Director General de Radiocat

Eugeni Sallent

Personalidad propia

“Internet es para la radio una oportunidad de futuro”

Para Eugeni Sallent, Internet es un buen aliado de la radio. Entre otras cosas, explica que ha permitido que aumente el consumo de radio en directo en lugares donde antes no era habitual y que las descargas introducen nuevas fórmulas de consumir audio.

Martes, 18 de Noviembre de 2008
Con permiso de Internet, la radio es el medio de comunicación que continúa siendo más inmediato, y su historia en España, que se remonta a mediados de los años veinte, no sólo es la historia de un tipo de periodismo sino también de toda una memoria colectiva. Y lejos de arrinconarla, la radio ha salido fortalecida por las nuevas tecnologías. Hoy hablamos con Eugeni Sallent, director general de Radiocat, que engloba a dos de las propuestas más innovadoras y atractivas de la radio que se hace en Cataluña: Rac 1 y Rac 105.
“Hasta que no llegó Rac 1, creo que la radio que se hacía en Catalunya era estática, con formatos similares. Quisimos hacer un modelo que fuera joven, moderno, en catalán y para catalanes. Y desde el primer día apostamos para tener un sello propio”

“La radio debe combinar muchas cosas, pero una de las claves es que el comunicador traspase, que llegue al oyente, y para ello debe ser a través de alguien que también tenga personalidad propia”

“La libertad de opinión se debe garantizar siempre, pero es cierto que cada medio de comunicación tiene una línea concreta de actuación. Así que hay suficiente oferta de medios como para que uno se pueda ubicar donde quiera”
¿Con qué objetivo partían?
Cuando un proyecto empresarial arranca se hace siempre con la idea de ganar dinero y hacer un negocio rentable. Pero siempre hay algo más, claro. En nuestro caso, creo que hasta que no llegó Rac 1 la radio que se hacía en Cataluña era muy estática, con formatos similares y modelos casi idénticos. Lo que quisimos hacer fue un modelo que fuera joven, moderno, en catalán y para catalanes. Así que desde el primer día apostamos para que pudiéramos tener un sello propio. Y creo que el balance que hemos conseguido hasta ahora es positivo.

Aprovecharon la ocasión para hacer un tipo de radio distinta.
Aunque no inventamos nada, lo cierto es que la radio se polarizaba: las emisoras musicales sólo eran escuchadas por los jóvenes y las generalistas por gente adulta y mayor. El objetivo que nos fijamos fue conquistar a gente joven que escuchara una radio generalista, pero sin olvidar la adulta. E hicimos una radio con un modo muy personal de comunicar, de hacerla más directa, más llana, más desenfadada, con personalidad.

La radio musical, Rac 105, también ha seguido una línea muy personal.   
Rac 105 es técnicamente una radio fórmula adulta. Aquí lo que buscamos es una programación basada en éxitos más o menos internacionales, y con un estilo propio. Esto funciona bien, pero aquí sí que estamos especializando el tipo de contenido. Lo que sí se hace, como en la mayoría de las demás radio fórmulas, es poner el morning show, un programa despertador que combina música, actualidad, humor y que satisface la demanda de la persona que le gusta escuchar una radio no generalista. Las dos emisoras, Rac 1 y Rac 105 se complementan, y que nos permite hacer acciones conjuntas. 

Pero son 2 radios, con lo que debe suponer un desgaste de marketing, gestión…
No, porque son dos productos, que aunque pertenezcan a la misma empresa, requieren de estrategias de comunicación y de marketing totalmente diferentes.

¿Y ustedes notan la crisis?
Se nota, claro. De hecho hay estudios que revelan que, en general, en todos los medios de comunicación hay bajadas importantes. Internet es la excepción, claro, y quizá la radio está menos afectada. Siempre se ha dicho que la radio es un refugio para los anunciantes, porque es un medio donde el coste por impacto es bastante más económico, sobre todo, comparado con la televisión y la prensa.

Siguiendo con el tema Internet. ¿Cómo lo utilizan como herramienta?
Creo que es un buen aliado. El hecho de que alguien pueda escuchar un programa en directo o descargárselo horas más tarde, a nosotros nos es indiferente. Además, Internet ha permitido que aumente el consumo de radio en directo en lugares donde antes no era habitual, a través del ordenador. Las descargas, por otro lado, lo que hacen es introducir nuevas fórmulas de consumir audio y el usuario lo que hace es crearse sus propias emisoras en base a contenidos de un programa o de varios. Así que, definitivamente, Internet acaba siendo para la radio una oportunidad de futuro.

