Un buen evento

 Un buen evento
Por Redacción

 El I Workshop Internacional sobre las últimas tendencias en comunicación organizado por la Associació Empresarial de Publicitat ha superado su estreno con nota. En las dos jornadas de Rethink asistimos, no sólo a una serie de conferencias protagonizadas por cabezas bien pensantes del sector de la publicidad y la comunicación, sino también a la muestra de cómo hacer bien un evento. Chapó a la organización. Por varios motivos. Uno: el lugar. Pasear entre algunas de las muestras de la ciencia más reveladoras, entre ponencia y ponencia, enaltece la sensación de que uno no podría aprender más cosas ese día. Dos: la imagen. La imagen publicitaria ya conseguía imantar antes del workshop. En el recinto, ésta estaba correctamente aplicada en todos los rincones en la que era necesaria, confiriendo al lugar la sensación de que uno se encontraba en ese magnífico lugar del que ya se hablaba en las comunicaciones pretéritas. Tres: el escenario. Minimalista y moderno, y enfrente, una platea reducida. Sentías estar en un coliseo selecto, enterándote antes que nadie de esas ideas tan brillantes que esos señores tan bien vestidos lanzaban al aire tan amablemente. Cuatro: el timing. Todo a su hora, sin patinazos. Cinco: la sala de prensa. Perfectamente adecuada. Seis: el catering. Sin extravagancias ni excesiva fritura, correcto en todos los sentidos. Y podríamos seguir... También hubieron fallos, que conste. Se podría haber mejorado el sistema de traducción simultánea -a veces se solapaban las voces de conferenciante y traductor-, y la ausencia de vigilantes de seguridad causó algún que otro disgusto de poca trascendencia. Aún y esto, no existen más inconvenientes para aprobar este Rethink como ejemplo a seguir a la hora de organizar un evento que rezume coherencia y elegancia.