Directora de eBay España

María Calvo

 Diseccionando el boom de las subastas digitales

 "La base de eBay, como la de cualquier empresa, es la confianza"

 eBay se ha convertido en el mayor escenario de compra-venta en la red en tan sólo diez años.

Lunes, 17 de Octubre de 2005
 Empezó hace casi diez años, como una broma: Pierre Omidyar, un americano de origen francoiraquí, decidió ayudar a su novia con su colección de dispensadores de caramelos Pez a través de una página web. Una década después, eBay es un sitio que permite a las personas comprar y vender prácticamente cualquier cosa en todo el mundo. Actualmente, se pueden encontrar 50 millones de artículos en venta cada día y hacer transacciones con más de 147 millones de usuarios registrados en más de 33 países. Con más de 8.000 empleados y cotizando en el Nasdaq, sus usuarios intercambiaron el año pasado artículos por valor de 11.828 millones de euros, lo que supuso unos beneficios netos de 660 millones. Actualmente está situada en el décimo lugar de la lista de las 40 mejores empresas tecnológicas del mundo que confecciona la revista “Wired”. 
 
"Mi misión en eBay es gestionar el talento y los recursos para cubrir unos objetivos muy agresivos en un entorno con un crecimiento rapidísimo."


 
"El mercado siempre ha estado en continuo movimiento por eso las decisiones que se toman deben ser rápidas y meditadas."

 
 
"Hay que mantener como sea la comunicación para que sepan que existas."

 
 
"Seleccionamos a personas con capacidad de liderazgo y buen humor."
 ¿Cómo se encuentra al dirigir una empresa de estas características, convertida en un verdadero fenómeno mundial?
 
Para mi es una experiencia única y también un orgullo, claro está. Estamos siendo conscientes de que este tipo de negocio está cambiando enormemente la forma de entender el comercio a nivel mundial. Tenemos la responsabilidad de saber que lo que hacemos cada día influye en miles de personas que nunca conoceremos. Así que, sí, trabajar en eBay es un verdadero lujo. 
 
 
Empresas como eBay han cambiado el panorama empresarial. ¿Cómo se dirige un “monstruo” de estas características? 
 
Pues supongo que como cualquier otra empresa, pero con la diferencia del tamaño, que puede llegar a dar mucho respeto. Mi misión en eBay es gestionar el talento y los recursos que tenemos para cubrir unos objetivos muy agresivos en un entorno con un crecimiento rapidísimo. Hay que reaccionar muy rápido porque el mercado, que siempre ha estado en continuo movimiento, ahora está más acelerado que nunca. En España, por ejemplo, y a muy pocos años de su implantación, nos marcamos como objetivo tener un crecimiento de tres dígitos anuales. 
 
 
eBay, sin embargo, se basa en transacciones de terceros. Sólo actúa de intermediario.
 
Sí, la página está basada en la transacción de usuarios. Nosotros cobramos una comisión por las operaciones que se realizan. Y hay tres tipos: la que está por poner a la venta un determinado artículo (que es la que se llama “tarifa de inserción”, y que oscila entre los 5 céntimos a los 2’5 euros); una comisión por venta sólo si el artículo se vende (y que puede ir del 1’5 a 5% de su valor). Y luego están las comisiones opcionales y que se encuentran en la publicidad de los artículos: son aquellos clientes que desean destacar sus artículos con fotografias más grandes o titulares más atrayentes, que también pagan una pequeña comisión. 
 
 
¿Cómo es posible mantener siempre actual una empresa como eBay? ¿Es posible la ampliación?
 
eBay es un gran mercado y hay pocas empresas mundiales en las que quepan usuarios de todo el mundo de todo tipo y se pueda vender absolutamente de todo. El mercado refleja la realidad que está allí fuera. En España cada trimestre estamos lanzando nuevas categorías: salud y belleza, deportes, hogar y decoración, pero aún queda mucho. A nivel general, eBay está lanzando nuevos formatos de compra y venta, con opciones más avanzadas. También servicios de pagos alternativos. La idea es dar nuevos servicios a los usuarios. En Estados Unidos hemos empezado la idea de que si alguien busca algo y no lo encuentra, pueda colgar un anuncio demandando el producto que desea. 
 
