Blogs y empresa

 Blogs y empresa
Por Javier López

 Quien más, quien menos, ha oído hablar del fenómeno de los blogs. Los blogs son diarios personales en internet, completamente gratuitos e interactivos, en los que el autor introduce sus textos y los lectores pueden dejar comentarios. Esta fórmula tan sencilla, está triunfando alrededor del mundo. Muchas de las grandes empresas ya se han percatado de las posibilidades del medio y han creado sus propios blogs. Ante la pregunta,  de qué le sirve un blog a una empresa, podemos argumentar que para mucho. Steve Hayden, gurú del maketing, que trabajó para Apple y ahora lo hace para IBM, destacaba hace un tiempo en un artículo para la revista Fortuna, cuando el fenómeno comenzaba a despuntar, las posibilidades de los llamados blogs corporativos. Primero de todo, ensalzaba el blog como fuente fiable de información para los consumidores. En segundo lugar remarcaba su uso como fuente de feedback, también fiable, para las organizaciones. El blog actúa como foro de libre expresión, en el que una compañía puede conocer la opinión de sus consumidores: buenas o malas. Por último destaca el poder del blog como plataforma publicitaria, cuna y trampolín de campañas de promoción que pueden darse a conocer a través del marketing viral, tan influyente en la red. Hayden defendía mediante estos argumentos, el potencial de los blogs corporativos externos. En otro sentido, las empresas pueden optar, según su conveniencia, por los blogs internos, cuya finalidad es hacer participar a los empleados en proyectos conjuntos, buscando así su opinión y dando la voz a todos los integrantes de la compañía. Con todo esto, parece que la blogesfera, promete muchas oportunidades comerciales para las empresas. Lo que nació como un entretenimiento para jóvenes, es ahora una potente arma de comunicación para las compañías de todo el globo.