Publicista y escritora

Reyes Ferrer

 Un libro para hacer amigos

 "En las empresas se fomenta muy poco el orgullo corporativo"

 "Cortesía empresarial" propone pautas para promover relaciones interpersonales sanas en la empresa.

Miércoles, 13 de Abril de 2005
 "Cortesía empresarial" es un libro que desvela los secretos del éxito de la comunicación y de las relaciones interpersonales en la empresa. Una obra escrita a tres bandas por tres publicitarias exultantes: Virgínia Esteve, Esther Rodríguez, y nuestra interlocutora, Reyes Ferrer. El libro está dividido en dos partes. La primera de ellas es una historia vodevilesca entre dos trabajadores de empresa que se ven obligados a relacionarse a la fuerza. La segunda parte es un epílogo en el que se analizan las peripecias de la historia y se exponen los aspectos teóricos que hemos visto reflejados en el relato. Reyes Ferrer, conoce las técnicas humanas necesarias para hacer que las relaciones entre personas de la misma empresa no sean obtusas e incómodas, sino agradables y cercanas. Algo que para las tres autoras de "Cortesía empresarial" no se potencia desde los órganos directivos de las compañías. Reyes Ferrer, co-autora del libro, es además la fundadora y gerente de oh!, agencia especializada en cortesía empresarial.
"Se han perdido pequeños detalles que ejemplificaban la cortesía en la empresa, como la oferta de café gratis o agua"

"El hombre suele hacer servir más la cortesía por protocolo, porque suele ser más adulador. En cambio, la mujer utiliza otras armas, como la sensualidad o el cuidado por la imagen"

"Mercadona hace muy buen trabajo a la hora de aplicar la cortesía empresarial, ha establecido unos códigos de conducta y actuación en el empleado que potencian la motivación y bienestar económico de éste"

"Existe una pandemia de empleados infravalorados y eternos becarios en muchas empresas"

"El compañero de trabajo, no es un competidor, es una persona, un amigo potencial"
 
 

 
¿"Cortesía empresarial" va dirigido al empresario descortés?
 
 
En realidad va dirigido a todas las personas que han de trabajar y han de relacionarse.
 
 
 
Entonces este libro lo puede leer el arquitecto, pero también el albañil.
 
 
Y tanto. Las personas nunca trabajan solas, sino en equipo, y por eso las relaciones son fundamentales. Tanto el arquitecto como el albañil se lo pasarán bien leyendo el libro, pero sobretodo si aplican los hitos de la cortesía empresarial, aprenderán a disfrutar de su trabajo.
 
 
 
¿Somos todos unos ogros en la empresa?
 
 
Percibimos que falta cortesía y un entorno laboral agradable. ¿Ud. se encuentra en su empresa igual de cómodo que en el pub de la esquina tomando un café con un amigo o amiga?
 
 
 
Yo sí, pero uno no tiene porqué. En el trabajo no se tienen porque hacer amigos, es como la familia, toca lo que toca...
 
 
Error ¿Por qué los compañeros de trabajo no pueden ser amigos suyos?
 
 
 
En mi caso lo son, pero hay gente que no...
 
 
Uno de los tópicos que abordamos en el libro y no tardamos en desmontarlo, es la falsa creencia de que no se pueden hacer amigos en la empresa. Pensamos que esto no debe ser así, el trabajo es un lugar donde uno pasa muchas horas, forma parte de la vida de cada individuo y es un lugar donde hay que disfrutar. Por eso los compañeros de trabajo han de constituirse en grandes amigos porque con ellos vas a compartir mucho tiempo de tu vida.
 
 
 
¿Cómo nació la idea de tratar esta temática, o mejor dicho, la formulación del término "Cortesía Empresarial"?
 
 
Nosotras empezamos a trabajar en el mundo de la empresa en la década de los 80, cuando el fenómeno de los yuppies estaba en plena efervescencia. Nuestros primeros jefes atendían a los rasgos típicos del yuppie, eran egocéntricos, ambiciosos, muy competitivos... Pero en contra de lo que sucede ahora, ellos aplicaban más cortesía de la que se emplea hoy en día. Ahora, por ejemplo, la categoría de becario la están explotando en los empleados hasta edades muy maduras, cuando antes no era así. Y en el pasado también habían detalles importantes que ejemplificaban la cortesía en la empresa, como la oferta de café gratis o agua. Hoy día si quieres un café lo has de poner de tu bolsillo, seas becario o el director del área de marketing. Todas nuestras vivencias nos llevaron a pensar en el concepto en el que se sustenta el libro, la "cortesía empresarial", que con el tiempo ha empezado a escasear en el mundo laboral.
 
 
 
El becario es quizá, la persona que menos "cortesía empresarial" percibe.
 
