Fundador de Techfoundries

Eudald Domènech

 A las puertas de la vida en digital

 "Los gurús del management quizá se rían ahora de nuestros objetivos pero dentro de diez años nos darán la razón"

 Techfoundries desarrolla infraestructuras tecnológicas y servicios avanzados para la vida en el hogar del siglo XXI

Jueves, 05 de Mayo de 2005
Foundry, dícese de aquella organización empresarial cuyo objetivo es la configuración y agregación de diversas empresas en torno a una visión global clara y un foco concreto, con tal de conseguir un valor agregado de gran potencial. Techfoundries, dícese de la empresa con sedes en Madrid y Barcelona, que desarrolla un concepto empresarial basado en la unidad de compañías-partner que gozan de un mismo denominador común: la tecnología digital. Bajo un nombre conceptual y definitorio "Metacompañía" Techfoundries desarrolla desde el 2000 un proyecto de apuesta futurista en el sector de las TMT (Tecnología + Media + Telecomunicaciones). Se trata de una plataforma multi empresarial que ofrece un servicio digital global para el usuario. Desde la casa inteligente, eNeo, hasta la gestión de derechos audiovisuales y contenidos digitales de MediaXpress S.A.; pasando por PowerOffice S.A., un nuevo modelo de aplicación tecnológica de la información en las empresas, o Diode, uno de los principales ensambladores de PC y distribuidores de informática en España.
"Me gusta innovar, pero los experimentos se han de hacer en la cocina, en un espacio controlable y en el que las inversiones sean menores."

"Varios expertos pronostican que los sistemas digitales serán habituales dentro de un periodo de 10 a 15 años."

"La capacidad de gestionar la incerteza es uno de los principales activos de Techfoundries. Lo que para otros es un problema, para nosotros es un activo."

"Lo complicado en este sector, es que tu público potencial sepa de lo que estás hablando y que entienda que le estás explicando."
 
 

Ud. tiene el honor de ser el primer empresario de Internet en España.

 
Me gusta decir que descubrí Internet porque lo necesitaba, en realidad, no fui consciente de ello. Comencé descubriendo el correo electrónico, el chat, y los foros, y en seguida les vi un sinfín de posibilidades. 
Por entonces, en 1993, tenía una agencia de publicidad y éstas fueron herramientas que nos ayudaron mucho a optimizar los tiempos en nuestros trabajos. Entonces, facilitamos a todos nuestros clientes y partners una cuenta de correo y ellos mismos fueron viendo la gran utilidad que ofrecía la red.
 
 


Luego fundó Servicom y comenzó a hacer negocio...
 
 
Fundé Servicom, la primera empresa en comercializar Internet en España. Posteriormente llegó el boom mediático de Internet, y digo mediático porque la estandarización de Internet, doce años después de su implantación, todavía no se ha producido, sólo uno de cada tres ciudadanos españoles navega por la red de forma habitual. Sin embargo Internet ha servido para hacer muchas cosas y llegar a muchos sitios.
 
 


Su carrera profesional se ha caracterizado por liderar multitud de proyectos...
 
 
Llevo 18 proyectos puestos en marcha, el último de ellos arrancó el pasado 23 de abril. Se trata de Osona Comarca, una plataforma de información muy innovadora. Pienso que nadie en el mundo está integrando bien los cuatro medios de comunicación: radio, televisión, prensa e internet. En Osona (Barcelona) he puesto en marcha un medio de comunicación que engloba los cuatro canales de difusión de forma natural. Me gusta innovar, pero los experimentos se han de hacer en la cocina, en un espacio controlable y en el que las inversiones sean menores. De ahí la idea de comenzar el proyecto en Osona.
 
 


¿Cómo se estructura esta plataforma mediática?
 
