Medios en crisis

Medios en crisis
Por Eduardo Berraondo

Si uno se sienta ante el televisor cualquier noche de estas, ante cualquiera de las cadenas que recibimos en casa, y lo hacemos  en esa franja que en televisión llamamos prime time-horario estelar, vamos a constatar lo que parece una paradoja. Me explico. Llevamos días, semanas, oyendo los lamentos de los operadores de televisión por la bajada sustancial de ingresos publicitarios. Tele5 o Antena3 han reducido drásticamente sus beneficios y se preparan para un 2009 aún peor. Pero lo que el espectador ve entre las 9.30 p.m. y las 12 p.m. es un sinfín de cortes publicitarios con un sinfín de spots.

No parece que haya menos anuncios en televisión... Pero, sí hay menos ingresos. Se han bajado tarifas o se han ofrecido más espacios de 20 segundos por el mismo precio. Da igual que Europa tire de las orejas a esas cadenas, porque sale más a cuenta pagar la multa correspondiente que dejar de facturar. A pesar de todo, las caídas en la facturación son de entre el 15 y 30 por ciento y cayendo.

Todo esto, camino del apagón analógico de abril de 2010 que digitalizará nuestro espectro televisivo y hará efectiva la llamada fractura de la audiencia. Canales temáticos, segundos, terceros y cuartos canales de los operadores actuales, cadenas públicas, cadenas locales, hasta completar esa cifra de 50 ofertas cada día. No es de extrañar, pues, que muchos auguren una grave crisis de los medios.

Hoy he puesto a la televisión como botón de muestra, pero la radio está igual o incluso peor, y ya no digamos la prensa escrita. Aquí los gratuitos han sido las primeras víctimas. Sólo queda la incógnita de las nuevas plataformas, es hacia ahí donde puede derivar el futuro ingreso publicitario. Pero  aún parece lejos...