Parató Pinot Noir Rosat, 2005. D.O. Penedés

 Parató Pinot Noir Rosat, 2005. D.O. Penedés
Por M. Isabel Parquer

 Los vinos rosados: esos “grandes maltratados”, que persisten en el tiempo con cierta mala fama, nada merecida. Vinos que con una elaboración cuidada pueden llegar a ser grandes. Vinos de color, a veces poco determinado, que tienden a ser tintos sin llegar a serlo. Vinos que llegan a nuestros días habiendo hecho un gran salto de calidad enológica desde la viña hasta la vinificación específica de variedades. En este caso hablaremos de la cata de un penedés elaborado a partir de la variedad Pinot Noir, de las bodegas Parató Vinícola, en el Plà del Penedés.
Sólo utilizando uvas de viñas propias, se elabora este vino de color rosado con tonalidades de fresa y reflejos morados. Con aromas francos de frutas maduras, blancas y rojas. En boca muestra un paso untuoso, glicérico, de gran persistencia, con un final de boca con sabores que nos recuerdan a las fresas, las manzanas y con un fondo ligeramente mentolado.