 
Hace años que en los medios de comunicación se hacen las cosas de la misma manera. Así como en otras disciplinas de la comunicación los métodos y procedimientos han evolucionado y han creado un lenguaje propio, el periodismo sigue anclado en métodos algo caducos. En el periodismo se ha de ir un paso más allá. La figura del periodista ha de cambiar totalmente. Los equipos y el material (cámaras, grabadoras...) lo pueden hacer todo. Tanto si va un periodista o dos, como ustedes ahora mismo que son redactor y fotógrafo, fabrican mucha información a la que pueden dar soporte en diferentes formatos: video, fotografía, sonido... Además cuentan con la labor editorial, que es la más importante y la que contiene valor añadido. Después, toda la información pasa a un editor jefe y se adapta a un formato. Mi opinión es que el periodista debe ser sólo uno y los medios deben ser varios.
 
 


Es decir, Osona Comarca propone la publicación de una misma noticia, en diferentes canales amparados bajo una misma empresa de comunicación...
 
 
El objetivo es fabricar la noticia y publicarla en todos los formatos. Según en que formato la reciba el usuario éste podrá linkar hacia las otras posibilidades de contemplación de la noticia: ver el video o descargar el audio en bruto desde la web, consultar la galería fotográfica... Se trata de conseguir la implicación entre los cuatro medios. Esta empresa es un hobby pero puede ir a más en un futuro.
 
 


Hablemos de Techfoundries, su trabajo...
 
 
Techfoundries, desde fuera, reconozco que cuesta un poco de entender...
 
 


Lo sé. Por eso han nombrado su concepto bajo una definición: la metacompañía
 
 
La metacompañía es una manera de organización, somos una compañía de compañías. Lo que es verdaderamente importante en nuestro negocio es el cliente digital. Lo que le voy a comentar es absolutamente innovador, muy ambicioso y totalmente estratégico para nosotros. Seguramente los gurús del management se echarán a reir con nuestro objetivo, hasta que de aquí a diez años nos den la razón. Antes me preocupaba, ahora no. 
 


Cuénteme...
 
 
Hace 100 años, dos ingenieros dijeron a unos señores de negocios: miren, somos capaces de colocar un aparato aquí, un hilo en medio y otro aparato allá, más lejos, y dos hombres pueden hablarse. De esta manera montaron Telefónica de España. Años después, los hijos de estos ingenieros dijeron: miren, que quitamos el hilo y los tipos siguen hablando. Y se creó Movistar. Luego hicieron que una sola persona pudiese acceder a una máquina y consultar la información de su interior. Y se creó Terra. De todos los inventos creados de forma aislada, se han ido constituyendo empresas, ya fueran tecnológicas, físicas, químicas... Así es como funciona el mundo empresarial.
 


¿Y...?
 
 
Pues que usted puede ser cliente de Telefónica, de Movistar y de Terra, y no porque sea cliente de tres negocios pertenecientes a la misma empresa tiene ventaja alguna, ni siquiera una misma factura. Nosotros, con Techfoundries, aunamos distintas empresas que se complementan y funcionan acopladas entre ellas. Lo miro todo al revés. Lo complicado en este sector, es que tu público potencial sepa de lo que estás hablando y que entienda qué le estás explicando. Además debe verse capaz de hacer funcionar los productos que pones en su mano y sacarles partido. La persona que sea capaz de esto y además este dispuesto a pagar por ello, para mi es un cliente potencial de Techfoundries, un cliente digital. 
 
 


Pero a día de hoy todos somos potenciales clientes digitales, nos vemos envueltos de esta tecnología y queramos o no, nos hacemos con ella...
 
