Director Comercial Epson Ibérica

Josep Maria Coll

“La especialización es la clave de las pymes”

Martes, 12 de Abril de 2011
Epson pertenece a aquel tipo de empresas que, sin tener mucha idea del tema, uno se imagina como uno de aquellos monstruos corporativos que están presentes en todo el mundo. En realidad, Seiko Epson Corporation o Epson, es una compañía japonesa fundada en 1942 y que empezó fabricando relojes. Hoy es uno de los mayores fabricantes de impresoras de inyección de tinta, matricial, impresoras láser, pero también escáneres, ordenadores de escritorio, proyectores, home cinema, televisores, robots, circuitos integrados y un sinfin de otras derivaciones. Con base en Nagano, Japón, tiene numerosas filiales en todo el mundo. Hoy hablamos con el director comercial en España.
“Los que fabricamos hardware, estamos muy globalizados, y por ello, dominan en el mercado las grandes corporaciones. Pero esto no implica que el mundo de la pyme no deba saber encontrar su nicho en el mercado”
 
“La especialización, el valor humano, hay que saber explotarlo y tienen, esas pequeñas y medianas empresas, la clave para dar con la solución mas cercana, porque al ser más pequeñas, son más ágiles, más dinámicas”
 
“Una gran corporación también tiene que poder tener una estructura ágil, basada en equipos muy cercanos al cliente, con cierta independencia en las políticas de marketing y comunicación que de respuesta directa a lo que el mercado demanda”

Debe estar muy al día de todas las novedades tecnológicas de su empresa, porque todo va cada vez más rápido
Si, es cierto. Aunque son los clientes, los que regulan la velocidad de la tecnología.  Ellos son los que preguntan al proveedor, los que investigan, los que cuestionan, lo que piden solución a sus problemas. Y he aquí la gran diferencia con el mundo de la informática.

¿Ah si? ¿Cuál?
Pues que, aunque son muy parecidos, el mundo de la electrónica no es tan etéreo, ni tan inconcreto. Aquí se desarrollan soluciones en base a peticiones, a necesidades de los que nos compran los equipamientos.

¿Y esas necesidades son revolucionarias? Quiero decir, ¿habrá cambios profundos en los hábitos empresariales en los próximos años?
Pues si, supongo que si, claro está. Pero hay cambios que aún tardarán mucho en llegar, y si lo hacen, ya estarán fuertemente condicionados por una política que con los años ha ido desarrollándose.

¿Algún ejemplo?
Pues el papel, por ejemplo. Una de nuestras fuentes de negocio más importantes en la empresa es el mundo de las impresoras, y por consiguiente, el material fungible más utilizado, es el papel. Pero tiene que tener en cuenta que el medio ambiente es uno de aquellos aspectos que tratamos de cuidar mucho, ahorrando el máximo posible y es más, nuestro I+D va mucho en esta dirección, invirtiendo muchos recursos. Pero que tampoco nadie se lleve a engaño: al papel le quedan aún muchos, muchos años de vida.

Y parte de este desarrollo, lo han presentado hace pocos días en Barcelona
Si, efectivamente. Si tuviera que definir nuestra máquina de impresión más destacada, quizás lo haria por la vertiente que le decía de la optimización. Si algo nos ha preocupado en Epson en los últimos tiempos ha sido el flujo de tinta que aplican los inyectores de nuestras impresoras. Y creo poder afirmar que  en eso, somos líderes. No se usa más tinta de la necesaria en las impresiones de nuestras máquinas.

Al invertir tanto en I+D, pueden presentar novedades como esta que otras empresas no pueden. Es lo que tiene estar en un sector copado por grandes multinacionales...
Si, es cierto. Los que fabricamos hardware, estamos muy globalizados, y dominan en el mercado las grandes corporaciones. Pero ello no implica que el mundo de la pyme no deba saber encontrar su nicho en el mercado. Y esta es la gran ventaja de este tipo de empresas con pocos trabajadores, sin delegaciones, y en las que todo el mundo hace de todo.

¡La especialización!
Exacto. La especialización, el valor humano, hay que saber explotarlo y tienen, esas pequeñas y medianas empresas la clave para dar con la solución mas cercana, porque al ser más pequeñas, están liberadas de tanta burocracia, de tanto papeleo, son mucho más ágiles y dinámicas. En realidad, nosotros dependemos mucho de este sector de pequeña y mediana empresa.

Y cómo una empresa como Epson toma las grandes decisiones?
En Europa, hay dos grandes centros: la central de marketing y comunicación, que está en Londres, y la que podríamos denominar de tipo logístico, que está ubicada en Holanda. Pero, no crea. La sede española tiene un peso específico cada vez más importante.

Y en Catalunya...
Hace 30 años estamos en Cerdanyola del Vallès y si todo sigue bien, ahí seguiremos. Ahora mismo, nuestro papel es clave en uno de los aspectos de toda la cadena de negocio que es el recambio de piezas. Todo lo que se pida en cualquiera de nuestras sedes, sale de nuestra sede.

Pues ya tienen que tener espacio para almacenar...
Pues sí, la verdad es que si. Estamos situados en lo que se llama el Parc Tecnológic del Vallès, y eso nos da una facilidad logística a la hora de poder almacenar, y por supuesto, a partir de ahí, distribuir por toda Europa.

Y el hecho de estar en esta zona, también debe favorecer la exportación. Lo digo por lo del llamado Corredor del Mediterráneo...
Si, claro, por supuesto. Este es un tema estratégico para todos los que, desde Catalunya tenemos que hacer llegar producto al resto del continente. Una conexión  norte-sur entre dos continentes como son Europa y Africa en la que nosotros no dejamos de estar justo en medio.

Una parte sin duda importante. Y que tiene que estar muy coordinada...
Hay un número importante de técnicos postventa, es decir, la gente de confianza de nuestros clientes, aquellos capaces de dar respuesta en caso de cualquier problema. En este sentido, hemos adaptado un sistema dinámico que no haga que uno se pierda en mil llamadas a un call center y que, en todo momento, sepa que el problema va a solucionarse  en muy poco tiempo.

¿Está relacionado con una estructura de “business unit”?
Bueno, tratamos que, a pesar de estar en una gran corporación como es Epson, podamos  tener una estructura ágil, basada en equipos muy cercanos al cliente, con cierta independencia en las políticas de marketing y comunicación en la Península Ibérica para poder dar respuesta directa a lo que el mercado demanda.

Y con toda esta logística y estrategia, ¿Cuál cree que es el objetivo irrenunciable que tiene la empresa?
Probablemente, la calidad extrema. Nuestra gama de panthone por ejemplo, de casi el 98 por ciento, el hecho de cubrir colores como el verde y el naranja, que son tintas clave en el packaging, en casi todas sus gamas, nos convierte en un producto de alta gama, selectivo.