 
Los becarios están muy mal tratados, y no sólo ellos, existe una pandemia de empleados infravalorados en muchas empresas. No atravesamos un buen momento. Es muy común ver cómo una empresa se preocupa de los aspectos externos de su marca, de su proyección hacia el exterior, y se olvida de los aspectos internos. Muchas compañías obvian el buen trato a su gente, aquella que construye y saca lustre a la marca. Es una paradoja nefasta. Se habla mucho de la reputación corporativa pero se fomenta muy poco el orgullo corporativo. Y es que el empleado ha de compartir los valores que promueve su empresa y sentirse partícipe del éxito de ésta, sólo así, se acentúa el bienestar y orgullo profesional del trabajador.
 
 
 
¿Puede citar algún ejemplo de empresa cortés?
 
 
Mercadona hace muy buen trabajo a la hora de aplicar una ética empresarial muy sólida, ya que ha establecido unos códigos de conducta y actuación hacia el empleado que potencian la motivación y bienestar económico de éste.
 
 
¿Qué deben hacer las empresas para motivar la cortesía y las buenas relaciones entre los empleados?
 
 
Al margen de las celebraciones especiales -fin de año, Navidad, aniversario de la empresa-, siempre es positivo darle libertad a los empleados y flexibilidad. Por ejemplo: tiempo para ir a hacer un café con el compañero o compañeros de trabajo, y de esta manera solidificar las relaciones con el día a día. Hay que tener en cuenta que el compañero de mesa, no es un competidor, es una persona.
 
 
 
¿Cuál es el perfil de la persona carente de "cortesía empresarial"?
 
 
La persona que está siempre enfadada, la que se relaciona mal o no se dispone a hacerlo, la que no es generosa...
 
 
 
Vamos, el gruñón.
 
 
Sí, pero dentro de cada egoísta hay una persona amable con capacidad de seducción por descubrir.
 
 
 
Si un compañero de trabajo es poco proclive a las relaciones humanas y afectuosas, ¿cómo pueden sacarle lo mejor de él sus compañeros?
 
 
Con sentido del humor, intentando que esta persona se sienta querida e importante. Y con la empatía, que es la madre del bien. Ponerte en la piel del otro siempre ayuda a potenciar las relaciones profundas. Ah, ¡y la empatía es esencial en todo directivo!
 
 
 
¿De qué manera el hombre y la mujer aplican y desarrollan sus hábitos corteses en la empresa?
 
 
El hombre suele hacer servir más la cortesía, pero casi por protocolo, porque suele ser más adulador. En cambio, la mujer echa mano de otras armas, como la seducción. Cuidamos más la imagen, usamos la sensualidad...
 
 
 
La seducción... ¿no puede ser peligrosa?
 
 
¿Por qué va a ser mala? ¿Qué no le gusta gustar?
 
 
 
Sí, pero ya me entiende...
 
 
Cuando te están seduciendo te están comunicando su aprecio, su amor, el deseo de compartir, no sólo un proyecto conjunto en el trabajo, sino el tiempo contigo. Y esa es la ecuación perfecta para trabajar: un buen proyecto y una buena pareja de trabajo.
 
 
 
¿Qué papel va a jugar la mujer en la empresa en los próximos años?
 
 
El hombre y la mujer tienen culturas de género diferentes que influyen en su comportamiento. El instinto directivo de la mujer es diferente, ni mejor ni peor, sino complementario. No obstante está demostrado que la mujer trabaja mejor en equipo y sabe dirigir con gracia a las personas. En este siglo, vamos a tener mucha más presencia en la empresa, no hay que olvidar que más de la mitad de las licenciaturas universitarias se otorgan a mujeres.
 
 
 
Ustedes ejemplifican muy bien el trabajo en equipo al escribir conjuntamente un libro tres personas a la vez ¡Nos dan una lección desde la base!
 
 
Ejemplificamos lo que exponemos en nuestra teoría desde la praxis. Técnicamente es como hacer un guión de televisión o crear una fórmula química, trabajamos en equipo y propiciando la interacción.
 
 
 
Hablan de hacer amigos. Mimar la agenda de contactos, es pues, algo fundamental.
 
 
Cualquier persona que conozcas, muy probablemente volverás a encontrártela a lo largo de tu vida. Por eso es bueno sintonizar bien y crear una red de contactos profesionales sólida. No hay que menospreciar a nadie, sino valorar a todos.
 
 
 
¿Cuál será la temática de su próximo libro?
 
 
Hablaremos sobre el mundo del comercio, concretamente sobre los puntos de venta y el paisaje clónico  que promueven las franquicias y las cadenas de negocio. Cientos de establecimientos son completamente iguales estén en la zona que estén. Las formas de presentación, actuación y gestión son genéricas para muchas cadenas, sin tener en cuenta las condiciones, localización o coyuntura de determinados locales. En este sentido, hay cadenas como Zara que se esfuerzan por no producir un retail clónico. Cuidan muy bien, desde el diseño de la web, hasta la disposición de los escaparates, que varían según la ubicación del establecimiento y el perfil del comprador potencial de la zona.