 
Sí, pero hay dos tipos de cliente digital: el pro activo y el pasivo. El pro activo es normalmente el hombre de 25 a 45 años, que se involucra en la tecnología digital y la compra. Es aproximadamente un 15% de la población. Luego, los pasivos, son la gente que vive con este 15%, los usuarios en potencia. Con esta bolsa de gente ya llegamos al 30% de la población, una cifra en la que se puede hacer negocio. A la hora de crear Techfoundries partimos de la base. Analizamos la figura del cliente digital y nos planteamos: ¿Dónde pasa este individuo su vida?, ¿cómo gasta su tiempo y en qué? Aunque suene frívolo, el cliente digital pasa ocho horas durmiendo, otras ocho en el trabajo, tres horas y media delante de la televisión, una hora y media dentro del coche... Además vive en un contenedor que es su casa, otro que es la empresa, otro que es el coche... Nosotros hemos creado una empresa para cada uno de estos espacios y tiempos de vida.
 
 


Una empresa que cuenta con varias compañías con productos digitales que se complementan entre si.
 
 
Entre las empresas gestionadas por Techfoundries están InOut Tv, nuestro producto para atender las tres horas y media que el cliente digital pasa cada día delante de la tele. Luego encontramos Diode, distribuidora de productos informáticos;  eNeo Labs, empresa de I+D+i que trabaja en el desarrollo del hogar conectado, la casa inteligente; PowerOffice, dedicada a la creación de plataformas de gestión de informática y comunicaciones para pymes; Mediaxpres, gestora de derechos digitales y distribuidora de contenidos digitales. Ahora tenemos en desarrollo el Car Media Center...
 
 


¿Puede poner algun ejemplo de cómo interactuan todas estas empresas horizontales?
 
 
Con nuestro futuro proyecto, el Car Media Center, se podrán tener varias ventajas digitales en el coche. Si compras una canción en Internet, ésta no sólo estará en el iPod, sino que se encontrará en todas y cada una de las plataformas de Techfoundries: en el coche, en casa, en el televisor. También llegará el momento en que los niños estarán viendo una película y podrán seguir viéndola en el coche. O se podrá consultar, desde el mismo automóvil, en medio del atasco, la cuenta de e-mails del ordenador del trabajo.
 
 


Y el hogar conectado que propone eNeo Labs ¿cómo será? ¿qué ofrecerá?
 
 
eNeo Labs es un ordenador empotrado en la pared de la vivienda en un armario ICT (Infraestructuras Comunes de Telecomunicaciones) conectado a banda ancha y a la red del hogar. Con eNeo se podrán conseguir cosas tales como cuando un usuario escoja una película de la red para visionar y le de al play, las persianas se bajaran automáticamente, aparecerá la pantalla de proyección, el amplificador se ajustará en la mejor calidad para ese espacio y la lámpara del rincón se adecuará al 10% de luz. Ahora existen estos sistemas pero todos funcionan de forma manual...
 
 


Todo esto supondrá un cambio estructural en los hábitos sociales de las persona de gran magnitud. ¿Cuándo estipulan que vivir en digital será lo más normal del mundo?
 
 
Estamos ante un camino de largo recorrido. Hasta ahora todos nuestros pronósticos se han ido cumpliendo. Es cierto que alguna vez nos hemos equivocado en el planning temporal, porque decir cuándo se estandarizará el uso de productos de este tipo es muy difícil. 
 
 


Venga, aventúrese a darme una fecha...
 
 
Varios expertos pronostican que los sistemas digitales serán habituales dentro de un periodo de 10 a 15 años. El cómo se irá implantando sí que está claro. En Estados Unidos, el 40% de las personas que adquieren nueva tecnología lo hace porque la ha visto en casa de un amigo. Y esto es lo que irá sucediendo, poco a poco irá fluyendo la información de manera natural. Si algo he aprendido estos años ha sido a contingenciar los business plan. Nuestras tácticas empresariales, tanto de organización como de financiación de la productividad, nos han permitido jugar con unas reglas tan variables como inciertas. Sin embargo, la capacidad de gestionar la incerteza es uno de los principales activos de Techfoundries. Lo que para otros es un problema, para nosotros es un activo.
 
 


Están muy seguros de si mismos.
 
 
Equivocarse te da pistas para saber qué camino has de tomar. Además la energía que invertimos está muy bien estructurada.