La segunda vuelta

 La segunda vuelta
Por Eduard Berraondo

 Pasamos por el ecuador del Forum. Mitad de trayecto. Hasta ahora, algunos insistían en que era prematuro, precipitado, pasar balance del acontecimiento. Doblada ya la esquina, implantados ya los retoques que los máximos responsables de la cita le han hecho al "niño", parece buen momento para explicar algunos. El primero, el que atañe al público. 

Se hizo caballo de batalla llegar a los 5 millones de visitantes y ahora se reconoce un error importante de cálculo. Ojalá se llegue a los 4 millones, rezan. Parece que la pifia viene de la venta anticipada de entradas, de la que se hizo una proyección. Y ni el portavoz, ni los directivos del Forum, encuentran un argumento sólido para explicar donde están esas miles de entradas no utilizadas aun por sus compradores. En un país en donde reina el arrebato súbito, la decisión  del momento, tanta previsión los tiene estupefactos. Esa bolsa de entrada oculta -al menos hasta ahora- ha llevado a una parte de los medios a dar como "fracaso" el volumen de visitantes conseguido. 

También hay quien empieza a hablar del error que ha significado considerar Forum exclusivamente el acceso al recinto, y no centrar más el tema en los 141 días de una Barcelona que ha ofrecido, a mi entender, excelentes espectáculos musicales, momentos culturales exquisitos en distintos puntos de la ciudad. Y un pronóstico a corto plazo, para acabar este comentario. La segunda vuelta, si utilizamos un símil deportivo, va a ser distinta. El vaso de la crítica al concepto, al qué es el Forum, a la megalomanía de quienes lo edificaron, parece haber dado ya todo su contenido. En esta segunda quincena de julio se aventura un periodo en donde, ni tan solo los pronósticos meteorológicos van en contra. Es una época repleta de visitantes a la ciudad, de todos los rincones del planeta, además de que el "nacional" aun no se ha ido del todo. Otra cosa muy distinta puede ser el inminente"Ferragosto".