Director General de Audiovisual de Vocento

Víctor Viguri

Medios en evolución

"Cuando se empiece a ver la luz al final del tunel, saldremos de compras"

Víctor Viguri asegura que estamos asistiendo al final de una era televisiva a causa de la progresiva implantación de la TDT que aportará un target mucho más concreto.

Martes, 18 de Noviembre de 2008
En uno de esos días en los que Madrid parece Bilbao por la cantidad de lluvia que está cayendo, Víctor Viguri accede a mantener una conversación con Feedback Today en su despacho en la sede madrileña del grupo Vocento. Bilbaíno de pro, Viguri desgrana los retos que tiene ante sí un grupo de comunicación que, forjado alrededor de la prensa local, busca consolidar proyectos de ámbito nacional. Con más 25 años de experiencia en el mundo de la comunicación, Viguri mira la crisis con los ojos de alguien que ya ha vivido situaciones parecidas, una circunstancia que ayuda a que, como buen bilbaíno, sepa que en los días de tormenta, lo mejor es mantener la calma y tener cerca un buen paraguas.
“Estamos asistiendo al final de la televisión tal y como la conocemos: la voladura de un modelo que siempre ha estado vigente y el comienzo de una etapa dirigida a un target mucho más concreto”

“La prensa en papel parece que decrece ligeramente, pero lo cierto es que Internet es otra historia: tanto en audiencia como en publicidad los crecimientos son muy rápidos”
 
“En una crisis, la publicidad es lo primero que se recupera. Y si los expertos hablan de otoño del año que viene como fecha del principio del fin, teóricamente, la publicidad debería empezar a recuperarse en primavera del año que viene”

“La receta para la crisis es la de siempre: no tocar el gasto estrictamente necesario para seguir haciendo productos de una calidad razonable, y controlar la parte que quizá es más prescindible”
Su primer contacto con la prensa fue en El Correo Español. 
Sí, y tuve la suerte de trabajar en un momento en que aquello empezó a crecer mucho. El Correo fue la cabecera de un grupo que se llamó Grupo Correo y llegó un momento en el que los directivos del periódico pasamos a ser directivos. Empezamos a administrar un grupo de periódicos que poco a poco se convirtió en multimedia con la participación en Telecinco, las emisoras de radio, los periódicos gratuitos…

Y pasó por todas estas fases.
Sí, fui director comercial del Grupo Correo, y estuve unos años compatibilizando estas funciones con la dirección de las emisoras de radio, ejercí como delegado por el grupo Correo en Telecinco: conocí la Telecinco de Maurizio Carlotti y la del actual consejero Paolo Vasile. Más tarde, volví al grupo y surgió la idea de crear una cadena de radio. La hicimos junto a Luís del Olmo y lanzamos Punto Radio. De eso hace 5 años. Y ahora estoy metido en la dirección de Net TV, que es la televisión nacional de Vocento.

Nadie le podrá acusar de que se ha estancado.
Lo que caracteriza a este negocio es su profundo cambio. La prensa que yo conocí hace 25 años es bastante distinta de la que disfrutamos hoy. Y creo que es lógico, porque la prensa va evolucionando de acorde con los otros medios que compiten con ella. Es necesario que se acomode a los nuevos tiempos. Hace años, la gente conocía las noticias de los periódicos porque las había visto en los informativos de la noche anterior. Así que la pérdida de rapidez de la prensa por otros medios -Internet, especialmente-, debe compensarse con otras ventajas. Y una de ellas es el análisis y la opinión de la cual los otros carecen.

¿Y qué me dice de la televisión?
Pues que con la progresiva implantación de la TDT, la televisión como la conocemos se va a morir. Fíjese: en estos momentos hay 8 canales de televisión generalistas en abierto, todos haciendo lo mismo y compitiendo por los mismos anunciantes. Ese modelo está acabado. Con la aparición de 32 canales nacionales en TDT, surge la televisión temática, la televisión de nicho. Estamos asistiendo al final de una era, y creo que es un acontecimiento histórico: la voladura de un modelo que siempre ha estado vigente y el comienzo de una etapa dirigida a un target mucho más concreto.

La paradoja del asunto está en que sube la exigencia del consumidor, pero bajan los presupuestos de producción. ¿Cuál es la posición de Vocento frente a ese reto?
Esta casa lo tiene claro. Vocento posee Net TV, que es una empresa que tiene y tendrá el 3 abril de 2010, día del apagón analógico, un multiplex completo. Es decir, una plataforma que permitirá, hoy por hoy, operar 4 canales. Pero en abril de 2010 se podrán operar 4 y, probablemente, la tecnología para entonces permitirá un ancho de banda que haga que en un multiplex entren 5 o incluso 6 canales. Así lo que hemos hecho es llegar a acuerdos con proveedores de contenidos que, al mismo tiempo, son accionistas de Net TV.

