José Luis Casero y Nino Murcia

Preparación y capacidad de gestión

“La gestión de los recursos públicos debe ser eficaz desde el primer instante”

José Luis Casero y Nino Murcia creen en la preparación y capacidad de gestión de los empresarios porque el éxito llega a los empresarios exclusivamente a través del trabajo y el esfuerzo diario.

Martes, 16 de Junio de 2009
Si algo ya no sorprende en las convocatorias electorales es la progresiva abstención del electorado, debido en buena parte a un desinterés por una clase política que ha caído en estos últimos años en un desconcertante descrédito. MKE es una consultoría que trata de poner solución a ello, recortando la distancia, a veces insalvable, que se halla entre el político y el ciudadano, y fomentando actuaciones que sean realmente útiles, que favorezcan la eficacia y que dejen de pertenecer al mundo de la teoría y la entelequia. De momento, centran su actividad en la política municipal, aquella que el ciudadano percibe como más próxima.
“Buscamos profesionales comprometidos, preferencialmente empresarios, que quieran dar el salto a la política local. No creemos en los profesionales de la política, pero sí en la preparación y capacidad de gestión de los empresarios”

“La sociedad demanda todos los días a la clase política ideas, credibilidad, honestidad, confianza, experiencia y competencia en la gestión. Y eso es algo que los protagonistas, los políticos no perciben”

“La formación política se adquiere con la experiencia, de acuerdo, pero es imprescindible que la gestión de los recursos públicos sea eficaz desde el primer instante”
¿Qué es exactamente lo que buscan?
Pues mire, profesionales comprometidos, preferencialmente empresarios, que quieran dar el salto a la política local. No creemos en los profesionales de la política, ya se lo digo de entrada, pero sí en la preparación y capacidad de gestión de los empresarios.

¿Y eso por qué?

Pues porque el éxito llega a los empresarios exclusivamente a través del trabajo y el esfuerzo diario, y los políticos, no todos pero sí en su mayoría, van más a exhibirse que no a trabajar. De ahí también en buena parte su imagen, que no pasa por su mejor momento.

Si, la verdad es que…

No hay nada más que echar un vistazo a las encuestas de valoración de los políticos. Ninguno aprueba. La sociedad demanda todos los días ideas, credibilidad, honestidad, confianza, experiencia y competencia en la gestión. Y eso es algo que los políticos no  perciben.

Bien, quizá resulta inquietante el hecho de que nos hemos llegado a acostumbrar a la democracia.
Sí, de acuerdo, pero el bipartidismo que se ha instaurado en nuestro país es en muchos casos un lastre para el ciudadano a la hora de ejercitar su derecho al voto. No confiamos en los líderes políticos y menos en los partidos, y la política ha ido cayendo en un desprestigio que parecía imposible hace sólo unos cuantos años. Lo peor es que el ciudadano no percibe que haya alternativas, que haya otras opciones. Y ello conlleva que haya un progresivo desinterés, una apatía que ha ido incrementándose. Creo que la abstención de estas últimas elecciones es un buen ejemplo. Y algo más: el creciente voto en blanco, lo que implica que, creyendo en el sistema, no crees en aquellos que lo llegan a representar.

De acuerdo, ya hemos planteado el problema. ¿Y ahora qué?
Creo que la consecuencia es lógica: hay que buscar nuevos políticos. Y nosotros queremos trabajar con personas que ofrezcan contenidos, que sean transparentes, que aporten ética y capacidad de gestión, y que estén dispuestos a atender con eficacia las necesidades de su ámbito de competencia y las demandas de los ciudadanos.

Y ustedes creen que los empresarios se acercan a estos requisitos.
Sí, creemos que el empresario reúne el perfil que más se acerca a estos criterios. El éxito de su empresa se debe a su capacidad de gestión, a su trabajo diario, a su constante compromiso, a su preparación profesional. Y creo que como ciudadano, conoce y sufre los problemas de su entorno más inmediato, así que quizá les gustaría utilizar su experiencia y capacidad de gestión para resolverlos.

Pero, ¿creen que hay empresarios que quieran ser políticos?
Sí, seguro que los hay. Pero en muchos casos no saben cómo dar el salto. En MKE les ofreceremos la oportunidad de hacerlo. Podemos proporcionarles todo aquello que puedan necesitar para sacar adelante un proyecto suficientemente ambicioso como para intentarlo con éxito: crear su propio equipo, elaborar un programa, estudiar la presencia en los medios de comunicación, la planificación de campaña… incluso formar su propio partido.

¿Y la falta de formación política no podría ser un problema?
Mire, las personas con formación política llegan con muchos vicios adquiridos que son casi imposibles de corregir. Pero sí es importante la formación en gestión de recursos. De hecho, creemos que la gestión política ha trascendido ya el tema de las ideologías. El concepto de “derechas” e “izquierdas” se ha difuminado considerablemente estos últimos años, y lo que el ciudadano valora es la eficacia en una gestión, teniendo presente, eso sí, una serie de políticas sociales o económicas, que están presentes en cualquier gobierno.

¿Y cómo gestionan este aprendizaje?
En MKE explicamos a nuestros candidatos que están iniciando este proceso, que le vamos a acompañar en todo momento y a proporcionarle todo lo que pueda necesitar. La formación política se adquiere con la experiencia, de acuerdo, pero es imprescindible que la gestión de los recursos públicos sea eficaz desde el primer instante.

¿Y cómo se gestiona?
Pues creemos que todo forma parte de un proceso, no se puede esperar al último momento, es decir a la campaña electoral, que es el momento en que hay una mayor dimensión mediática de la política pero también, curiosamente, cuando se produce un mayor escepticismo por parte de la ciudadanía. Empezar por el final es el gran error. Los ciudadanos necesitan estar en contacto permanente con sus políticos, deben percibir que se trabaja con ellos siempre, y no sólo en el momento de pedir el voto.

¿Y qué proporcionan?
Pues a un equipo multidisciplinar de más de veinte profesionales del más alto nivel capaz de trabajar en áreas muy diversas, hasta lograr un servicio integral en el que un candidato pueda contar con todas las herramientas necesarias para conseguir sus objetivos. Los partidos y los candidatos podrán ser analizados con ciertos matices como empresas políticas que producen bienes políticos como son ideologías, servicios y decisiones. Y además en competencia con otros.

Su propuesta habrá atraído a algunos políticos.

Somos independientes y queremos que un código ético sirva de filtro para la aceptación de un cliente. Pedimos honestidad, compromiso, dedicación y claridad de ideas. Y por ello, ya hemos rechazado ofertas de diferentes partidos políticos actualmente con responsabilidades de gobierno.