Director de Carroggio

Jesús Haro

 El espíritu de renovación de una empresa centenaria

 "Hay que tener espíritu de servicio"

 Carroggio lleva más de cien años apostando por la oferta de productos editoriales de alta gama

Miércoles, 25 de Mayo de 2005
 Más de cien años de historia avalan el buen hacer de esta empresa familiar fundada por D. Fernando Carroggio Muntadas en 1911. Presente en el mercado nacional e internacional, Carroggio destaca por ofrecer productos editoriales de alta gama: desde grandes obras literarias, enciclopedias, diccionarios y libros de arte, hasta productos multimedia. Precursora de la venta directa a crédito en el país, Carroggio está dirigida actualmente por la tercera generación de la familia, manteniendo intactos los valores de los que a hecho gala a lo largo de su historia. La editorial abrió a principios de año una nueva etapa, capitaneada por Jesús Haro, joven empresario que mostró para Feedback Today los cauces por donde avanzará Carroggio.
Con la venta a crédito se consigue que el vendedor se plante delante del consumidor final, examine sus necesidades y pueda cerrar una venta 100% satisfactoria para el cliente.

El futuro de Carroggio pasa por editar obras infantiles. Creemos en el desarrollo del niño. Es un segmento de población con un gran potencial, un nuevo target al que nos estamos dirigiendo

El quiosco es un enclave peligroso, a causa de la saturación, y que comporta afrontar grandes inversiones en publicidad, a pesar de ello estamos seguros de ofertar con garantías de ventas.

Somos un canal de difusión del legado cultural de la historia, como debe serlo cualquier medio de comunicación. Hay que tener espíritu de servicio.
 
 

Lleva muy poco sentado frente a esta mesa.
 


Desde febrero, que acepté el reto de dirigir Carroggio, un reto no absento de riesgo. Carroggio es una editorial casi centenaria, una empresa que ha atravesado muchísimas vicisitudes en toda su historia. Hace cuatro años presentó suspensión de pagos, y el año pasado, a estas alturas de temporada perdía más de 600.000 euros. Ahora, en el mismo periodo de 2005, está ganando cerca de 200.000 euros. Le hemos dado la vuelta a la tortilla.
 
 


¿Cuál es la estrategia de actuación de Carroggio en estos momentos?
 


Ahora estamos en un periodo de re-análisis de los mercados, para adecuarnos a ellos. Por una parte, estamos afianzando la venta directa, porque creemos, sin lugar a dudas, que tendrá recorrido en los próximos 100 años, de la misma manera que los ha tenido en los últimos. 
 
 


¿No es un modelo de venta caduco?
 


Para nada. Con la venta a crédito se consigue que el vendedor se plante delante del consumidor final, examine sus necesidades y pueda cerrar una venta 100% satisfactoria para el cliente. Lo que hay que hacer es re-conducir la venta a las necesidades del actual mercado. Significa que hemos de buscar muy bien cuáles son nuestros públicos objetivo y ofrecerles lo que requieren. Ahora estamos alineando los dos componentes de nuestro negocio: el fondo editorial y nuestros clientes, para darle un recorrido de cinco a diez años más a la venta a crédito. Posteriormente se irán aplicando retoques y modificaciones en la oferta, pero sin duda, es un modelo de venta que tiene larga vida.
 
 


También tienen previsto asaltar los quioscos...
 


Como sabemos que nos podemos encontrar con otro proceso de crisis, vamos a desarrollar nuestra actividad en otros canales de venta. El quiosco es un canal en el que vamos a entrar. A pesar de ser un enclave peligroso, a causa de la saturación, y que implica afrontar grandes inversiones en publicidad, estamos seguros de ofertar con garantías de ventas. Hay grandes dificultades, pero eso no quiere decir que aportando talento en el quiosco, no te puedas diferenciar. Y eso es lo que vamos a hacer nosotros: aportar calidad, que es lo que mejor sabemos hacer.
 