¿Y de qué proveedores estamos hablando?
Pues hemos lanzado el Canal Disney con unos niveles de aceptación muy grandes: es líder en el segmento juvenil. También hemos hecho lo mismo con nuestro socio Interconomia, a través de Intereconomia TV. Ambos funcionan muy bien como contenedores de publicidad. Vocento probablemente explotará en exclusiva uno de los dos canales y acabará poniendo en marcha un canal relacionado con la actualidad. También estamos analizando la situación para ver qué otro proveedor entra en el canal adicional. Pero lo importante es que es modelo de negocio de Vocento ya se sostiene económicamente.

Los contenidos audiovisuales de Vocento también se pueden ver en la red a través de Net TV.
Net TV es una manera de distribuir los mismos contenidos. Nadie puede apostar al 100% sobre cómo va a ser el consumidor y cómo va a entrar en contacto con los contenidos. Evidentemente, la red va a ganar terreno pero no sabemos en qué medida. Mi opinión es que a la televisión hertziana aún le queda mucha vida: hoy por hoy, la penetración de Internet es mucho menor que la de la televisión.

Pero Internet es el único medio que ofrece un crecimiento sostenido.
Es cierto. De hecho, en Vocento estamos haciendo una apuesta por hacer contenidos para Internet porque nos estamos dando cuenta de que tanto en audiencia como en publicidad los crecimientos son muy rápidos. En cambio, la prensa en papel parece que decrece ligeramente.

Crisis significa cambio. ¿Cómo afronta Vocento la crisis?       
Yo ya he vivido dos crisis gordas, así que por un lado tengo la sensación de haberlo vivido, pero por otro no. La que no conocemos del todo es la parte financiera, pero la crisis económica en la que estamos entrando ya se sabe más o menos qué es lo que podrá ocurrir. Nosotros vivimos la crisis como productos de consumo. Comprar todos los días el periódico cuesta 40 ó 45 euros al mes, y para determinadas economías familiares es quizá una cantidad excesiva. Así que en momentos de crisis la publicidad es lo primero que cae, y nosotros lo empezamos a notar hace más de un año, en octubre de 2007.

¿Ya hace un año?

Llevamos 12 meses con bajadas de publicidad importantes en todos los medios, sea en radio o en televisión. ¿Qué ocurre? Pues que la publicidad también es lo primero que se recupera. Los expertos hablan de otoño del año que viene como fecha del principio del fin de la crisis. Si esto es así, la publicidad se debería empezar a recuperar en primavera del año que viene. Nos esperan unos 6 meses duros, de apretarnos el cinturón, y reducir los gastos. Pero no creo que esto dure mucho más.

¿Y dónde se puede reducir gastos?
Es evidente que todas las economías se tienen que ajustar. Incluso las familias más desahogadas procuran realizar un consumo responsable. La idea es no tocar el gasto estrictamente necesario para seguir haciendo productos de una calidad razonable, y controlando la parte que quizá es más prescindible: gastos de representación, viajes, almuerzos, así como otros que son más interesantes como las consultorías o las estrategias.

Se ha publicado que Vocento busca un socio. ¿Es cierto?
Vocento no necesita un socio para nada. Un socio te aporta dinero y el dinero no falta en Vocento, pero es evidente que tampoco sobra. Todos los negocios se sostienen y vamos a cerrar este ejercicio con unos beneficios altísimos. Primero porque los negocios dan positivo y, en segundo lugar, por la venta de acciones de Telecinco -con gran plusvalía- y porque ABC ha pagado parte de sus operaciones con la venta de unos terrenos. Además, Vocento tiene deuda cero y no tiene préstamos bancarios, a diferencia de otros grupos de comunicación mucho más importantes, que tienen deudas en algunos casos brutales. Vocento será un grupo que, cuando veamos la luz al final del túnel, saldrá de compras. Entonces conseguirá precios buenos, precios de crisis.

¿Piensa que el mayor problema de Vocento es el posicionamiento político?
Vocento no tiene posicionamiento político, otros sí lo tienen. Nosotros no lo tenemos por ser un grupo multilocal. Estamos en 14 ó 15 mercados regionales y convivimos  con todo el arco político. Sus medios trabajan con realidades políticas totalmente distintas. Por eso intentamos hacer operaciones muy trasversales. En el País Vasco, por ejemplo, nuestros diarios son leídos por los socialistas, los populares, los nacionalistas, y los nacionalistas radicales. Porque si eres el líder estás obligado a que te lean todos y eres el líder porque te leen todos. En prensa nacional es totalmente distinto porque está todo muy politizado. Lo que queremos con el diario ABC es recuperar el liderazgo del segmento liberal-conservador, así que no es tanto una posición política como sociológica. Pero como todo lo que cuesta, es fácil de decir y complicado de hacer. Pero en ello estamos.