Jesús Banegas

Uso productivo

“La solución es digital”

Jesús Banegas apuesta por crear puestos de trabajo de alto valor añadido mediante inversiones que acrecienten el capital tecnológico de las empresas. Y para ello asegura que es necesario un despliegue generalizado de la electrónica, las tecnologías de la información y las comunicaciones.

Martes, 19 de Mayo de 2009
Además de una rotunda afirmación de Jesús Banegas Núñez, “La solución es digital” es también el título del último informe publicado por la Asociación de Empresas de Electrónica, Tecnologías de la Información y Telecomunicaciones de España (AETIC): una propuesta de soluciones para la actual crisis económica internacional. Aunque más que de crisis, en el sector de eTIC se habla de crecimiento, tal y como muestran las previsiones para los próximos años, entre las que hay que destacar un aumento del 6,5% del empleo.
“El sector de eTIC representa una actividad de 100.000 millones de euros, 350.000 empleos directos, e inversiones anuales en I+D de 2.500 millones de euros. Y los cinco próximos años serán clave para cambiar nuestro modelo económico”

“Por primera vez en su historia, España está desempeñando un papel importante en la última oleada tecnológica. Aunque también es cierto que más que ganar la liga, jugamos para no descender de categoría”

“Creo que en esta situación de crisis tenemos que hacer dos cosas. Una es no dejar de pedalear. La otra, ponerle un motorcito a la bicicleta para que podamos ir más deprisa con un menor esfuerzo”
¿Cuál es el lugar que ocupa España en estos momentos en el ámbito de la electrónica y las tecnologías de la información y la comunicación, las eTIC?
Desmintiendo el tópico, lo cierto que es que España, por primera vez en su historia, está desempeñando un papel importante en la última oleada tecnológica. Aunque también es cierto que más que ganar la liga, jugamos para no descender de categoría. Pero el problema está en que la crisis ha llegado en un momento digamos inoportuno, porque ha irrumpido cuando todo parecía encauzado.

Las prioridades cambian.
Por supuesto. Ahora el Gobierno centra su atención en los sectores más necesitados y el nuestro no está en este grupo. Sin embargo, estamos ante una encrucijada en la que no debemos caer en el conformismo. Tengo la impresión de que si el sector de las eTIC desaparece de la agenda del Gobierno, ocupado como está en apagar los fuegos ocasionados por la crisis, luego nos costará mucho trabajo recuperar el tiempo perdido.

¿Y qué habría que hacer para converger?
Creo que en esta situación de crisis tenemos que hacer dos cosas. Una es no dejar de pedalear. La otra, ponerle un motorcito a la bicicleta para que podamos ir más deprisa con un menor esfuerzo. Ahora sólo pedaleamos para mantener el equilibrio, pero sería  importante que las administraciones públicas potenciasen su esfuerzo inversor en nuevas tecnologías para mejorar la productividad y eficiencia del sistema.

Pues da la impresión de que Administración y las Nuevas Tecnologías nunca se han llevado muy bien.
Mire, si España tiene ya en marcha un documento nacional de identidad que es un vehiculizador de aplicaciones informáticas y telemáticas de todo tipo destinadas a relacionar el administrado con la Administración, está en manos del Gobierno hacer que su implantación sea más o menos rápida. Y lo que hay que advertir es que hacerlo más velozmente apenas tendrá impacto sobre el gasto público y sí sobre los resultados obtenidos. Y esto sucede con muchos aspectos de la implantación de las nuevas tecnologías.

¿Pero de veras cree que la solución sólo se halla en lo digital?

Lo que beneficia al sector de las eTIC beneficia a todo el país. Es el único sector en el que se prevé un crecimiento del empleo en el 50% de las empresas. Y es el que mejor paga, no lo olvidemos. Y el que más mujeres emplea. En definitiva, el más estable. Debemos aprovechar la crisis para cambiar nuestro modelo económico hacia el de la Sociedad de la Información, que está basada en el conocimiento.

La solución a la crisis es digital.
Es un hecho de que nuestra sociedad debe crecer en productividad y competitividad, y crear puestos de trabajo de alto valor añadido; y esto solo se logrará mediante inversiones que acrecienten el capital tecnológico de nuestras empresas. Y para ello es necesario un despliegue generalizado de la electrónica, las tecnologías de la información y las comunicaciones por todo el entramado socioeconómico del país. Los países más desarrollados están apostando inequívocamente por ello. Y España no puede ni debe quedarse atrás. Es más: podemos ser líderes.

¿Qué se necesita?
El sector de eTIC representa en la actualidad una actividad económica de 100.000 millones de €uros, 350.000 empleos directos, e inversiones anuales en I+D de 2.500 millones de euros. Pero los próximos cinco años serán clave para cambiar nuestro modelo económico hacia un modelo de Sociedad basada en el conocimiento.

¿A qué se refiere?
Pues a que para conseguir esto será imprescindible que España cuente con una agenda clara de medidas para poder dar este salto hacia delante. En este periodo las inversiones en eTIC deberán incrementarse en 5.000 millones de euros anuales. Así se crearán 500.000 puestos de trabajo y se sentarán las bases de una recuperación sostenida y sostenible

¿Y qué medidas propone la AEPIC al Gobierno para alcanzar estos objetivos?
En primer lugar, durante este periodo España debe tener una inversión en eTIC superior a la media de la Europa de los 15. Se debe promover la inversión en I+D por encima del 2% del PIB, con la participación tanto del sector público como del privado.

¿Alguna medidas más concretas?
Pues aumentar sustancialmente la inversión en infraestructuras para favorecer una rápida expansión de las redes de nueva generación, fomentar la demanda de servicios desde las Administraciones Públicas en favor de la utilidad que las eTIC proporcionan al ciudadano, las empresas y las propias Administraciones; duplicar las inversiones destinadas al Gobierno electrónico; acelerar la implantación de proyectos tractores en el uso de las eTIC, como es el caso del nuevo carnet de identidad.

Son muchas medidas a tener en cuenta.
Pues hay más. La Administración también debe impulsar la incorporación de las eTIC al diseño curricular, desde la escuela primaria a la universidad; debe promover el uso intensivo de las nuevas tecnologías en el Sistema Nacional de Salud; mejorar la eficiencia de la Administración de Justicia mediante la aplicación y aplicación extensiva de las eTIC; potenciar la incorporación de estas nuevas tecnologías a las empresas y de forma particular a las pymes y las micropymes.

Todo esto representa un gran desafío.
Sí, es un gran reto. Pero el gobierno debe ser consciente de ello. Es nuestra oportunidad para continuar en esta liga de la que le hablaba antes. 

Pero una cosa es disponer de la tecnología y otra muy distinta el uso que se hace de ella.
El gran desafío es el uso productivo de las nuevas tecnologías y para ello es necesario abrir todos los sectores a la competencia. De hecho, este uso productivo es notablemente mayor en los sectores abiertos a la competencia.