Director General del Circuit de Cataluña

Ramón Praderas

Óptica empresarial

“Hay que estar constantemente renovando la ilusión por un proyecto”

Ramón Praderas ha querido proporcionar un aire más creativo, así que se ha rodeado de un equipo excelente y asegura estar muy satisfecho con los resultados que están obteniendo.

Martes, 10 de Marzo de 2009
Inaugurado en 1991 gracias a la Generalitat de Cataluña y al impulso del RACC, el Circuit de Cataluña es uno de los trazados más modernos que existen, y que reúne las condiciones para acoger las más importantes competiciones del motor, incluyendo diversas pruebas de los campeonatos de Cataluña y de España de Motociclismo y Automovilismo, las dos pruebas de 24 Horas, el Gran Premio de España de F-1 y el Gran Premio de Cataluña de Motociclismo. Laboratorio de otras pruebas, realiza múltiples actividades, entre las que se encuentran las orientadas a particulares y empresas. Hoy hablamos con su Director General.
“Aquí había una gestión bien hecha, pero  se había llegado a cierta rutina. Yo quería proporcionar un aire más creativo a todo ello, porque al fin y al cabo estamos hablando de algo que es una afición seguida por millones de personas”

“Tenemos claro que a los acontecimientos deportivos la gente viene siguiendo a sus ídolos, no a ver el circuito. Por eso es tan importante que no paremos de trabajar, para que vayan surgiendo nuevos pilotos”

“Con sólo los Mundiales, el Circuit no se consigue ni mucho menos los resultados que necesitamos para ser rentables. Tenemos muy claro que hay que llenar al máximo los días en que no hay competición”
¿Qué es lo prioritario en estos momentos?
Lo que estoy intentando cambiar es la mentalidad de toda la gente que había en el Circuit que con el tiempo se había anquilosado. Pero lo que sobre todo quiero es que todos tengamos muy presente que gracias a un puñado de personas que hace 20 años tuvieron la idea de desarrollar el Circuit, hoy tenemos una magnífica realidad. Y nuestro trabajo y deber no es sólo para estos sino también para las próximas generaciones, aquellas que también valorarán nuestro trabajo.  

Aquellos que le escogieron, ¿lo hicieron por sus características empresariales?
Hace poco más de 2 años, en diciembre del 2006, me llamó el vicepresidente Carod Rovira, que es también presidente del Consorcio del Circuit. Me propuso el cargo, me aconsejó que me lo pensara y que ya lo hablaríamos más adelante. Aquellas  Navidades las pasé en Barcelona y tuve tiempo de informarme y documentarme sobre todo lo que representa el Consorcio del Circuit. Cuando nos volvimos a encontrar, tuve claro cuál  era mi pregunta: ¿Por qué yo?

¿Y cuál fue la respuesta?

Si me hubiera dicho que no tenían a más gente, no me lo hubiera creído y por supuesto no estaría aquí. Pero las razones que me dio fueron claras: según él, tenía una sólida trayectoria y formación empresarial, y había estado 21 años en el extranjero, y por lo tanto, había viajado y conocía otras realidades. Y luego por la confianza que tenía depositada en mí.

Ha estado en México y no tiene acento.  
Mi trayectoria en México a mediados de los ochenta pasa por la fundación del Club de Empresarios Catalanes, que fue el primer club de estas características fuera de Cataluña. Y no fue el único: después fundamos la Federación de Entidades Empresariales de Origen Catalán en Santiago de Chile. Todo esto ha provocado que lógicamente haya viajado mucho por todo lo que es Centroamérica y Sudamérica, manteniendo, eso sí, un vínculo muy estrecho en Cataluña.

Debe ser difícil.
No crea. De hecho, hace tres semanas tuve una entrevista con el Presidente Jordi Pujol. Nos conocimos hace años, en el 82, y él fue de hecho el impulsor de la Federación de Entidades Empresariales. Así que todo ello me ha hecho seguir en contacto con la gente sin el deje mejicano. 