 


¿Puede adelantarme algún producto?
 


Tradicionalmente somos grandes valedores en la edición de libros de arte y es muy probable que abordemos los quioscos con algún producto de este cariz. 
 
 


¿Cree que se innova en el mundo editorial? ¿Lo va a hacer Carroggio?
 
Se ha de innovar siempre y nosotros ya lo estamos haciendo. Estamos editando una nueva colección de volúmenes monográficos, en librerías, sobre temas concretos. Se llama Todo lo que hay que saber, un nuevo concepto de enciclopedia.
 
 


¿Una enciclopedia que habla, quizá?
 


Se trata de libros, muy sintetizados, que ayudan a entender problemas como el de Israel y Palestina, porqué se ha llegado a una guerra en Irak, o porqué una persona que subasta en Ebay un balón de futbol es capaz de venderlo por 18.000 euros. Son obras frescas, que ayudan a entender el mundo en el que vivimos. El último título que hemos lanzado trata sobre la comisión del 11-M. De todas formas, al ser un producto tan atípico, y al divulgarlo en un canal en el que nunca habíamos incidido, estamos testando hasta donde podemos llegar.
 
 


Quioscos, venta a crédito... ¿No van a ofertar por otro canal?
 


Como tenemos un gran fondo editorial otro de nuestros objetivos es difundir nuestro producto a través de prensa, a modo de promociones.
 
 


Todo este plan estratégico de implantación de su oferta en nuevos canales ¿qué duración tendrá en el tiempo?
 


Nuestro plan estratégico se contempla en dos años, y éste servirá para verificar la viabilidad de nuestro plan. Hay dificultades y bondades, pero lo más importante es que Carroggio seguirá siendo una editorial independiente de capital español, que en el mercado editorial quedan muy pocas. Pretendemos seguir siendo una editorial de tamaño medible y controlable. Estamos pensando en la incorporación de un socio minoritario en la compañía, porque, lógicamente, ejecutar este plan estratégico necesita de un soporte financiero. Nuestra predisposición es buena y la gente lo percibe.
 
 


¿Tienen en mente algún proyecto editorial que se escape de sus líneas tradicionales? Editar a novelistas, por ejemplo.
 


Si vamos a trabajar en librería no nos importaría trabajar en el género de la novela. Pero francamente pienso que el futuro está en las obras infantiles. Creemos en el desarrollo del niño. Es un segmento de población con un gran potencial, un nuevo target al que nos estamos dirigiendo. Nuestros hijos han de leer y gozar de productos que complementen su formación escolar de forma amena y divertida. Además, en este segmento combinaríamos producto en papel con producto multimedia. 
 
 


Algo que les ha caracterizado siempre ha sido la producción de obras exclusivas personalizadas para empresas, ¿quieren desbancar al jamón como regalo estrella en las compañías?
 


Llevamos tiempo haciéndolo, explotamos nuestro fondo editorial y lo adaptamos a las necesidades de las empresas. Con esta actividad buscamos generar productos exclusivos, bonitos y diferentes. Depende a quien va dirigido tu regalo es un producto muy bien percibido, que goza de mayor duración en el tiempo que, por ejemplo, un jamón. Dependiendo del perfil de la persona que recibe el libro, éste se valora más, aunque en España cada vez se lea menos...
 
 


Depende de como se mire, ahora con la prensa gratuita se lee más...
 


Bueno, pero se leen menos libros, España es el tercer país por la cola en materia de lectores de obras literarias.
 
 


¿Cómo le gustaría que las personas reconociesen a Carroggio?
 


Como una empresa cuyo objetivo es, ha sido y será la transmisión del patrimonio cultural mundial. Desde el punto de vista empresarial, somos un canal de difusión del legado cultural de la historia, como debe serlo cualquier medio de comunicación. Hay que tener espíritu de servicio.