Consejero Delegado de Marco Aldany

Alejandro Fernández-Luengo

Actualizando tendencias

“Las mujeres dejan antes de comer que de ir a la peluquería”

Marco Aldany actualiza continuamente las tendencias y llevarlas a cada punto de venta requiere de una estructura y fuerza que recae en la formación de la plantilla.

Martes, 10 de Febrero de 2009
Lujo o necesidad, la peluquería es un producto que Alejandro Fernández-Luengo conoce bien. Nieto, hijo y sobrino de peluqueros, capitaneó junto a sus hermanos el salto desde el negocio familiar a la cadena internacional. Ahora ha abierto su empresa a un fondo de capital riesgo y mantiene sus previsiones de crecimiento, espoleados por la certeza de que su servicio es contra-ciclo, es decir, que cuanto menos dinero tiene el personal, más deseo de verse bien atesora.

“Tenemos la suerte de que nuestro sector es contra-ciclo. Hay estudios que afirman que en tiempos de crisis aumentan las ventas de lápices de labios”

“El valor de actualizar continuamente las tendencias y llevarlas a cada punto de venta requiere una estructura y una fuerza muy fuerte que recae en la formación de la plantilla”

“Siempre hemos intentado crear una marca que pudiera democratizar el acceso a la peluquería en cuanto a horarios, precios y variedad de servicios”

Marco Aldany es una empresa netamente familiar.
Marco Aldany fue fundada como marca y tal y como se conoce ahora por mis hermanos y por mí. Pero  nosotros, en realidad, somos hijos, nietos, hermanos y sobrinos de peluqueros. No obstante, la concepción como grupo la comenzamos en el año 1997, hace ahora 12 años.

¿Cómo se da el paso de convertirse en cadena?
Desde el principio apostamos por ser muy grandes. Marco Aldany nació con la vocación de liderar el sector. Siempre hemos intentado crear una marca que pudiera democratizar el acceso a la peluquería en cuanto a horarios, precios y variedad de servicios. Pero esto sólo tenía sentido si somos capaces de ampliar el modelo y mantener el ritmo de apertura de nuevos salones en todo el mundo.

Cuando un capital riesgo entra en una empresa familiar como la que usted dirige, ¿se pierde la filosofía, la esencia con la que fue creada?
No, la filosofía es la misma. Lo que nosotros esperábamos encontrar con la entrada del capital riesgo, y así ha ocurrido, es un compromiso muy superior con la disciplina, en la medida en que tienes un rigor preestablecido. Pero creo que esa presión añadida es buena para cualquier empresa.

¿Cuáles son los valores de Marco Aldany?
Principalmente, la formación. El valor de actualizar continuamente las tendencias y llevarlas a cada punto de venta requiere una estructura y una fuerza muy fuerte que recae en la formación de la plantilla. Tenemos el compromiso de abrir una nueva escuela y nuevos salones. Además, ir incorporando jóvenes que empiezan permite estar en contacto con las nuevas tendencias.

Un gran reto deber ser acercar el fashion a la peluquería de barrio.
El fashion representa lo aspiracional y la peluquería de barrio la democracia capilar. A nivel posicionamiento de marca hemos intentado desde el principio acercarnos a los eventos de jóvenes creadores, certámenes de belleza, producciones de videoclips, celebrities. Intentamos estar presentes en todo aquello que nos de valor como marca.

Sus planes de expansión son internacionales.

Nuestro objetivo es aumentar la presencia en toda Latinoamérica con salones propios. También nos interesa mucho Europa del Este con un sistema mixto: franquicias y salones propios. En un segundo plano, estamos estudiando una posible alianza con una cadena italiana para entrar en ese mercado.

¿Cómo afecta la crisis a esos planes?
Tenemos la suerte de que nuestro sector es contra-ciclo. Hay estudios que afirman que en tiempos de crisis aumentan las ventas de lápices de labios. Estoy convencido de que las mujeres, nuestro primer mercado, dejan antes de comer que de ir a la peluquería. Por otro lado, están  bajando los precios de los locales y el desempleo nos está permitiendo contratar gente muy válida. En el otro lado de la balanza, es cierto que algunos franquiciados están teniendo problemas para acceder a líneas de crédito estables. En cualquier caso, siendo los más grandes de España sólo tenemos un 2% del mercado nacional. Así que nuestro potencial de crecimiento es enorme.

¿La peluquería es un producto estándar?

En sí misma la peluquería es un producto estándar, lo que cambia es la tendencia. En España se trabaja dándole volumen al cabello y en Iberoamérica es justo al revés.  Dependemos de los tipos de cabello de la mujer eslava, latina o española. Pero esto no supone más problema que el de adaptar nuestras fórmulas de promoción a la características del mercado. Otra diferencia es que en Iberoamerica y Europa del Este, la peluquería es un producto de lujo respecto a los suelos medios, y en Europa es un producto de necesidad mucho más asequible. 

¿Cuáles son las ventajas de adquirir una franquicia Marco Aldany?

La primera es que obtiene una rebaja considerable en los costes de los productos, instalaciones, etc. Además, puede acotar la incertidumbre que supone montar un negocio. Está demostrado que funciona antes y mejor siendo Marco Aldany.