 
¿Hay gente que vive de eBay?
 
A nivel mundial, calculamos que hay unas 200.000 personas que pueden recibir ingresos a través de estas transacciones. 
 
 
Quizá uno de los atractivos de eBay es que ha proyectado una imagen de marca popular y divertida...
 
Si, en parte por los productos que a veces se han puesto en la página. Ha habido un tipo de artículos raros, difíciles de encontrar. Y no sólo artículos de coleccionismo. eBay, por ejemplo, ha sido capaz de subastar objetos que estaban presentes en un determinado mercado (el asiático, por ejemplo), antes de que se comercializaran en Europa. Este hecho, absolutamente insólito hace tan sólo pocos años, es lo que creo que nos hace realmente distintos. 
 
 
¿Qué tipo de campañas de comunicación realiza eBay?
 
Básicamente en internet, a través de las campañas de los artículos que se venden. También campañas referentes a nuestra plataforma, comunicando nuevos programas y servicios. Hay que mantener como sea la comunicación para que sepan que existas. 
 
 
¿Cuál es el perfil de los profesionales que trabajan en eBay?
 
Licenciados jóvenes con trayectoria de éxito en su campo y siempre buscando gente con capacidad de trabajar en equipo, facilidad para adaptarse al cambio, versátiles. Capacidad de liderazgo y buen humor. Hay mucha presión en este tipo de negocios y necesitamos transparencia y “buen rollito”. En las entrevistas, valoramos si encajan bien con el resto del equipo y si se relacionan. 
 
 
¿En qué situación se encuentra la filial española de eBay?
 
No podemos dar muchos datos concretos pero debemos tener en cuenta que en el primer trimestre hemos superado el millón de usuarios y estamos en una fase de crecimiento muy acelerado. Es un momento particularmente interesante, como se puede suponer. Hay muchos portales de comercio on-line, algunos tradicionales, otros de subastas especificados. Pero creemos que eBay tiene mucha variedad y profundidad y estas son solo algunos de sus grandes atractivos. Pero insisto que, aunque nos hemos consolidado, hay muchas alternativas y hay que trabajar duro cada día para llegar donde hemos llegado. Y más teniendo en cuenta otro factor coyuntural: en España no había mucha cultura de esto hasta hace poquísimos años. Así que queda aún mucho por hacer pero ha cambiado la mentalidad. Y esto es lo más importante. 
 
 
Internet aún despierta recelos en temas de seguridad y fraude.
  
Nos tomamos muy en serio la seguridad porque la base de e-Bay, como la de cualquier empresa, es la confianza de los millones de personas. Hay un equipo de más de un millar de personas que verifican los artículos y los vendedores, así como también un programa de protección y filtros para detectar posibles fraudes. Y existe también un sistema en el que los propios usuarios pueden “votar” la reputación del vendedor. Esto no existe ni en el mundo real. 
 
 
¿Qué tipo de público es el que conoce y compra en eBay?
 
Depende del sector. En el coleccionismo hay un tipo de público que no es necesariamente joven. También hay muchos jubilados que dedican su tiempo libre a vender y comprar artículos. 
 
 
La gente llega a subastar cosas muy raras. ¿Qué le ha impresionado?
 
Pues un avión caza (que finalmente se vendió a 2 millones de dólares), pero también se han llegado a subastar un pueblo, una isla, un castillo. En España se ha subastado un Picasso, un Dalí. Algo divertido fue un usuario de los Estados Unidos que subastó el vestido de novia de su ex-mujer porque era lo único que ella lo había dejado. Lo compraron a muy buen precio e incluso le salió alguna novia y todo.