Don Pedro Ximénez de Toro Albalá

Don Pedro Ximénez de Toro Albalá
Por M. Isabel Parquer 

 En Barcelona, como en cualquier sitio, hay bares y bares. En uno de los mejores se puede encontrar un buen producto y un buen ambiente, servido por personas que realmente entienden. No se trata de hacer publicidad, claro que no, así que si queréis saber cuál es, escribidnos y os facilitaremos los datos. 
 
Lo importante es que hay que dejarse aconsejar por su dueño a la hora de tomar vinos. Él es de los que entiende. Y siempre acierta. 
 
La última vez fue un Don P.X. de Toro Albalá, un vino dulce de la variedad Pedro Ximénez, de la Denominación de Origen Montilla Moriles. De color ámbar, con ribetes yodados y brillantes y de capa media, se dejaba seducir con aromas de frutos secos, dátiles maduros, membrillo, frutos secos y ciruelas y naranjas confitadas. 
 
Y en la boca era untuoso y sedoso, con un buen equilibrio entre el azúcar y la acidez. Goloso y glicérico, al final tenía el sabor del membrillo y los frutos secos, con un sutil toque amargo que incitaba a beber otro trago. 
 
Nada mejor que acompañarlo con queso azul para hacer un maridaje extraordinario.