Fundador de Forexstreet

Francesc Riverola

 FXstreet.com, primer portal sobre el mercado de divisas

 "Internet ha hecho del boca-oreja el arma más eficaz para darse a conocer"

 Riverola ha conseguido con FXstreet.com cubrir una demanda a nivel internacional.

Miércoles, 13 de Abril de 2005
 Forexstreet es una joven empresa española que ha auspiciado el primer portal independiente sobre el mercado de divisas, consiguiendo así convertirse en un referente a nivel mundial. FXstreet.com recibe diariamente visitas de traders de divisas de alrededor del globo con ansias de saberlo todo sobre los mercados en que operan. Para ello cuentan con amplias herramientas informativas a su disposición: cotizaciones a tiempo real, la tendencia del mercado, análisis de expertos, chats interactivos... El responsable de FXstreet.com es Francesc Riverola, un joven emprendedor que hizo de su negocio de tiempo libre, toda una empresa que ofrece un producto líder en el mundo. A Riverola, el éxito ni le abruma ni le achica. Se muestra orgulloso pero templado y hace gala de un cercanía y coherencia que le sitúan como un ejemplo a seguir por todo joven empresario.
Una de las grandes cosas que ha hecho internet ha sido que ha puesto el boca-oreja encima de la mesa como arma definitiva para darse a conocer.

Nos hemos convertido en el portal de referencia a nivel mundial, esto nos permite fijar los precios de la publicidad que nutre la web.

Nuestra estrategia de comunicación contempla participar en todo evento relacionado con las divisas en el mundo. Somos media-partners de toda convención que nos parezca interesante.

Para cualquier portal vertical es fundamental involucrar a la industria si quiere convertirse en una referencia en el sector.
 
 

 
FXstreet.com nació en el 2000 como un home business y acabó el 2004 con 1,2 millones de visitantes de fuera de España. Han ido como motos.
 
 
FXstreet.com nació en enero del 2000 como un hobby. Los dos socios que se incorporaron al poco tiempo fueron la diseñadora -mi mujer-, y el programador; que como yo, tenían sus propios trabajos y se dedicaban after-hours a trabajar en el portal. Finalmente dejamos nuestros respectivos empleos para dedicarnos de pleno a FXstreet.com, allá por el 2002. En noviembre de 2003 nos trasladamos a nuestra sede y comenzamos a ser una empresa con cara y ojos.
 
 


¿Cómo ha vivido ud. estos dos últimos años?
 
 
Han sido de locura. Pero más que el crecimiento de la empresa, que ha sido brutal, hay que destacar el crecimiento que ha experimentado el portal, que en el último año ha multiplicado su tamaño por cinco. Estamos teniendo unas cifras de crecimiento que intentamos controlar.
 
 


¿Considera contraproducente un fuerte crecimiento?
 
 
El crecimiento es la principal causa de mortalidad de las empresas, mejor dicho, el no saber tratarlo. Cuesta mucho hacerlo, porque cada mes las cifras con las que jugamos cambian radicalmente. Intentamos no frenar nuestra expansión y siempre actuar con coherencia y sentido común. El cóctel que he utilizado siempre, no es nada del otro mundo, tan sólo coherencia y sentido común.
 
 


¿Con qué balance cerró Forexstreet en 2004?
 
 
En el 2004 cerramos con una facturación de 720.000 euros y la previsión para este año es llegar al millón y medio de euros.
 
 


¿Los ingresos provienen tan sólo de la publicidad?
 
 
Sí, vivimos de la publicidad. Lo bueno es que nos hemos convertido en el portal de referencia, los líderes mundiales a nivel de audiencia del sector. Esto nos permite fijar los precios. Negociamos directamente la publicidad con los clientes, que son mayoritariamente brokers internacionales de divisas que buscan llegar a su público objetivo, que es el mismo que visita nuestra web. 
 
 


FXstreet.com es una web para traders...
 
 
Para traders de divisas, dealers, bancos de inversión... También nos visitan asiduamente bancos como La Caixa y BBVA, y medios de comunicación como Intereconomía. Otros usuarios son las consultoras, las empresas de import-export, ya que la evolución del euro-dólar, o el cambio dólar-yen, son temas de relevancia para ellos. Pero fundamentalmente, el perfil del usuario de Fxstreet.com es el trader puro y duro. 
 
 


¿Traders profesionales o amateurs?
 
 
Buscamos al profesional del mercado, al que se está ocho horas al día delante del ordenador siguiendo la evolución de las divisas con las que especula y consultando las informaciones pertinentes para tomar sus decisiones.
 
 


¿Qué información ponen al alcance de éstos?
 
 
Todo tipo de servicios: noticias, cotizaciones, un amplio abanico de newsletters... También ofrecemos sesiones de Questions and Answers, que son chats interactivos con expertos. Hoy contábamos con un experto en Australia operando en el chat... 
 
 


¿De dónde provienen sus usuarios?
 
 
España representa un 3% de nuestras visitas. Estados Unidos el 55%, Asia el 20%... No obstante son números que cambian muchísimo. Europa ha caído a un 14%, y es curioso porque nosotros seguimos el horario europeo, nuestro público potencial es éste. En cambio nos visita mucha gente de América y Asia. 
 
