¿Y ahora qué?

¿Y ahora qué?
Por Marta Campañá

Todo el mundo se ha hecho esta pregunta alguna vez en su vida, pero me gustaría hablar de aquellos afortunados que han acabado la universidad y tienen ante si un futuro lleno de opciones e incertidumbre.

Hay muchas cosas que un recién licenciado puede hacer: irse a trabajar al extranjero, estudiar un master, empezar otra carrera, ir a dar la vuelta al mundo, incorporarse al mercado laboral, etc. Los profesores aconsejan ir a trabajar a Londres o Estados Unidos, ya que dicen que se aprende mucho tanto a nivel profesional como personal. El problema es que no todo el mundo está dispuesto a abandonar su estabilidad y, quizás por miedo, deciden quedarse en su ciudad, dejando Londres para las vacaciones.

Decidas lo que decidas, el cambio de pasar de una vida estructurada sin más responsabilidad que la de aprobar, a tener que ganarte la vida, asusta. Gracias a este sentimiento las personas aprenden a “ponerse las pilas” y siguen adelante con sus nuevas vidas y sus crecientes responsabilidades.

Así que, recién licenciados: tranquilos, al principio da miedo, pero las personas tenemos la capacidad de adaptarnos a las circunstancias de la vida y esto sólo supone un paso más en la vida de toda persona.