Director de Agfa Graphics España

Ángel Artola

Revolución industrial

“La personalización es la clave del éxito en Internet”

Para Ángel Artola el mundo industrial ha vivido una auténtica revolución y se trata de una especie de pacto donde las cosas entre la empresa anunciante, el editor y la impresión se simplifican.

Martes, 16 de Diciembre de 2008
Como no podía ser de otro modo, las artes gráficas han evolucionado extraordinariamente estos últimos años y las nuevas tecnologías sólo han hecho que incentivar aún más un sector que, como la prensa, parecía que iba a desaparecer con la nueva era de Internet. Agfa es el número uno en preimpresión y dispone de la gama más amplia de consumibles, equipos y software que constituyen una solución completa para pre-impresión tanto para sistemas de ordenador a películas, como sistemas de ordenador a planchas, así como sistemas digitales de pruebas, impresión de gran formato, impresión digital, software para flujos de trabajo y automatización de proyectos.
“El mundo de la prensa escrita y colgada después en la web podría tener un crecimiento de entre un 20-30% si se personalizase un poco. Las posibilidades, pues, son múltiples”

“Dentro del mundo industrial, hemos vivido una auténtica revolución. Y en un sector en el que, curiosamente, no ha tenido el mismo desarrollo que el mercado web o el audiovisual, aunque trabajen muy codo con codo”

“Lo que permite el software es personalizar por áreas, permitiendo que se pueda imprimir aquello que interese en un lugar concreto. Está más que demostrado que los periódicos que más dinero ganan son aquellos que personalizan las áreas en las que trabajan”
Seguro que las artes gráficas han cambiado extraordinariamente estos últimos años.
Pues sí, para qué le voy a engañar. Dentro del mundo industrial, hemos vivido una auténtica revolución. Teniendo en cuenta, además que somos unas pocas empresas en este sector, Adobe o Microsoft, para cambiar una cuota de mercado que evidentemente no puede tener la misma evolución que el mercado web o audiovisual, aunque trabajen muy codo con codo.  

¿A qué se refiere?
Pues que si, pongamos por caso, un anunciante quiere sacar su publicidad en un medio que se imprime el día 12, lo que se le pedirá será que tenga su página publicitaria un mes antes. Será aquí cuando habrá una especie de “acuerdo” mediante el cual, el mundo editorial, las artes gráficas y el software, trabajarán para tener el producto listo cuando se necesite.

Un acuerdo que se basa en la confianza, claro.

Por supuesto. Yo confío en que tu tecnología pueda resolver mi problema, y que la del tercero pueda conseguir acabar lo que deseamos. En el fondo, se trata de una especie de pacto, en el que la empresa anunciante podrá enviar su página de publicidad pasando por el editor hasta unas horas antes de que se imprima la página para poder comprobarlo todo hasta el último momento. 

Supongo que en un sector como este en el que hay tantas prisas, todo ha tenido que adecuarse.
Pues sí, la tecnología ha aportado mucho. Pero fíjese: donde viene, para entendernos el tsunami dentro de este campo es en el terreno del medio escrito. Es decir, en un período realmente record, una página publicitaria vacía podrá depender de la decisión de una empresa para que en 24 horas, pueda llegar a todo el mundo. Y aunque ya lo tenemos asumido como tal, lo que se ha conseguido ha sido muy importante. Y creo que deberíamos ser conscientes de ello.

Y en este sector, ¿quiénes son sus competidores?

Mire, en el mercado somos actualmente 3 marcas: Kodak, Fuji y nosotros, Agfa. Es decir, una empresa americana, una nipona y una europea. Nosotros concretamente teníamos 4 divisiones, y lo que era digamos la parte gráfica, desapareció, y se adaptó al mercado, es lo que llamamos el soft industrial.

¿Podríamos concretar algo más?

Sí. Lo que permite el software es personalizar por áreas, permitiendo que se pueda imprimir aquello que interese en un lugar concreto. Está más que demostrado que los periódicos que más dinero ganan son aquellos que personalizan las áreas en las que trabajan. Y periódicos digitales, por supuesto. No en rotativa. 

El tema del reciclaje, pues, lo deben llevar muy al día.  
Por supuesto. Se ha acabado el distribuidor de toda la vida. La máquina mundial de personalización está en Lisboa, donde hace tiempo que se están haciendo pruebas. Y créame: eso es lo que va a revolucionar este mundo. Y a corto plazo, además. Lo que pasa es que aún nos falta que las máquinas no pueden llegar a un punto de venta, pero todo se andará, no se preocupe.

¿Y el concurso tecnológico? ¿Quién lo juega?
Ahora tenemos un tercero que es Estados Unidos otra vez. Viene dado por el soft de usuario final que es americano, en este caso Adobe y Micrososft que son los que lo difunden. Hasta ahora, en el mundo industrial estábamos nosotros y Fuji, pero ahora HP ha abierto otra vez mercado industrial dentro de las artes gráficas, y empezamos a tener competidor.

Y todo continúa siendo muy rápido, claro.  
El soft del año que viene será más importante porque el software industrial se aproximará al mundo editorial y en eso, el usuario final tendrá mucho que ver. Pero es que hay otro aspecto que está relacionado con el tema y que nos causa una cierta frustración.

¿Qué es?
Que el mundo web lo ha abierto gente que no viene del diseño gráfico. Con nosotros, y hasta ahora, el sector industrial ha sido lento, pero tenemos los medios para hacerlo rápido y mejor.

¿Y quienes cree que serán los más beneficiados?
El mundo 2.0 de la web nos ayuda a que este soft industrial pueda estar al servicio de las grandes agencias de publicidad, con lo cual un periódico podría imprimir cada día la página de una empresa sin ningún esfuerzo, y cambiar el mensaje que aquella empresa quiera transmitir.

¿Y cuál estiman que puede ser el periodo de crecimiento?
Nuestra idea es que si en el 2009 se empieza a trabajar bien, el mundo de la prensa escrita y colgada después en la web podría tener un crecimiento de entre un 20-30% si se personalizase un poco. Lo único que tenemos demostrado es que esta personalización contribuye al éxito.  

¿Dejar que arte gráfico sea algo independiente es bueno?

Mire, tal y como le decía, las cosas han cambiado mucho, y aquello que fue vigente durante muchos años ahora no necesariamente tiene que ser útil. En su día, fuimos sinónimos de venta en fotografía, pero el día que la división se vendió, empezó a morir. Ahora funcionamos de otro modo y tenemos la ventaja de los cambios tecnológicos.

¿Y cómo prevé el desarrollo de la impresión en otros soportes?
Pienso que el mundo de la impresión se abrirá, se triplicará en España. Y el cambio se verá cuando las máquinas estén en el sitio donde el consumidor lo pide. Pero hay más, el usuario podrá decir lo que quiere hacer con lo que quiere imprimir. Esto, y la personalización serán el futuro. Sin duda.
Ángel Artola
Ángel Artola
Director de Agfa Graphics España