Director de Estudios y Comunicación Corporativa de Abertis

Toni Brunet

Comunicar, no especular

“Nosotros no especulamos en la comunicación”

La comunicación en Abertis tiene un papel relevante, ya que en esta gran empresa trabajan más de 11.000 personas en todo el mundo.

Jueves, 25 de Octubre de 2007
Hablar de Abertis es hablar de una gigantesca corporación privada que es líder en España en la gestión de infraestructuras de transporte y comunicaciones. Formada por más de 60 empresas que operan en sectores tan dispares como autopistas, infraestructuras de telecomunicación, aeropuertos, aparcamientos y desarrollos de plataformas logísticas, está formada por más de 100.000 accionistas que operan en todo el mundo. Uno de sus departamentos más destacados es el de comunicación, del que es responsable Toni Brunet. Hoy charlamos con él.
“Estamos en una sociedad, la de las comunicaciones, la de la imagen, en la que hay quien valora más el continente que el contenido. Nosotros pensamos que no, que tiene que haber algo sólido para comunicar. No quedarnos sólo con el envoltorio. Teniendo en cuenta además que hay muchos intereses para que se pueda intentar frivolizar sobre el tema”
 
 
“Mantenemos una política muy cercana con los medios y de hecho hacemos muchas sesiones formativas con directivos de la casa para intentar contextualizar cuál es la realidad de nuestro grupo y lo que se quiere, que no es nada más que se de una información en base a un contexto”

 
En una empresa como Abertis, el departamento de comunicación no será pequeño.
Tenga en cuenta que el objetivo de la empresa, de Abertis es atender las necesidades de infraestructuras de calidad para la movilidad de las personas, bienes y  materiales. Y este es un objetivo para el que trabajan, día a día, más de 11.000 empleados en todo el mundo. Así que nosotros sí, podemos decir que tenemos un papel relevante.

El de comunicar.
Sí. El Departamento de Estudios y Comunicación Corporativa de Abertis se encarga del desarrollo de la estrategia de comunicación de la compañía, responsabilizándose también de las actividades de documentación y estudios. Lo que no siempre es una tarea fácil.

Y su trabajo debe consistir básicamente en informar a la prensa de lo que ocurre en Abertis.
Sí, pero sin ser especulativos. A ver si me entiende. Nos gusta hablar sobre aquellas cosas que tienen sustancia y que tienen una posibilidad real de ser ejecutadas. No nos gusta elucubrar sobre las mil operaciones que podemos estar construyendo.

Se trata de vender cosas reales, no proyectos.
  
Claro. Estamos en una sociedad, la de las comunicaciones, la de la imagen, en la que hay quien valora más el continente que el contenido. Nosotros pensamos que no, que tiene que haber algo sólido para comunicar. No quedarnos sólo con el envoltorio. Teniendo en cuenta, además, que hay muchos intereses para que se pueda intentar frivolizar sobre el tema.  

Este hecho les hará rechazar muchas ofertas de posibles clientes.
Bien, esto lo que hace es obligarte a ser muy didáctico, a ser muy claro en todo lo que expresas y, especialmente, a tener muy claros los objetivos. Pienso que los medios de comunicación trasladan mucha presión a los demás, pero también entre ellos, y entiendo esta competencia que pueda existir.

Y entonces su labor es la de…
“Educar”. Nosotros hemos ido “educándoles” porque, por la dimensión y la internacionalización que hemos ido asumiendo en estos últimos años, estamos cada día analizando posibilidades y sopesando todos los campos que se nos van abriendo. Mire, hemos utilizado la palabra “especulación”. Pero hay que ir con cuidado. Especular no deja de ser una manera de desvirtuar al mercado y no lo podemos hacer porque estamos en la bolsa y hay mucha gente pendiente de nosotros.

La relación con los medios de comunicación, pues, es un poco ambivalente. 
Somos muy activos en la relación con los medios de comunicación, pero no estamos cada día exponiendo lo que sucede. Mantenemos una política muy cercana con los medios y de hecho hacemos muchas sesiones formativas con directivos de la casa para intentar contextualizar cuál es la realidad de nuestro grupo y lo que se quiere, que no es nada más que se de una información en base a un contexto.

Si no, hay posibilidad de desgaste.
Sí, claro. En términos generales, no se producen noticias cada día en una determinada empresa que puedan ser realmente relevantes. Hay el peligro, pues, de que puedan llegar a infravalorarse porque la noticia debe tener importancia por si sola, no por el hecho de que pueda llegar a los medios de comunicación.

Exactamente ¿qué se elabora en la parte de estudios?
Nosotros no tenemos un departamento de estudios en el sentido de una gran estructura como podría ser el departamento de una institución financiera. Identificamos líneas de estudio y localizamos aquellos grupos de trabajo e investigación en universidades, escuelas de negocio españolas y extranjeras que entendemos que mejor pueden ayudarnos en su desarrollo. Con ellos establecemos lazos de colaboración y con ellos acabamos construyendo una red de conocimiento y de reflexión en torno a las tendencias en el sector de las infraestructuras. 

Y trabajan con ellos.
Efectivamente, trabajamos con ellos. Somos parte activa en el proceso y, para hacer un símil, nuestro departamento de estudios acaba siendo cada una de las universidades, escuelas de negocio e instituciones de investigación con las que desarrollamos cada proyecto. Todo ello con el objetivo de alimentar nuestro propio discurso y reflexión sobre los retos de las infraestructuras, así como el de contribuir a crear e influir en la opinión de nuestros públicos, los llamados stakeholders.