SOMMELIER

CARMELO RODERO ROBLE, 2005. D.O. RIBERA DEL DUERO
Por M. Isabel Parquer

No vamos a dejar de tomar vinos tintos en verano por muy cálida que sea la estación. Pero sí buscaremos algún tinto joven con ligero paso por madera, en el que perduren los aromas frutales, con cierta complejidad aromática y amplitud en boca. Un vino que podamos refrescar. Que por su carácter joven nos sea más placentero en boca y nos de sensaciones de frescor.