Directora de proyectos de InsedNetwork

Carmen Doménech

“Un buen profesional debe saber la función social de su profesión”

Carmen Doménech afirma que un buen profesional debe saber la función social de su profesión y a partir de ahí adquirir competencias y actitudes relacionadas con su trabajo pensando en el beneficio que produce en otras muchas personas.

Martes, 25 de Agosto de 2009
Se ha dicho que una de las lecciones más importantes que aprenderemos de la crisis (cuando salgamos de ella), será la recuperación de ciertos valores que “humanizarán” a la empresa, valorando, más allá del lucro, otros aspectos, como el buen ambiente de trabajo, el entusiasmo o una mejora de la relaciones con los compañeros. La empresa InsedNetwork se dedica a ello desde el año 2005, centrando su importancia en las profesiones de servicios, como la Restauración o la Hostelería, aunque más adelante irá incorporando otros ámbitos.
“El sector servicios reclama profesionales bien capacitados, con actitudes adecuadas al trabajo que realizan.  Así que hemos escogido el concepto “hogar” como modelo, para  trasladar estos valores, estas características, al ámbito empresarial”

“A veces, los motivos que llevan a hacer bien el trabajo se reducen al mero aspecto lucrativo, sin pararse a pensar lo que aporta trabajar bien, llevarse bien con los compañeros, o mejorar la personalidad desarrollando un buen trabajo”

“Es importante estar identificado con el trabajo que se realiza para que constituya una carta de presentación en la sociedad y también para saber que tu trabajo es necesario para otras personas, algo que siempre motiva”
Empecemos por el principio. ¿Qué es InsedNetwork?
InsedNetwordk es una asociación internacional que tiene por objetivo promover el reconocimiento de las profesiones de servicio con la idea de mejorar la sociedad y  potenciar la atención a las personas. Se trata en el fondo de contribuir a la humanización de la sociedad.

Parece algo bastante abstracto.
Mire, el sector servicios reclama profesionales bien capacitados y, sobre todo, con actitudes adecuadas al trabajo que realizan. Cuando se trabaja para otras personas es necesario manifestar que se van a cubrir sus expectativas, que quedarán satisfechas y que la relación será grata. Así que hemos escogido el concepto “hogar” como modelo, por ser un ámbito en el que se desarrollan actitudes a favor de las personas. Y la idea es trasladar estos valores, estas características, al ámbito empresarial.

¿Me está diciendo que se trata de llevar una empresa como un hogar?
En un sentido amplio, en el hogar se procura crear un ambiente acogedor, para que todos estén a gusto. Se cuidan las cosas materiales, los muebles, los objetos y se procura que haya limpieza y orden. Si se traslada ese mismo cuidado al ámbito de trabajo, las personas trabajan mejor y se consigue un clima grato que favorece las relaciones humanas.

¿Cómo trabaja InsedNetwork? ¿Qué servicios presta?
Trabajamos por proyectos. Actualmente tenemos en marcha uno dirigido a empresas e instituciones, otro de investigación y un tercero dirigido a la familia. El más interesante para nuestros objetivos es el de formación. Hemos diseñado programas para los profesionales que tienen una relación directa con los clientes y para sus jefes inmediatos.

Hábleme de estos cursos.
Tienen un título genérico: “Ser y Sentirse buen profesional”. Consideramos que es importante estar identificado con el trabajo que se realiza para que constituya una carta de presentación en la sociedad y también para saber que tu trabajo es necesario para otras personas, algo que siempre motiva. Dentro de los proyectos para la familia, hemos iniciado uno que nos ilusiona especialmente: se trata de un curso sobre management del hogar, dirigido a padres jóvenes. Pensamos que, si facilitamos a los padres herramientas para crear un hogar acogedor, que asegure un clima de colaboración y una buena convivencia, a la larga notaremos esos efectos positivos en el ámbito laboral.