Volvamos aquí. Y un buen día le dan la posibilidad de poder hacer del Circuit una empresa rentable.
La verdad es que he tenido una gran suerte, y esto ha pasado por no haber tenido ni una sola directriz política. Desde el primer momento en que asumí esta responsabilidad, pedí una comisión ejecutiva. Tengo muy claro lo esencial que es un Consejo de Administración, y el papel importante que deben desempeñar los socios. Y teniendo claro esto, básicamente, lo que he hecho ha sido organizar la entidad desde una óptica empresarial.

¿En qué sentido?

No debemos olvidar que aquí había una gestión bien hecha, bien llevada, pero quizá había llegado un momento de cierto estatismo, de cierta rutina. Yo quería proporcionar un aire más creativo porque al fin y al cabo estamos hablando de algo que es una afición seguida por millones de personas y el entusiasmo debería estar siempre presente, aquí. Así que me he rodeado de un equipo excelente y la verdad, estamos muy satisfechos con los resultados que estamos obteniendo.

Unos resultados que pasan por los Mundiales de Fórmula 1 y Motociclismo, sin duda las joyas de la corona. 
Sí, de eso no hay duda. Pero con sólo estas dos citas, el Circuit no conseguiría ni mucho menos los resultados que necesitamos para ser rentables. La gestión anterior tenía también muy claro de que había que llenar al máximo los días en que no hay competición. Pero ahora estamos llegando a mucha más gente. Y es algo que en cualquier ámbito empresarial hay que tener muy claro: aprovechar al máximo los recursos que se pueden ofrecer.

¿A qué se refiere?

Pues a que estamos trabajando para llenar el mayor número posible de días al año el circuito. Y no tienen porqué estar relacionadas estrictamente con el mundo del motor: pueden ser empresas, colectivos, incluso particulares que por un día, rompen con la monotonía de su trabajo o actividad, y disfrutan de las instalaciones.

Hábleme de ello.
Somos conscientes de que una instalación de estas características puede despertar algunas pasiones, así que ponemos al alcance de cualquiera la posibilidad de poder visitar las zonas de acceso más restringido, como el paddock, la torre de control, el pódium y las salas de briefing y de prensa. Hay diversas modalidades de visita que se adecuan a lo que se desee, así que las escuelas, las empresas o un grupo de amigos pueden montar su propia visita.

Vayamos a la competición. La negociación con Ecclestone para tener Fórmula 1 hasta 2016  fue dura…
Ecclestone es un personaje peculiar, sabe muy bien lo que quiere y tuvimos el acierto de proponer algo que no era diametralmente opuesto a lo que quería. Acercamos posturas y al final, llegamos a un acuerdo.

Sin embargo, con las Motos la crisis ha llegado.
Hay algún indicio preocupante, lo admito, pero hemos hablado con Dorna, y su máximo representante, Carmelo Ezpeleta, y está convencido que, finalmente, todo va a reconducirse. De hecho, parece que algunas escuderías que planteaban abandonar se lo están pensando, y hay otros equipos que quieren entrar. Con esto de las crisis, ya se sabe, hay momentos de pánico en los que todo parece hundirse. Pero cuando los ánimos se tranquilizan, las decisiones que parecían inapelables se replantean y todo vuelve a su cauce.

Sin duda, el éxito del Circuit es también el éxito de pilotos como Alonso, Pedrosa, Gibernau…
Siempre lo hemos tenido claro. A estos acontecimientos deportivos la gente viene siguiendo a sus ídolos, no a ver el circuito. Por eso es tan importante que no paremos de trabajar, para que vayan surgiendo nuevos pilotos y la renovación sea constante.

Uno de ellos podría ser Jaume Alguersuari…
Sí, claro, pero no sólo él, aunque es cierto que es uno de los principales candidatos a ocupar un volante en la Fórmula 1. Pero el Circuit y el RAAC están trabajando con muchos otros, la flor y nata de la cantera, y más de uno puede llegar también.