 


¿Y a qué se debe el éxito de audiencia norteamericana?
 
 
Muchos piensan que somos americanos al encontrar la página en inglés, aunque hay traducciones al español y al chino. No obstante, al operar para un mercado global no importa de donde seamos. Da la casualidad de que el site se ha constituido en una referencia a nivel mundial. El mercado de divisas es un mercado que no cierra nunca, está operando las 24 horas del día. Pero cuando hay más liquidez, cuando se maneja el cotarro, es durante el horario europeo y cuando este mercado se solapa con la punta del mercado estadounidense. La gente, que por su ubicación geográfica, no forma parte de este horario se levanta para operar en este mercado porque, dentro del riesgo que hay en el mercado de divisas, es el que tiene menos volatilidad al haber más liquidez. A menos liquidez más se dispara la volatilidad. Por consiguiente, negociar en Asia es muy arriesgado, la gente opera en las zonas europeas, de aquí la explicación de que suba tanto nuestra audiencia en Ásia y Estados Unidos y de que no tenga el mismo eco en Europa.
 
 


¿De dónde proviene la información que nutre FXstreet.com y cómo la gestionan?
 
 
Ofrecemos todo tipo de servicios y procuramos que el menor número de éstos sea producido por nosotros. Hacemos los esenciales. La gracia, la clave del portal, reside en que hemos conseguido involucrar a la industria. Esto ha sido fundamental.
 
 


¿Cómo la han involucrado?
 
 
Todo el que está en esta industria y tiene cualquier información para publicar, puede hacerlo en nuestro site, siempre que cumpla unos mínimos de calidad. Otra clave es la retroalimentación con la industria, siguiendo un código ético que limita la autopromoción, y llevando a cabo un seguimiento de cumplimiento de obligaciones. Esto nos permite incrementar el tamaño del site sin tener que incrementar la infraestructura en la misma proporción. También hemos involucrado a la industria con herramientas como los Questions and Answers, las newsletters... Si trasladas valor a la industria, acabas recibiendo. Quizá de entrada te entra menos valor del que ofreces, pero a la larga, te retorna mucho más. Esto para cualquier portal vertical es fundamental si quiere convertirse en una referencia en el sector, que al fin y al cabo es la intención de todo portal. 
 
 


Toda esta apertura al mundo la han hecho sin ni siquiera una pequeña estrategia de comunicación...
 
 
Lo digo siempre, y algunos amigos madrileños se ríen de mi sentencia, pero lo que hemos hecho ha sido un marketing a la catalana. Una de las grandes cosas que ha hecho internet ha sido que ha puesto el boca-oreja encima de la mesa como arma definitiva para darse a conocer. Es impresionante como funciona. Y la otra estrategia que sirve en un medio de internet es el posicionamiento en los buscadores. Google es la principal puerta de entrada a nuestra página. Nosotros no invertimos en marketing, invertimos todo en el producto, en introducir nuevas herramientas que hagan mejor el site día a día. 
 
 


Pero ahora que hay capital ¿alguna acción de comunicación llevarán a cabo?
 
 
Por descontado. Parte de nuestra estrategia de comunicación es participar en todo evento relacionado con las divisas en el mundo. Somos media-partners de toda convención que nos parezca interesante. Ahora estamos negociando ser media-partner de una convención que se celebrará proximamente en Las Vegas, otra que tendrá lugar en Londres... Esta es una buena manera de invertir dinero y hacer que la industria te conozca.
 
 


¿Hay perfiles y rasgos diferenciales para cada trader, según su localización geográfica?
 
 
Existen mentalidades diferentes según las regiones, por ejemplo, los asiáticos son más agresivos que los occidentales. Sin embargo, más que rasgos diferenciales comparten rasgos comunes. Algo que comparten todos los traders, es que son personas solitarias, que pasan muchas horas frente al ordenador. Hay mucha soledad en sus vidas. Como comentaba antes, dependiendo de la zona en que se encuentren, hay traders que operan de noche. Y también hay mucha incertidumbre. Necesitan mucha información y tienen la necesidad de verificar que lo que están haciendo es lo adecuado, que su intuición es buena. Con el trading corner, nuestro chat, hemos intentado paliar la soledad del trader, haciendo que éstos hablen y se apoyen mutuamente.
 
 


No se esperaba estar en esta posición cuando comenzó ¿se atrevería a especular con su activo? ¿qué futuro le espera a Forexstreet?
 
 
Si hace cuatro años me hubieran dicho que estaría haciendo esta entrevista en este despacho no me lo hubiera creído... Cuanto más se evoluciona, más crece la exigencia, así que no nos podemos dormir. A todo el mundo le gusta que le den golpecitos en la espalda, pero hay que tener los pies en el suelo. Lo bueno de nosotros, es que vamos a la nuestra. Si salen competidores no nos amedrentaremos, tendrán que hacerlo bien. Además, no es malo que entren nuevos actores en este mercado. Es como si tienes un restaurante y al lado ponen otro. Habrá competencia, sí; pero también habrá más gente que venga a esa calle a comer.