¿Y qué clase de cursos imparten a las empresas del sector servicios?
Nuestra formación es presencial, y se centra en la mejora de las actitudes, como base para el desarrollo personal y para la calidad del trabajo. Durante los cursos procuramos potenciar dos actitudes importantes: una, el “saber mirar”, para descubrir necesidades y adelantarse a lo que una persona, tanto cliente como integrante de su equipo de trabajo, pueda necesitar; y la otra, el “tener en cuenta el influjo de trabajar con otras personas”, donde se desarrolla el trabajo en equipo, el compromiso, la comunicación, la dinámica de grupos, la gestión del entusiasmo y del tiempo.

¿Y con qué tipo de empresas trabajan?
Trabajamos con empresas hoteleras, de restauración,  asociaciones profesionales, empresas de colectividades. También hemos impartido cursos en instituciones educativas de enseñanza media y superior. Todas ellas desean tener equipos motivados, que contribuyan a hacer crecer la empresa y que deseen crecer con ella. Esa es la mejor manera de dar un buen servicio a sus clientes. Por eso buscan cursos de formación que ayuden a desarrollar equipos de trabajo, formados por personas comprometidas con los objetivos de la empresa en la que trabajan.

Hábleme de su publicación anual en colaboración con el IRCO del IESE.
La actividad principal del IRCO-IESE es la investigación centrada en la empresa, así que se promueven Proyectos de Investigación Básica sobre gestión estratégica de Recursos Humanos en las Organizaciones. Y en este sentido, hemos iniciado una investigación sobre las causas de la rotación en las empresas de restauración comercial y colectiva.  Deseamos que la presentación de ese trabajo sea el inicio del debate entre directivos de ese sector, interesados en humanizar el ámbito laboral. Y pretendemos impulsar un debate social sobre las profesiones del sector servicios entre directivos y llegar así, a influenciar en los ámbitos de decisión empresarial. Pensamos tener el estudio antes de que finalice el 2009.

También colaboran con INCUAL.
El INCUAL es un instituto que depende del Ministerio de Educación y Ciencia y que está elaborando el Catálogo Nacional de Calificaciones Profesionales, que ordena las calificaciones en función de las competencias apropiadas para el ejercicio profesional. Hemos colaborado aportando un enfoque humanístico a los contenidos formativos de las competencias asociadas a las calificaciones profesionales de la Familia Hostelería y Turismo.

Viendo algunos de los artículos de su web destacan valores como “la actitud”, “el entusiasmo”, “el liderazgo”, “la gestión del tiempo”… ¿Cómo cree que se adquieren estas competencias?
Creo que se van adquiriendo y desarrollando en la actividad profesional. Una de las cuestiones más importantes a la hora de adquirir estas competencias es conocerse bien y comprender el interés de integrar, en la propia manera de trabajar y de relacionarse con los compañeros y con los clientes, las actitudes que facilitan las relaciones interpersonales y el trabajo en equipo, así como las que favorecen un clima de trabajo grato.

¿Y cómo afecta la crisis a InsedNetwork?
Bien, por una parte, los empresarios procuran ser prudentes y medir los gastos que no tienen una eficacia inmediata. Por otra, los tiempos de crisis son buenos para prepararse, para mejorar y acometer la situación. Algunos empresarios consideran que la formación forma parte de esa política de desarrollo empresarial. En cambio, otros no, y en este caso, la reducen o la posponen.

Su eslogan es definitorio: “Ser y sentirse buen profesional” ¿Cree que  empresarios y trabajadores olvidan esta máxima para seguir otros propósitos?
No lo sé, pero pienso que a veces se reducen al mero aspecto lucrativo los motivos que llevan a hacer bien el trabajo, sin pararse a pensar lo que aporta trabajar bien, llevarse bien con los compañeros y los jefes inmediatos, o mejorar la personalidad desarrollando un buen trabajo. Sin duda, el reconocimiento contribuye a identificarse con el trabajo que se realiza, así que es importante reconocer lo que está bien hecho, porque comunica seguridad y favorece el compromiso con la empresa.

¿Puede definirme qué cualidades ha de exhibir un buen profesional?
Un buen profesional debe, ante todo, saber la función social de su profesión. A partir de ahí debe procurar adquirir competencias y actitudes relacionadas con su trabajo y hacerlo bien, pensando en el beneficio que produce en otras muchas personas.