A malos tiempos, buena cara

A malos tiempos, buena cara
Por Claudia Moreta

En tiempos de crisis se suelen reducir los gastos no básicos, pero si buscamos excepciones las encontramos. Y sin duda, para las mujeres, una excepción es la belleza.

Está demostrado que durante la crisis la belleza se vende mucho más. Si para las mujeres siempre es importante verse bien, en la actual coyuntura económica aún más, pues les hace subir la autoestima –ya se sabe que por estadística se consume más cuando la gente está deprimida o tiene problemas-. Y es que las mujeres siguen yendo a la peluquería, siguen yendo a la moda, siguen maquillándose, siguen haciéndose limpiezas de cutis, incluso siguen haciéndose masajes.

Aunque la economía no esté bien y todo o lo poco que se gana trabajando se destine a los gastos capitales, las mujeres siempre guardan algo para verse bien. Además, ahora más que nunca hay infinidad de ofertas en belleza y miles de tiendas de moda low cost, además del fenómeno de los outlets

Los puntos de venta que más beneficiados están saliendo de la actual crisis económica son los outlets y los portales on-line de productos de primeras marcas. La razón es simple, ahora hay más oferta porque las marcas tienen mucho stock y se debe vender de alguna manera. Y es en este tipo de lugares donde las mujeres pueden consumir a precios razonables y seguir invirtiendo en moda y belleza. Todo, para verse bien y apartarse, ni que sea a través de este modo, de las preocupaciones que la crisis les pueda ocasionar.

Así que, sí, consumiendo de manera razonable y aprovechando todas las ofertas del sector, parece que la belleza es una fiel aliada para las mujeres que sirve de escapatoria en tiempos de menos bonanza. Y es que ya se sabe… a malos tiempos, buena cara.