HOMO AUSTERUS

HOMO AUSTERUS
Por Eduard Berraondo

Que la especie humana comienza a cuatro patas y acaba erguida es un hecho que la ciencia parece haber certificado. Que otras muchas especies han evolucionado para adaptarse a los cambios del clima, en procesos que han durado generaciones y generaciones, es una realidad sólo negada por algunos supercreacionistas.

Como quien no quiere la cosa, hemos superado ya los dos años de crisis, uno y medio para ZP, claro, y creo que nos hemos acabado acostumbrando a la nueva situación.Seguimos siendo las mismas personas, pensando igual, algo mayores, pero nuestra mutación empieza a ser un hecho global, aunque no seamos conscientes de ella.

Esta idea me ha ido pasando por la cabeza últimamente y me he comprometido a compartirla en foros de distinta índole. La mujer y el hombre serán distintos cuando todo vuelva a la normalidad. El ciclo del engordamiento, la displicencia, el despilfarro  ha dado paso a un ciclo de contención, mesura, cautela... El Homo Austerus es ahora el que puebla la mayoria de rincones del planeta. Alguien que sabe que en cualquier momento, en los próximos años, todo puede volver a repetirse.

Es por este motivo que en las escuelas, institutos, universidades, hay que empezar a hacer una didáctica intensa de lo que pasa y de lo que pasará después. Puede que suene paternalista, incluso algo apocalíptico, pero hay que expulsar  de nuestros medios de comunicación, de nuestros modelos sociales a reyes del dinero fácil y rápido, a productos artificiales de liderazgo sin discurso y a populistas que prometen ‘duros a cuatro pesetas’.

Hay  gente que se lo quiere “currar” y se merece un empujón. Esos 500 jóvenes emprendedores en ESADE, ilusionados como niños en la noche de Reyes, antes de poder explicar a un alto ejecutivo de  alguna de las grandes empresas del pais su proyecto.  O esos seniors  que con cinco o seis  décadas a sus espaldas, han decidido regresar a la acción y te cuentan que van a montar alguna cosa, entre tres o cuatro, aunar sinergias, utilizar la experiencia y que en lugar de lastre sea  bagaje.

La política, los políticos sólo tienen que escuchar y actuar para dar una respuesta adecuada.