De hecho en sus programas hay mucha interacción con la red. Los blogs, por ejemplo.  
Dentro de la limitación de recursos que tenemos, intento poder destinar cada vez más a Internet porque para mi es clave. Y justamente, por el perfil de nuestra audiencia -que es bastante joven, urbana y formada- con Internet tenemos una manera de interactuar muy interesante. Así que todo el tema de la filosofía de Web 2.0 aplicada en la radio lo que hace es crear unos vínculos con el oyente y usuario que fortalecen el propio producto.

Un producto que tiene una personalidad propia. 
Es lo que intentamos. Cada vez que incorporamos a alguien intentamos que se ajuste a una filosofía, que entienda la manera de hacer radio y de comunicar. Que en definitiva, se adapte al modelo que tenemos. Cuando empezamos, ya fue así y es muy importante, porque los valores que uno logra asimilar desde el principio, acaban siendo tu fortaleza.

La radio te permite hacer periodismo de autor.

Sí, es que la radio debe combinar muchas cosas, pero una clave es que el comunicador traspase, que llegue al oyente, y para ello debe ser a través de alguien que tenga personalidad propia y, por lo tanto, que en todo este contexto sea capaz de gestionarlo siempre desde el punto de vista personal.

Ustedes forman parte del Grupo Godó. Y como todo grupo importante, sale a relucir siempre el tema de la libertad de actuación.  
Sí, somos muy conscientes en el lugar en el que trabajamos. Pero también es cierto que hay 2 aspectos importantes que no debemos olvidar: hay mucha autonomía por parte de cada medio para establecer su propia línea y estilo, pero también este éxito no sería posible sin pertenecer a un grupo como este y aprovecharse de sus sinergias. Una de las claves de nuestro éxito es, precisamente, pertenecer al Grupo y poder disponer especialmente de unos colaboradores que aportan mucha credibilidad a la antena, mucho conocimiento y bagaje, que de otro modo, no podrían.

Pero, ¿existe la libertad en los medios?
Este es un debate más general que abarca a toda la profesión. La libertad de opinión y de expresión se debe garantizar siempre, pero es cierto que cada medio de comunicación tiene una línea concreta de actuación. Así que si tu idea de entender la vida va radicalmente en contra del grupo, uno se puede sentir incómodo. Sin embargo, hay suficiente oferta de medios como para que uno se pueda ubicar donde quiera.

¿Está preparada Rac 1 para ser una radio de referencia?
Espero que sí, esto avanza muy rápido. Estamos en un proceso de crecimiento, y eso siempre cuesta. Debe digerirse bien, ir solidificándose y que vaya formando parte, poco a poco, de tu estructura. El objetivo de Rac 1 no es el liderazgo por si mismo, sino que sea un producto rentable, que funcione, que fortalezca a un grupo de comunicación que es un líder y de referencia.

Empezaron con el entretenimiento y ahora lo cubren todo.
Al ir creciendo priorizamos una serie de estrategias en la programación que hemos ido ampliando justamente para intentar ser referencia en más cosas y en más ámbitos porque todo a la vez, al principio, no se puede llegar. Al principio apostamos mucho por el entretenimiento y el humor, y vimos que había un agujero y que iba dirigido al público que nos parecía que podíamos captar. Y después lo combinamos mucho con el tema Barça, luego, con el ámbito general deportivo, el del entretenimiento, la actualidad y la información para ir cubriendo todos los ámbitos. Y esto es lo que nos va solidificando.

¿Y la competencia?
Una de las cosas que ha demostrado la aparición de Rac 1 es que no ha ido en detrimento de nadie: hemos crecido sin hacer que nadie haya bajado de forma significativa. Además, ha crecido justamente el consumo de radio en catalán y de medios en catalán.

¿Y usted? ¿Cuáles son sus planes futuros en el Grupo?
Me siento muy cómodo trabajando en este Grupo, motivado profesionalmente, y disfrutando mucho con lo que hago. Y hoy en día es un lujo poder decir que se trabaja así. Piense que al principio fue muy difícil porque había muchas incógnitas de si el tema funcionaría o no, porque competíamos con gente muy potente y sabíamos que para que esto tuviera éxito, teníamos que ser muy ambiciosos con el plan de negocio. Hemos superado momentos de dificultad, y aquí estamos.