. Nosotros tratamos de hacer llegar a nuestros clientes el concepto básico que está, además en nuestro logo: rigor y ciencia.

Pues en según qué dietas se anuncian esto del rigor y la ciencia parece casi como contradictorio
Lo sabemos y por eso nosotros nos basamos en un permanente control médico. Por eso, nuestro personal aquí es especialista en nutrición y dietética, pero también no olvidamos lo que todo ello comporta a nivel mental, y por ello también tenemos algunos psicólogos.

Sí, porque sabemos que la obesidad es un problema físico pero también psicológico
Efectivamente, la obesidad es un producto de ambos factores. Hay una predisposición genética, pero también hábitos poco saludables, los mayores de los cuales son una mala alimentación o la ausencia de ejercicio. Y claro, también puede haber problemas psicológicos de por medio. Por ello es un tema que hay que abordar desde todos los ángulos.

También he visto un gimnasio

Sí, poco a poco, nuestros centros van ampliando servicios. Lo que ha visto es un pequeño gimnasio donde los entrenadores personales enseñan a los clientes aquellos ejercicios que deberán hacer en sus casas... aquí no vienen a hacerlos, por supuesto: simplemente se les muestra lo que deberán hacer a nivel particular, junto al tratamiento con nuestros productos.

Ustedes no proponen ninguna dieta milagrosa. De hecho, su “secreto” no es nada original…
Desengañémonos: no hay secretos en este campo. Si se quieren hacer bien las cosas, hay que ser rigurosos. Nosotros llamamos a nuestro método la “Dieta Proteinada”. Sí, es cierto que hay muchas dietas a base de proteínas, pero muchos cometen el error de no atacar el problema de manera multidisciplinar. Con la dieta proteínica bajas de peso seguro. Pero si además abordas el tema con control médico y un seguimiento personalizado, bajas más y mejor, por supuesto.

Para que nos entendamos, pues. La gente que quiera seguir un tratamiento vuestro primero debe pasar por el centro.
Es lo lógico para tener un control personalizado. La idea es que la persona que acude a nosotros llegue a su dietista, así que será él quien le prescriba el producto y le aconseje, por su morfología y nivel de sobrepeso, el tipo de dieta más adecuado. Y una vez estás en el programa, el producto se te puede hacer llegar a través de un call center, atendido por nuestros expertos en nutrición y dieta.

¿Hablamos de resultados?
 Es muy alto, siempre y cuando, claro está, que el paciente realice todos los pasos que su médico le dicta. El sistema está muy pensado para saber la evolución continua de cómo va el tratamiento. Y este sentido, una de las claves es que tiene que ser atendido por ese médico cada 15 días.

Es una manera de controlar que se siguen los pasos prescritos

Pues sí. El médico sólo prescribe  producto para 15 días, así que la trazabilidad que tenemos de cada uno de nuestros clientes es diáfana, ya que sabemos si ha pedido o no, el producto durante ese periodo. Pero claro, el control es hasta cierto punto. No sabemos hasta qué punto se ha consumido el producto o si se ha infringido las normas del tratamiento... pero vaya, no creo que a estas alturas la gente quiera engañarse a si misma.

Podemos decir, por tanto que si se aplica el método, ¿Pronokal garantiza el éxito del tratamiento?
Bueno, de hecho, la ley prohíbe este tipo de garantías, pero es evidente que si hay compromiso, las posibilidades son muy altas. Pero atención, porque hemos estado hablando de adelgazar y el secreto no está ahí, sino en lo que viene después, en el mantenimiento del peso. Ya se sabe que perder kilos es relativamente fácil, lo difícil es no recuperarlos después.

¿El catálogo de producto ha crecido mucho?
En Francia tenemos dos centros del departamento de investigación que trabajan para mejorar el producto cada vez más, siguiendo los gustos de la población, y buscando la excelencia del producto, pero también del porcentaje de hidratos de carbono y grasas que introducimos en los sobres para que el sabor sea también un aliciente para los que siguen el tratamiento.

El que tenga un sabor bueno es un factor muy a tener en cuenta
De hecho, el concepto de deconstrucción que tan de moda está ahora nos va como anillo al dedo, ya que al final se trata de hacer eso con una tortilla de patatas para volver a crearla dentro de un sobre... o una pizza, o una crepe...

También deben invertir mucho tiempo en ensayos clínicos
Por supuesto. Estamos trabajando en varios hospitales españoles, con grupos de pacientes tratados con nuestro producto, bajo seguimiento médico y así, poder detectar  los niveles de mejora que se van produciendo. Y una de las cosas que se han constatado es que con nuestro método, la pérdida de músculo del paciente es ínfima, en comparación a otros sistemas.

Y a pesar de la crisis, ¿cómo se presenta este año?
Pues muy bien. La demanda nos ha obligado a doblar  nuestra plantilla. Creo que para temas relacionados con la salud y el bienestar, la gente tiene claras sus preferencias.